Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Roswell: New Mexico’ se adapta a 2019 con buenas intenciones

Y estos cambios, con respecto a la ‘Roswell’ de 1999, funcionan narrativamente

Jeanine Mason y Nathan Parsons en una escena del primer episodio. (Fuente. HBO España)

Esta crítica se ha escrito después de ver el primer episodio de ‘Roswell: New Mexico’ y no contiene spoilers.

Con Roswell: New Mexico, la CW añade a su catálogo otra serie de ciencia ficción que, unida a las de superhéroes y fantasía, ya conforman la mayoría de su oferta. Su fuerte son las series juveniles de género.

Esta nueva versión adapta, como la serie de 1999, las novelas Roswell High de Melinda Metz. Quienes vieron la adaptación anterior reconocerán aquí a los personajes y la premisa, con varios cambios. El primero es anecdótico, pero digno de ser mencionado por curioso. El Tabasco®, el condimento preferido de la serie original, y símbolo de los fans en las campañas para renovar la serie, aquí ha sido cambiado por… ¡quitaesmalte! La razón del cambio es que tienen los derechos de adaptación de los libros, no de la primera serie. El por qué quitaesmalte, y no otra cosa, es solo fruto de pensar en la opción más rara posible, como cuenta Carina Adly MacKensie, la creadora de Roswell: New Mexico.

Los otros cambios son fruto del tiempo en el que vivimos, del clima político de Estados Unidos y de la conciencia social que caracteriza a las series de la cadena en los últimos años. Roswell: New Mexico se posiciona contra las políticas de inmigración del gobierno de Trump desde la primera escena, y explora sus principales problemáticas a través del padre de Liz, un mexicano indocumentado.

Y hay más en este apartado, porque el nuevo grupo de protagonistas es muy diverso. Liz es, como decíamos, latina. También lo es el personaje del sheriff, que aquí es una mujer; y hay una relación homosexual que en la serie anterior no estaba presente. Además, los personajes son diez años mayores que los de la Roswell original.

Los nuevos Max, Isobel y Michael. (Fuente: HBO España)

Para quienes no conocen la premisa de la serie, estamos en Roswell, un pueblo que se convirtió en leyenda y en sitio turístico porque se supone que allí se estrelló una nave alienígena en 1947. En el primer episodio descubrimos que Max, Isobel y Michael son tres supervivientes de ese accidente interestelar, tres jóvenes con apariencia humana que han crecido entre los habitantes del pueblo ocultando su secreto. Casi 30 años después, su secreto se pone en peligro cuando Max decide salvar la vida de Liz después de que reciba un disparo. Esta es una historia de romance, tensiones personales, alianzas y, por supuesto, conspiraciones militares.

La serie empieza con Liz volviendo a Roswell después de diez años, y la razón por la que lo hace está ligada intrínsecamente al motivo por el que se fue. Es una trama compleja por todo lo que implica a nivel personal para la familia de Liz y el rechazo que reciben por parte del pueblo, pero también abre con ella uno de los primeros misterios que plantea la serie, como deja muy claro la frase final del episodio: “Ella nunca debe descubrirlo”.

Como primer episodio, sin llegar a sorprender, y siguiendo lo acostumbrado en series de este estilo, género y cadena, Roswell: New Mexico cumple al presentar su premisa, a los personajes y las relaciones entre ellos. Es un episodio de presentación correcto, que despertará el interés de quienes saben lo que van a ver, y que seguramente espantará a quien suela huir de este tipo de historias. Funciona para quien nunca haya visto Roswell, y también para los seguidores nostálgicos, pues todo les resultará familiar al tiempo que disfrutarán identificando todos los cambios. Lo único que seguro echarán de menos es una mayor presencia del personaje de Maria.

Las cartas ya están puestas sobre la mesa y las intenciones de la serie parecen buenas, solo queda darle tiempo para que evolucionen las tramas y la química entre los actores. Esta última parte empieza bien, sobre todo, a nivel de dirección de escena y de actores, pues consiguen transmitir la conexión que se establece en la actualidad entre Liz y Max. Las motivaciones y reacciones de los personajes son más adultas porque ya no son adolescentes, y eso ayuda mucho.

Los nuevos episodios de ‘Roswell: New Mexico’ se estrenan los miércoles en HBO España.

Cómo ‘Roswell’ fue una cantera de guionistas y actores inesperada
Aprovechamos la llegada de ‘Roswell: New Mexico’ para recordar algunas curiosidades de la serie original, que cumple 20…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir