Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Sense8’ se centra en los fans para cerrar su historia

La serie acaba con un episodio especial de dos horas y media

Los sensates casi al completo. (Fuente: Segolene Lagny/Netflix)

Sense8 ha sido siempre una de las series más inclasificables de la actualidad. La creación de las hermanas Wachowski y J. Michael Straczynski desafía todas las convenciones habituales de la televisión para seguir su propio camino ya desde su mismo rodaje, en el que todo el reparto y el equipo se van desplazando de ciudad en ciudad por medio mundo. Hay una mitología de fondo que se va desenredando, pero tampoco es tan importante.

¿Por qué? Porque en Sense8, lo que cuenta son sus personajes. Si media internet expresó con fuerza su disgusto cuando Netflix canceló la serie, al final de su segunda temporada, no fue porque desearan saber qué se traía entre manos realmente Whispers, sino porque se quedaban sin ver interactuar a los ocho sensates, o no sabrían qué iba a hacer Sun con su vida, o si Lito conseguía recuperar su carrera. Las mayores alegrías en la serie las da el grupo al completo de protagonistas, algo en lo que se centra su episodio especial de cierre.

No sólo esas ocho personas conectadas entre sí, sino que también sus amigos y parejas se ven arrastrados a la lucha final contra la empresa BPO y Whispers, una lucha para la que Lana Wachowski (artífice principal tanto de la segunda entrega como del final) intenta comprimir la trama de una temporada de diez episodios en dos horas y media de metraje.

Esto, paradójicamente, deja la sensación de que el capítulo especial es, a la vez, demasiado largo y que pasan demasiadas cosas para su duración. Empieza en el mismo punto donde terminó la segunda temporada, con los sensates buscando la manera de salvar a Wolfgang y, al mismo tiempo, de destruir a sus enemigos, lo que divide el final en dos partes.

La primera mitad se centra en Wolfgang; la segunda es el plan definitivo para acabar con BPO. Entre medias, los sensates continúan descubriendo más cosas sobre ellos y sobre su especie, ese ser humano mejorado, pero no son lo más interesante de esta tv movie. De hecho, al saber que es el final, se explican demasiadas cosas y las revelaciones pierden fuerza. Eso sí, ningún fan puede quejarse después de que Sense8 no le ha dado todas las respuestas.

El poder del fandom: las series salvadas de la cancelación por sus fans
Con motivo del anuncio del especial de ‘Sense8’, repasamos las campañas organizadas por los fans más famosasfueradeseries.com

Sin embargo, como decimos, el aspecto “mitológico”, la trama de la lucha contra la empresa que intenta controlar a los sensates, es lo menos logrado de la serie. Es un mundo enorme, desde luego, con grupos rivales, traiciones pasadas, personas que se encargan de velar, desde lejos, por la continuidad de los homo sensorium, experimentos que corrompen sus objetivos iniciales y, en general, la misma gran escala con la que las Wachowski crearon los universos de Matrix o hasta de El destino de Júpiter. No obstante, el verdadero triunfo son sus ocho protagonistas.

Nomi y Amanita centran parte del final. (Fuente: Bruno Calvo/Netflix)

Su contraataque de BPO es tan importante, que los ocho trabajan juntos físicamente por primera vez, lo que aumenta la diversión de verlos interactuar. No es fácil, a veces, darse cuenta de dónde está cada cuál (recordemos que los sensates pueden visitarse aunque estén separados por miles de kilómetros de distancia), pero la dinámica creada entre todos resulta muy entretenida y hasta adorable.

Y la integración en su círculo de los secundarios de sus tramas individuales aumenta todavía más esa diversión, especialmente la relación entre Dani, Hernando, Amanita y Bug, el hacker totalmente fumado que ayuda a Nomi. Una comedia con todos ellos compartiendo piso, y soportando las inseguridades de Lito, sería el spin-off más bienvenido de Sense8. Todos saben quiénes son, ya no hay más secretos, así que dejan pequeños momentos de conversaciones que hacen sonreír casi sin que nos demos cuenta.

Sigue habiendo peleas muy bien coreografiadas, set pieces que aúnan un toque ligero con acción de buen nivel (como una en concreto que transcurre en Nápoles, una de las nuevas ciudades que visita la serie) y, sobre todo, una química entre sus ocho protagonistas que es lo que realmente se va a echar de menos. Porque la estructura de la trama o su resolución no es el fuerte de Sense8, y no iba a serlo en su final.

Will, en plan héroe de acción. (Fuente: Segolene Lagny/Netflix)

El capítulo especial se cierra con la frase “para nuestros fans” y enseña algunos momentos de su rodaje durante sus títulos de crédito. No hacía falta que lo indicara para que quedara muy claro. Ese “el amor lo conquista todo” de Virgilio que Hernando cita en un momento del episodio final no sólo se traslada a los sensates, sino también a la relación de la serie con sus seguidores. Por eso da la opción de que puedan despedirse en condiciones de ellos, y por eso se cierra de la manera en que lo hace.

‘Sense8’ está disponible completa en Netflix.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir