Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Servant’ es perturbadora, el giro es que también sea divertida

Después del final del primer episodio de la nueva serie de Apple TV+ es imposible resistirse a ver el siguiente

(Fuente: Apple TV+)

Esta crítica se ha escrito después de ver los tres primeros episodios de ‘Servant’. No contiene spoilers.

Después de ver los tres episodios de Servant que ha estrenado Apple TV+ me surgen dos dudas: por qué no fue una de sus series bandera el día del lanzamiento y por qué ha decidido estrenar el resto de sus episodios semana a semana. La primera duda surge porque la propuesta de Tony Basgallop tiene, de lejos, mucha más personalidad y atractivo que algunas de las cuatro series del día del estreno mundial. La segunda, porque después de un arranque fabuloso, parece ser el tipo de historia que se puede ir desinflando por el camino, que corre el riesgo de ir perdiendo espectadores conforme avanza.

Como decíamos, el arranque de la serie, y por arranque me refiero a los dos primeros episodios, es muy prometedor (aquí os contamos cuál es la premisa). El primero de ellos está dirigido con pericia por M. Night Shyamalan, en cuyos detalles destacan los movimientos de cámara y los encuadres con primeros planos; como la primera vez que se sientan a la mesa, uno al lado del otro (y no frente a frente), los tres protagonistas de la historia, lo que los fuerza a que estén a punto de romper la cuarta pared.

El ambiente claustrofóbico del apartamento, dentro del cual transcurre toda la acción principal, acentúa la atmósfera misteriosa de una historia malsana de secretos y traumas no superados, cuyo detonante, por si alguien tiene dudas de qué es lo que se va a encontrar en esta serie, es la muerte de un bebé a las 13 semanas de nacido.

(Fuente: Apple TV+)

El primer giro, el que nos obliga a ver el segundo episodio inmediatamente, es potente y muy efectivo. La media hora siguiente también funciona como un reloj, a partir de ahí, y a pesar del potencial que tiene (o precisamente por eso) parece que nada va a llegar a superar ese momento, y esa es la sensación con la que nos quedamos al acabar el tercero, que es el último que tenemos disponible a día de hoy.

Pero la mayor sorpresa que me llevé no fue ese giro, ni comprobar que el punto de vista de la historia lo tenía Sean (Toby Kebbell) y no su mujer, Dorothy (una Laurie Ambrose que está estupenda en el papel), o Leanne (Nell Tiger Free), la niñera; lo más agradable fue descubrir que la serie tiene momentos de humor. Un humor muy oscuro que aligera el tono tétrico y sombrío de la historia, y que funciona realmente bien. Los fans de Hannibal, también podrán encontrar algo para llevar a su terreno, porque las escenas en la cocina (y son muchas) están muy bien rodadas, dan hambre, y también perturban (el momento anguila), aunque la materia prima no sea la misma de aquel psicópata tan bien vestido.

Reconozco que si solo hubieran estrenado hoy dos episodios, esta crítica sería mucho más efusiva, pero el bajón del tercero no juega a su favor, porque es demasiado pronto y ya se empieza a notar que están alargando de forma forzada el momento de revelar una información a la que siempre están haciendo referencia, y porque el misterio alrededor de la niñera va perdiendo misticismo y complejidad conforme los personajes indagan más en su pasado.

A pesar de todo esto, y aunque esté convencida de que en este caso habría sido beneficioso estrenar la temporada completa, Servant tiene (por ahora) suficiente atractivo y personalidad para mantenernos intrigados, y la ventaja de que sus episodios son de media hora. Dependerá de que seamos capaces de mantener la paciencia hasta que decidan darnos respuestas. O que sepamos aceptar que es posible que al final no las tengamos todas, porque la serie está renovada por una segunda temporada.

‘Servant’ está disponible en Apple TV+. Los nuevos episodios se estrenan los jueves.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir