Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Stath Lets Flats’ pone humor al crudo mercado inmobiliario

Jamie y Natasia Demetriou protagonizan esta comedia galardonada con el BAFTA

El personal de la inmobiliaria al completo (Fuente: Filmin)

Esta crítica se ha escrito tras ver los tres primeros episodios de ‘Stath Lets Flats’ y no contiene spoilers.

Buscar piso en una gran ciudad suele ser deprimente. Navegas por una cantidad sin fin de anuncios de zulos, búnkeres y mazmorras rebuscando una oferta que se adapte a tu exiguo presupuesto y que reduzca al mínimo los derechos fundamentales que estás dispuesto a renunciar para habitar susodicha cuadra. Los vendedores, conscientes de esta realidad, se apremian a maquillar sus inmuebles llenando las descripciones de adjetivos como “intimista”, “minimalista” o “vintage” cuando en realidad quieren decir “pequeño”, “cutre” y “viejo (MUY VIEJO)”. Pero, ¿qué pasa cuando al vendedor no se le da bien entrar a este juego? Esto es lo que nos plantea Stath Lets Flats, una hilarante comedia británica de la que Filmin ha estrenando en España sus dos temporadas emitidas hasta la fecha.

Stath Lets Flats nos presenta a Stath, un joven patoso y necio que está decidido a demostrarle a su padre, a punto de jubilarse, que es el candidato ideal para tomar el relevo al mando de la inmobiliaria familiar. ¿El problema? Stath es un desastre en el trato con el cliente y en su empresa hay gente mucho más capaz que él. Con la presión que eso supone, Stath intentará desesperadamente alquilar cualquier inmuebles, lo que le llevará a hacer el ridículo más de una vez. La encarnación que Jamie Demetriou, creador de la serie, realiza del joven inmobiliario de origen chipriota convierte a Stath Lets Flats en una divertidísima comedia situacional que sigue de cerca la estela de otras farsas basadas en el entorno laboral como la legendaria The Office.

A Stath le acompañan un par de secundarios magníficos que no hacen sino mejorar este menú. Natasia Demetriou, conocida por su papel Nadja en Lo que hacemos en las sombras, completa la familia interpretando a Sophie, una joven desabrida y pasmosa, hermana de Stath en la serie y de Jamie en la vida real. No trabaja y parece siempre ocupada estudiando cosas poco productivas, así que pasa mucho tiempo en la oficina con Al (Al Roberts), un introvertido chaval cuyo rol en la empresa no está claro, pero que agrada todo el mundo. Juntos acaban conformando un dúo que oscila entre lo cuqui y lo descacharrante cuando la serie decide explotar su vena cómica.

Los hermanos Demetriou son los protagonistas humorísticos de ‘Stath Lets Flats’ (Fuente: Filmin)

Stath Lets Flats es posiblemente una de las mejores comedias que podrás ver este año. Con la era de la extinción de las sitcoms a la que asistimos en la televisión americana, reconforta comprobar que existen propuestas que se vuelven sobre las situaciones más monótonas y banales para construir comedias divertidas. En Stath Lets Flats acudimos a una caricatura de la clase media de primera generación que ve a unos hijos muy alejados culturalmente de sus padres. Como en la vida real, los Demetriou encarnan a una familia griega cuyo legado se ha enraizado en el acento y el acervo lingüístico de unos protagonistas desubicados, mixtura que se ve trasladada a la realización de la serie cuando coge prestadas las notas de laúdes griegos para acompañar sus pasajes más cómicos.

Bajo toda esta visión multicultural subyace otro conflicto del que emana la comicidad: la confrontación de dos modelos de mercado muy distintos; la típica empresa familiar, que se ve tensionada por su propios valores domésticos, frente a un modelo hipermercantilista como el que sigue la inmobiliaria competidora, una empresa fashion con trabajadores con trajes ceñidos y perfectamente planchados, oficinas modernas y una moral dudosa. Curiosamente, a sus respectivas oficinas solo les separa una pared, así que esta rivalidad asegurará más de una risa recurrente a los espectadores.

Conjugando pasajes de humor narrativo con otros más sketchísticos, como cuando Stath se dispone a enseñar los pisos, la serie consigue de esta manera equilibrar y mantener una dieta balanceada entre estilos de comedia ligeramente distintos. Valga mencionar también que Stath Lets Flat se hizo con el BAFTA a Mejor Comedia en 2020, adelantando a otros nominados mundialmente conocidos como Fleabag o Derry Girls. Puestos a meternos en el mercado inmobiliario, qué mejor que con Stath y compañía.

‘Stath Lets Flats’ está disponible al completo en Filmin.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir