Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Steven Universe’ da un paso más para hacerse mayor

La cuarta temporada de la serie de animación se cierra con un cliffhanger

AD

Steven se enfrenta a Aguamarina en ‘I am my mom’ (Fuente: Cartoon Network)

Los repasos de lo que ocurre en una temporada de una serie de Cartoon Network no son sencillos de hacer. La emisión suele ser accidentada, con largos parones que, por ejemplo, han hecho que la cuarta entrega de Steven Universe, de 26 episodios, se haya extendido desde el pasado mes de agosto hasta hace unos días. Y la quinta debuta ya el próximo día 29.

Entre las StevenBombs (emisiones diarias de capítulos nuevos durante una semana) y las tandas de episodios semanales, al final hemos visto cómo la serie ha ido profundizando en su mitología y, sobre todo, ha ido acercando a Steven hacia el inevitable paso a hacerse mayor, a dejar atrás la infancia y aprender que el mundo es bastante más complicado de lo que parece.

La temporada ha tenido, por supuesto, sus capítulos más ligeros y sus tramas más escoradas hacia la comedia (como ese intento de Peridoto de asumir el legado de las Gemas de Cristal), pero también ha seguido explorando una de las revelaciones más importantes que Steven tuvo en la tercera temporada: que su madre no era perfecta.

A partir de aquí habrá spoilers de la cuarta temporada de ‘Steven Universe’.

Las Gemas de Cristal, en su camino hacia el Zoo de Humanos de los Diamantes (Fuente: Cartoon Network)

Desde que descubrió que había destruido al Diamante Rosa, Steven tiene problemas para conciliar esa imagen de una Rosa Cuarzo violenta y cruel con la que tiene a través de las cintas que ella y su padre grabaron para él antes de que naciera. ¿Cómo podían Greg y Perla estar enamorados de ella si era una mala persona? Así es como lo ve Steven, que aún tiene que aprender que el mundo es mucho más complejo, y se pinta en más matices de gris, de lo que él es capaz de entender.

Pero todavía está en ello, y la decepción que le supone darse cuenta de que su madre no era un ideal, sino una persona de carne y hueso (una Gema, en este caso), le lleva a tomar decisiones como la que cierra la temporada: marcharse al Planeta Madre con Aguamarina y Topacio como una extraña manera de purgar los “pecados” de Rosa Cuarzo. La culpa heredada, que dirían los filósofos.

Los Diamantes están buscando a la madre de Steven (sin saber que ya no existe) por su rebelión contra ellos, y conforme aprendemos más cosas de ellos, más comprendemos que las Gemas de Cristal decidieran refugiarse en la Tierra y luchar contra su régimen. Son fríos, despiadados, se mueven en un sistema de castas rígido que desprecia a cualquier gema que no encaje mínimamente en él y, por supuesto, consideran que cualquier ente que no sea una gema es inferior.

Por eso resulta muy revelador el vistazo al Zoo de Humanos que vemos a mitad de la temporada, y a la interacción entre el arrogante Diamante Amarillo y el Azul, triste y deprimido por la muerte del Diamante Rosa.

El Diamante Azul (Fuente: Cartoon Network)

El zoo nos enseña cómo los Diamantes tratan a las gemas por debajo de ellas en la escala social; en este caso, las amatistas nacidas en la Tierra, y utilizadas como “músculo”, como guardias de esas instalaciones, sin capacidad para nada más que obedecer órdenes. Ninguna gema del Planeta Madre es capaz de contemplar la idea de que exista algo que escape a su orden y control, y lo que les resulta extraño y diferente, es aplastado o tratado como una curiosidad sin mayor importancia, que es lo que ocurre con los humanos.

Steven está obsesionado con sufrir la penitencia por los “pecados” cometidos por su madre

Además del zoo, la aparición de Aguamarina (con su pinta de muñequita inglesa educada y adorable) buscando a los “humanos” que Steven nombró ante Peridoto cuando ésta estaba todavía intentando cumplir su misión (en lugar de viviendo su propia sitcom de compañeros de piso con Lapislázuli), es el otro gran paso adelante de la temporada de Steven Universe.

La postura totalmente alienígena de las gemas ante los humanos (Aguamarina piensa que “mi padre” es un nombre y, para ella, son como objetos que recolectar) va a presentar un interesante dilema para Steven. Se sacrifica para que los demás no tengan que ir al Planeta Madre como prisioneros de los Diamantes, ¿pero qué pasará cuando no pueda demostrar que es Rosa Cuarzo?

Porque no es ella. Parte de su madre está en él, por supuesto, pero también hay una parte muy significativa de su padre. Es la fusión definitiva. ¿Cómo reaccionarán los Diamantes ante eso? ¿Y cuándo se dará cuenta Steven de que nadie es perfecto?

‘Steven Universe’ es emitida en España por Boing.

Las notas de Fuera de Series:

En Fuera de Series puntuamos nuestros análisis en una triple escala de 1 a 5, inspirada en la que usa Little White Lies, en función de lo deseosos que estábamos de ver la serie (“Antes”), lo que nos ha parecido viéndola (“Durante”) y las ganas de ver más y de comentarla con más gente tras hacerlo (“Después”)

Antes: 4

Después de las revelaciones sobre Rosa Cuarzo que nos dejó la tercera temporada, y tras la asunción de Perla de que tenía que superar sus celos de Greg, había mucha expectación por ver qué camino tomaba la cuarta entrega.

Durante: 3

La intermitente emisión de Cartoon Network hace que sea difícil tener una idea de conjunto de la temporada, y también lleva a que destaquen más los episodios más flojos. Sin embargo, ha tenido tramos bastante notables, y la recuperación de los habitantes de Beach City ha sido muy bienvenida.

Después: 4

La temporada se acaba por todo lo alto, con ese sacrificio de Steven al entregarse a Aguamarina. ¿Qué le espera en el Planeta Madre? ¿Cómo va a conseguir salir de allí? ¿O se ha resignado a no volver nunca a la Tierra si eso significa que sus amigos podrán vivir en paz?

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir