Quantcast
Crítica: ‘Territorio Lovecraft’ da en el clavo con su racismo monstruoso - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Territorio Lovecraft’ da en el clavo con su racismo monstruoso

La serie de HBO es una peripecia que se entrega alegremente a la mezcla de géneros y la crítica social

Esa mansión no puede ocultar nada bueno. (Fuente: HBO España)

Esta crítica se ha escrito tras ver los cinco primeros capítulos de ‘Territorio Lovecraft’ y no contiene spoilers.

Estados Unidos no promulgó leyes que acababan con la segregación de sus ciudadanos por el color de su piel hasta 1964. Como deja bien claro el arranque de Territorio Lovecraft, hasta entonces, los negros se sentaban en los autobuses en los asientos habilitados para ellos al fondo, bebían de sus propias fuentes públicas y hasta tenían sus propias bibliotecas. Nada de mezclarse con los blancos y, por supuesto, que no se les ocurriera poner un pie en un barrio mayoritariamente caucásico porque era una sentencia de muerte.

La serie que HBO España estrena hoy, basada en un libro de Matt Ruff, transcurre a mediados de los 50, por lo que la segregación está plenamente implantada y sus protagonistas, afroamericanos de Chicago, han aprendido a vivir con el miedo a que una equivocación en el lugar menos indicado acarree consecuencias graves para ellos. Ni siquiera en las zonas con mayoría de población negra están a salvo, no del todo, porque la policía puede entrar con cualquier pretexto a hacerles la vida imposible.

Esa sensación de tensión constante y de injusticia es parte del motor de Territorio Lovecraft, que argumenta que sus personajes ya viven todos los días en una película de miedo. El racismo sistémico e institucional es el particular Freddy Krueger de Atticus, Leti y los demás, y Misha Green, showrunner de la serie, lo muestra justo tirando de las convenciones más clásicas del género. De hecho, si algo es Territorio Lovecraft es una ficción orgullosa de sus raíces en la serie B, el pulp, el terror de todo tipo, la ciencia ficción y la fantasía, géneros en los que unos marginados sociales como ellos encuentran refugio aunque nunca puedan verse reflejados en ellos.

Solo ya la escena inicial es una declaración de intenciones de los dos elementos con los que va a jugar toda la primera temporada, la discriminación racial y la afición de Tick por Una princesa de Marte, la primera aventura de John Carter, un oficial confederado, que escribió Edgar Rice Burroughs. Esos cinco minutos iniciales presentan sin ambigüedades la tesis de la serie, y el resto es una montaña rusa de sociedades secretas, profecías, fantasmas y monstruos de todo pelaje y la sensación de que cualquier cosa puede ocurrir.

(Fuente: HBO España)

Porque la manera en la que se funden los códigos tradicionales del terror con el racismo está muy lograda. En el género es muy habitual que se advierta a algún personaje que no se adentre en el bosque al anochecer, o que no entre en ese pueblo de apariencia idílica cuando cae el sol porque acechan todo tipo de peligros. En su viaje buscando al padre de Atticus, su tío George, Leti y él atraviesan localidades de puesta del sol, o lo que es lo mismo: si alguna persona negra paseaba por el pueblo durante la noche, los blancos del lugar tenían derecho a lincharla legalmente. Los linchamientos acababan siempre en ahorcamientos.

El primer episodio puede hacernos creer que sabemos qué tipo de serie vamos a ver. Nos presenta a los grandes villanos (y a esa Christina Braithwaite cuyo juego irá desvelándose poco a poco) y deja una escena final que te pone el corazón en la boca. Pero, en realidad, no sabemos lo que vamos a ver. En los siguientes capítulos hay una clásica historia de casas encantadas, una aventura en un museo que recuerda inevitablemente más a Los Goonies que a Indiana Jones y un episodio que revisita el mito del hombre lobo de una manera que no va a dejar indiferente a nadie (no lo veais comiendo. No digo más).

Y hace todo esto sin perder en ningún momento de vista que la verdadera maldad está en ese sistema que da la supremacía a los blancos por encima de todos los demás. Territorio Lovecraft hasta construye parte del misterio que Atticus debe resolver en las raíces históricas de dicho sistema, siempre ofreciendo un cóctel irresistible para cualquier fan del género. Teniendo en cuenta que Drácula es el libro favorito de uno de sus protagonistas y que Tick y Leti formaban parte de un club de ciencia ficción cuando eran niños, conoce bien los elementos que maneja.

(Fuente: HBO España)

Además, los aficionados encontrarán multitud de referencias y guiños en cada capítulo, y no solo a las criaturas ideadas por H.P. Lovecraft, de quien se reapropia su legado de horrores cósmicos alejados de la comprensión de la mente humana que envolvían las propias ideas racistas de su autor. Misha Green ha contado en varias entrevistas que han colado guiños a La guerra de los mundos, El resplandor, Poltergeist, Eyes Wide Shut, Pesadilla en Elm Street y Un hombre lobo americano en Londres (o En compañía de lobos).

Y no es una serie barata. Los millones de dólares que se hayan gastado en efectos especiales están todos en pantalla, y aunque no hayamos dicho nada de ellos hasta ahora, sus actores dan todos la talla a la hora de anclar en emociones reales todas las cosas bizarras y peligrosas que les ocurren. Jonathan Majors (Atticus) es un perfecto protagonista central, un veterano de guerra para el que los libros son su lugar de evasión de un mundo en el que no encuentra su sitio, mientras Jurnee Smollett roba limpiamente la serie como esa Leti que no está dispuesta a arredrarse ante nada ni nadie.

Territorio Lovecraft es una apuesta tan firme por el terror y el pulp como lo era True Blood en su momento (que también estaba comprometida al 100% con el mamarrachismo). Es explícita y no pide disculpas por mostrar, por ejemplo, a algunos de los fantasmas corpóreos más perturbadores, ni por pretender que el espectador piense un poco en medio de los sustos (que los hay). Sobre todo, porque esos sustos vienen de lo cotidiano.

‘Territorio Lovecraft’ está disponible todos los lunes en HBO España.

Esto debes saber de ‘Territorio Lovecraft’ antes de su estreno en HBO
El célebre escritor de terror era también un supremacista blanco, y esa dualidad está en la base de la seriefueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir