Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘The Affair’ elige el final feliz

La serie se despide con un episodio doble en el que finalmente confluyen presente y futuro

(Fuente: Showtime)

Esta crítica se ha escrito después de ver el final de ‘The Affair’. Contiene spoilers.

Nunca sabremos cómo habría sido el final de The Affair si Ruth Wilson y Joshua Jackson no se hubieran marchado en la cuarta temporada, pero me habría gustado verlo, porque la serie nunca fue la misma sin ellos.

Lo que nos queda de esos personajes es la trágica muerte de Alison y el descubrimiento de que Cole crió a su hija haciéndole creer que su madre la había abandonado, según cuenta Joanie en el último episodio. Después de esa revelación, podríamos pensar que el trauma de Joanie está más relacionado con el hecho de que su padre decidiera ocultarle todo lo que Alison había hecho por ella que con la teoría epigenética. Y ese no fue el Cole que vimos al final de la cuarta temporada.

Según ha dicho Sarah Treem en sus entrevistas de esta semana, Noah siempre había sido el personaje central de The Affair. Quienes pensaban así se habrán emocionado con su redención, para el resto, el final habrá resultado menos efectivo. La creadora de la serie me ha dejado claro que yo estaba viendo otra serie, así que es mi problema.

En esta hora y media final de la serie hay lecciones de vida sobre el amor, el perdón y la importancia de vivir el presente; metáforas existenciales sobre el cambio climático, mucho romanticismo y la intención de darle un final feliz a todos los personajes; al menos a los que quedan. Lo que no hay es el juego de perspectivas que nos permitía ver un mismo hecho desde diferentes puntos de vista, el recurso que nos cautivó desde el inicio de la serie. Y lo he echado de menos.

Aunque el episodio se divide en siete partes, no hay ningún contraste entre ellas. Las varias de Noah, Helen y Whitney del día de la boda no nos muestran diferencias en su percepción de la realidad o en los pequeños detalles con los que se obsesiona cada uno. En todas las versiones Noah es el héroe y lo único que cambia, básicamente, es la ropa y el maquillaje de Whitney, aunque no nos diga nada sobre ella ni sobre los demás. En la trama del futuro, Joanie y Noah van cada uno por su lado.

La idea principal de la serie, según verbaliza el propio Noah 30 años después, es que la gente puede cambiar. Es un mensaje loable y con eso sabemos que, afortunadamente, su familia no tuvo que sufrir sus niñerías el resto de sus vidas, pero no consigue en mí el efecto que debería. Quizá una temporada reducida, o una película, habría funcionado mejor como cierre: con Ben muerto en el futuro (o directamente sin Joanie adulta), sin Sasha (cuya trama ha resultado ser una pérdida de tiempo), y sin el escándalo #MeToo, porque para resolverlo con un flashmob, era mejor no introducirlo. Si ya estaba claro el destino, era preferible no tomar tantos desvíos.

Si no hubiesen introducido a Joanie, creo que la escena de los hermanos Solloway compartiendo la tarta en la puerta del motel habría sido un final perfecto. Momentos como el de Noah leyendo la novela de Stacey en la tumba de Helen, Joanie volviendo a casa gracias a la ayuda de Noah (cosa que no consiguió hacer con Alison) y el baile final en el acantilado resultan algo forzados, aunque puedan parecer poéticos. Este habría sido un buen final para una serie como This is Us, pero no para The Affair; esta historia pedía un final nostálgico que revelara que estábamos viendo el punto de vista de alguien que intentaba recrear la mejor versión del recuerdo de algo que no había ocurrido nunca.

No sé vosotros, pero ya que esto va de reconstruir narrativas personales, en mi versión, The Affair se acabó al final de la cuarta temporada.

‘The Affair’ está disponible en Movistar.

La temporada 5 de ‘The Affair’ la están salvando Whitney y Helen
La serie ha estado a la deriva en los episodios de esta última entrega, pero ellas elevan el producto cada vez que…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir