Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘The Americans’ 5×01 — La familia sigue unida

Siempre dispuesta a arriesgar y a sorprendernos, ‘Amber Waves’ es una muestra de la valentía de la serie en términos narrativos

[Este artículo contiene spoilers de ‘Amber Waves’, el episodio 5×01 de ‘The Americans’]

¿Dónde nos habíamos quedado?

Elizabeth y Philip tenían sobre la mesa la opción de volver a la madre patria. Mischa había decidido emprender un viaje a Estados Unidos para encontrar a su padre. Paige y Matthew empezaron una relación romántica, con todo lo que eso implica para los respectivos suegros, vecinos y enemigos políticos. Y en su delirio antes de morir, William dijo unas palabras que pueden parecer anodinas, pero que en algún momento le encajarán a Stan y saltaremos del sofá cuando ponga cara de estoy teniendo una epifanía. Una tarde cualquiera en la vida de los Jennings.

Dónde estamos ahora

Teniendo en cuenta los eventos que nos va marcando la serie, sabemos que han pasado unas 3–4 semanas, desde la Super Bowl de 1984 del final de la cuarta temporada, a los Juegos Olímpicos de Invierno que se mencionan en este episodio. Con todo lo que nos habían dejado sobre la mesa cuando se fueron el verano pasado, y haciendo gala de su saber hacer, The Americans decidió introducirnos directamente en la trama sin responder primero ninguno de esos interrogantes.

Las secuencias de inicio y cierre de este primer episodio de la quinta temporada de The Americans son una muestra de la valentía de la serie en términos narrativos; siempre dispuesta a arriesgar, a sorprendernos y a elevar nuestros niveles de tensión sin necesidad de elaborados planos, secuencias de acción, ni montajes con imágenes de pocos segundos.

No iba a ser una sorpresa descubrir que los Jennings no habían aceptado la oferta de Gabriel de volver a Rusia, así que la revelación nos llega al descubrir cuál es su nueva misión. Durante los primeros minutos del episodio conocemos a dos nuevos personajes en la cafetería de un instituto, Pasha y Tuan, dos chicos que no sabemos quiénes son, de dónde vienen, adónde van ni por qué los estamos siguiendo. Durante su conversación descubrimos que uno de ellos es ruso, así que intuimos que por ahí va el asunto. Para cuando acaba la secuencia, sabemos que Tuan es un joven agente, muy convencido por cierto, y que Elizabeth y Philip actúan como sus padres adoptivos en esta nueva misión; aunque no sepamos aún cuál es el objetivo, como ya nos tienen acostumbrados.

Los paralelismos entre Tuan y Paige, entre Elizabeth y Philip como padres ausentes, por trabajo real o ficticio, y entre los padres de Pasha y los Jennings no pasan inadvertidos. La familia y la naturaleza compleja de sus relaciones sigue siendo el centro emocional de la serie como lo ha sido desde el principio.

Tampoco pasa inadvertida la simbología de la secuencia de cierre: el enorme agujero que cavan ellos mismos, las personas que te ves obligado a dejar por el camino, qué tan fácil o cuán difícil puede ser la decisión de sacrificarlos y las consecuencias emocionales que llegarán después. (Aún no supero lo de Young Hee y sé que, en el fondo, Elizabeth tampoco. Es inevitable no pensar en ella en la escena entre Elizabeth y la madre de Tuan en la cocina).

La escena de las palas tiene doce minutos sin diálogo ni montaje paralelo de peligro para generar tensión. Nos muestra el esfuerzo que requiere cavar un agujero de esas dimensiones y vemos a los personajes trabajando en silencio, por turnos, descansando, picando un poco… todo esto sin que nadie nos haya explicado qué están haciendo y para qué. Cuando descubrimos que el objetivo era William, y antes de que terminemos de procesarlo, pasa lo de Hans, a manos de su propia reclutadora, de la forma más rápida, sin ceremonias, sin despedidas.

Frase del episodio

“After the war, my mother always said she wasn’t hungry.
 I knew, but I ate everything. She was so thin.”

-Elizabeth Jennings

Qué nos espera

Mucha tensión a fuego lento, emociones a flor de piel y goce narrativo, porque esto es The Americans. Tenemos varios frentes abiertos. Por un lado está Paige, con las consecuencias emocionales y psicológicas de lo vivido la pasada temporada, y la sombra permanente de qué papel jugará cuando llegue el momento. Oleg está en Rusia; nunca estuvo conforme con lo que ocurrió con Nina, así que no descartemos la posibilidad de que esté trabajando como agente doble para el FBI, para Stan, o por libre (aún no pierdo la esperanza de que volvamos a saber de Marta). Mischa está de camino a Estados Unidos para buscar a Philip; este es un hilo suelto que los ata con Rusia que puede complicar las cosas para los Jennings. Y Stan no está comiendo verduras, eso no puede traer nada bueno.

‘The Americans’ se emite los viernes a las 01.45 en FOX Life.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir