Quantcast
Crítica: ‘The Handmaid’s Tale’, la 2ª temporada vuelve aún más oscura - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘The Handmaid’s Tale’, la 2ª temporada vuelve aún más oscura

Comentamos, sin spoilers, los dos potentes episodios con los que regresa la serie el 26 de abril

Elisabeth Moss en una escena del primer episodio de la 2ª temporada de ‘The Handmaid’s Tale. (Fuente: HBO España)

El próximo jueves 26 de abril regresa The Handmaid’s Tale con su segunda temporada. Hemos visto los dos episodios que estarán disponibles en HBO España esa mañana, que muchos tendréis marcada en el calendario (pocas horas después de su estreno en Hulu), y en este artículo os contaremos, sin spoilers, con qué os vais encontrar al entrar de nuevo en Gilead.

El reto al que se enfrenta el equipo de la serie en esta nueva etapa es enorme. No sólo tienen la presión de demostrar que su éxito no fue producto de la casualidad, y mantener (o superar) el incuestionable nivel de la primera temporada, que la hizo merecedora de todos los grandes premios; ahora, tienen que desarrollar partes de un universo que sólo estaban perfiladas en El cuento de la criada y para las que ya no cuentan con la guía de la obra escrita por Margaret Atwood (aunque sí con su apoyo como consultora).

En ese sentido, no tenemos motivos para desconfiar; aunque la tarea impone respeto, durante la primera temporada, Bruce Miller y su equipo de guionistas demostraron en más de una ocasión su capacidad y habilidad para ir más allá de la experiencia contada en primera persona por Offred en el libro. Y esa experiencia encontró su último referente en la escena final del episodio 1×10, con June llena de incertidumbre sentada en la parte trasera de una furgoneta. Es lo último que los lectores supimos de su personaje en el libro y es a partir de ese momento cuando recuperamos la historia en la nueva temporada.

En qué se diferencia la serie ‘The Handmaid’s Tale’ del libro de Margaret Atwood
Comentamos los principales cambios en la adaptación sin spoilers para los futuros lectoresfueradeseries.com

El tono, el ritmo, el estilo visual y los niveles de producción se mantienen en el regreso de The Handmaid’s Tale. Reed Morano no dirigirá en esta entrega, pero la identidad visual que creó en los tres primeros episodios de la serie son respetados por todos los que han venido después. El encargado de los dos que hemos visto es Mike Barker, que ya dirigió el cuarto y el quinto el año pasado.

Desde la primera escena sabemos que estamos en Gilead y el sentimiento de opresión vuelve a apoderarse de nosotros. La serie sigue diseñando planos icónicos repletos de simbolismo y generando esa situación de angustia existencial cuando, en las escenas de flashbacks de los personajes, reconocemos su pasado como nuestro presente.

Ofglen será nuestra introducción a Las Colonias. (Fuente: HBO España)

Los flashbacks que veremos en estos dos primeros episodios cumplen dos funciones. Por un lado, siguen mostrándonos, como ya hicieron en alguna ocasión en la primera temporada, esa etapa de transición en la que las libertades empezaban a estar cuestionadas pero los ciudadanos no terminaban de percibirlas como una amenaza real, ya fuera por comodidad o por exceso de confianza.

Su otra función es mostrarnos, por contraste, cómo las experiencias de Gilead han transformado a sus mujeres. Sus reacciones, antes de que todo se fuera al traste, las presentan como personas con conciencia liberal, capaces de demostrar su inconformismo ante ciertas actitudes, pero sin hacer mucho ruido; estaban ancladas en la comodidad. Asumieron como garantizadas sus libertades y prefirieron ignorar las señales ignorando las consecuencias de su pasividad.

The Handmaid’s Tale empieza con fuerza y sin timidez esta segunda temporada. Lleva a sus personajes a zonas muy oscuras, ya no tanto en su posición de víctimas de la dictadura, que por supuesto no han dejado de serlo, sino enfrentándolas con sus propias contradicciones, y haciéndolas personajes extraordinariamente complejos a los ojos del espectador.

Las Colonias de Gilead. (Fuente: HBO España)

En este sentido, destaco dos escenas. La primera se desarrolla en un comedor con June como protagonista. Puede que no sea la escena más impactante a nivel de violencia emocional o física, pero sí lo es por todo lo que implica en cuanto a la idea de privilegio, algo a lo que volveremos cuando hagamos la crítica con spoilers. La segunda, se produce en Las Colonias (la zona de residuos tóxicos donde son enviadas las no-mujeres a trabajar como esclavas), que se introducen en esta temporada, con una resolución que me resultó totalmente inesperada y que pone a prueba nuestra brújula moral desde la comodidad del sofá.

The Handmaid’s Tale vuelve como se fue, decidida a hacernos reflexionar y a darnos de qué hablar. Sigue siendo una serie muy dura de ver por sus temas (e igualmente magnética por la belleza de la composición de sus planos), que no dejará de hacernos sentir incómodos, ni lo pretende. También mantiene intacta su capacidad de sorprendernos. A todos los niveles. ¿A que no os imagináis encontraros con una referencia a Friends en Gilead? Es el mejor recordatorio de que su universo podría ser nuestro futuro si, llegado el momento, no estamos atentos a las advertencias.

Todas las críticas de ‘The Handmaid’s Tale’

La segunda temporada de ‘The Handmaid’s Tale’ se estrena en HBO España el 26 de abril.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir