Quantcast
Crítica: ‘The Resident’ explota los lugares comunes de una serie más de hospitales - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘The Resident’ explota los lugares comunes de una serie más de hospitales

El drama médico, protagonizado por Matt Czuchry, llega a Fox Life

El elenco de ‘The Resident’. (Fuente: FOX)

The Resident es la última serie de médicos y hospitales, producida por FOX y protagonizada por Matt Czuchry (Las chicas Gilmore, The Good Wife), que encarna a un médico algo peculiar pero de mente brillante. No es la primera serie con un argumento semejante, qué caray, ni siquiera es la primera de esta temporada con una historia parecida. Quizás ahí reside el gran problema de su piloto. Tratando un tema que ya hemos visto muchas veces, se debe acompañar de unos caracteres marcados y que despierten curiosidad en sí mismos, o de algún signo distintivo que nos permita separarla de lo hasta ahora visto.

Matt Czuchry protagoniza la producción y está todo lo estupendo que se pueda estar, como casi siempre, en el papel de doctor Conrad Hawkins. Explota más que nunca ser alguien atractivo con ojos de buen tipo. Y ya, en el primer capítulo, le podemos contar los tatuajes que ilustran su torso en una tórrida escena con Nicolette Nevin (Emily VanCamp).

Matt Czuchry da vida al doctor Conrad Hawkins. (Fuente: Fox)

Pese a su aspecto desenfadado, se muestra como alguien cortante con su médico residente, el doctor Devon Pravesh (Manish Dayal), aunque en seguida vemos que detrás de esa impertinencia está alguien vocacional que solo quiere mostrar a su aprendiz la dureza del trabajo que ha aceptado. Y que es precisamente la que lleva a la inmensa satisfacción que puede suponer ejercer la medicina.

Como cabe esperar, deberá lidiar con su némesis, el doctor Randolph Bell (Bruce Greenwood), jefe de cirugía y una eminencia en su campo que no duda en anteponer el éxito ante la ética.

Y no hay mucho más. El resto del piloto está ocupado por un coro de personajes hasta ahora apenas dibujados, que nos recuerdan a lo que ya hemos visto múltiples veces antes, y que deberán resolver varios casos en cada episodio.

Bruce Greenwood da vida al jefe de cirugía, el doctor Randolph Bell. (Fuente: Fox)

Anatomía de Grey explota el drama personal entre su equipo médico; House jugaba a la labor deductiva de su protagonista, y a la singularidad de Gregory House; Scrubs apostaba por un humor desenfadado y The Good Doctor se ha decantado por narrar las dificultades de una persona con autismo para encajar correctamente en la maquinaria de un hospital.

Sin embargo The Resident no parece tener algo que permita describirla y diferenciarla de lo hasta ahora visto, casi todo lo que nos enseña es esperable y fácilmente predecible. Es cierto que a un producto tan coral debe dársele más margen que únicamente el piloto para determinar si consigue hacerse con una identidad propia, pero éste nos debe servir para convencernos en buena parte frente a todas las demás series que se nos muestra cada año.

La parte buena de usar un lugar común para desarrollar la trama es que desde el minuto uno se entra en el ambiente que nos quieren mostrar. Es muy fácil entender la importancia del cuerpo de enfermería, aunque no nos la expliquen, o la tensión de un médico en su primer día de residencia. Sin embargo en lugar de aprovechar esa trama conocida para encajar una urdimbre personal se acomoda en una posición que no necesita describir,

En ese sentido, aunque no aporte ninguna novedad al drama médico, es una serie correcta que quizás podrá satisfacer a los que como yo, se enganchen ante un turno de treinta horas e historias cruzadas entre vendajes.

‘The Resident’ se estrena el miércoles 21 de marzo, a las 23h, en Fox Life.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir