Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Trauma’, la intensidad del desconocimiento

El arranque de la serie original de NBC Universal sorprende y conquista a un público al que le guste lo oscuro y criminal

Adam Belmont en una imagen del primer episodio de ‘Trauma’ (Fuente: Calle 13)

Esta crítica se ha escrito tras ver los tres primeros episodios de ‘Trauma’ y no contiene spoilers.

Adam Belmont es un policía aparentemente exitoso. Guapo, competente, pero con algún embrollo con el mando. El clásico agente crápula del mundo de la ficción. La vuelta de tuerca llegará a Trauma cuando sufra un incidente por el que pierda la memoria y comencemos a descubrir con él una doble vida que no tiene nada buena pinta.

La serie, protagonizada por Guillaume Labbé, juega con una premisa en la que el entorno policial es casi un acompañamiento al personaje encerrado en una situación de la que no puede hablar. Lo que Adam va viendo de él le deja en una posición que no le permite recurrir a nadie y que nos va mostrando retazos de sus secretos y problemas. Además de una relación conflictiva con su hijo y una amante con la que nadie sabe exactamente qué tienen, irá viendo que sus pecados no se limitan a no acatar alguna orden, como dice su ficha.

El arranque apunta bastante bien. La historia está bañada de una oscuridad que le favorece, y deja un primer episodio con alguna escena lenta, pero curioso. Es cuando vamos más allá que la intensidad puede pesar. El personaje protagonista no deja de ser una persona desorientada y torturada por la situación en la que se encuentra, y es normal que acarree cierta dosis de drama pero, quizás, la histeria con la que se cuente sea excesiva, dando situaciones de nerviosismo que se convierten en poco creíbles.

Si bien igual el error era mío, por esperar algo más noir y policial, el peso de lo torturado de su protagonista en la historia es grande, lo que hizo que me cansara rápido de ella. Sin embargo sus secretos son suficientemente truculentos para seguir tentada. A fin de cuentas son únicamente seis episodios. El relato es corto como para que sea suficiente con comprar la premisa para pasar un buen rato.

El arranque de Trauma sorprende y conquista a un público al que le guste lo oscuro y criminal, pero ese regusto en el que nos quedamos con más estratos de su protagonista en el que sufre, se ve acorralado y comparte su frustración puede atrapar a espectador que busque un fondo más allá del caso policíaco. Aunque la impresión es algo irregular y de demasiada espectacularidad, la brevedad de la temporada juega a su favor para darle una oportunidad.

La primera temporada de ‘Trauma’ está disponible al completo bajo demanda en todos los operadores donde se encuentra Calle 13.

Crítica: ‘Pagan Peak’ presenta un misterio malsano
COSMO estrena esta serie germano-austriaca sobre extraños asesinatos ritualesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir