Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Truth Be Told’ es, por ahora, una serie más

Aunque tiene un reparto de lujo, el nuevo estreno de Apple TV+ no consigue destacar de la media en sus primeros tres episodios

(Fuente: Apple TV+)

Esta crítica se ha escrito después de ver los primeros tres episodios de ‘Truth Be Told’. No contiene spoilers.

Nunca sabemos qué nos vamos a encontrar al empezar a ver una serie nueva de Apple TV+. Llegamos a ellas encandilados con la idea que nos vendieron en la presentación de la plataforma en abril: una alfombra roja de estrellas, pero lo que se está convirtiendo en habitual, y ha vuelto a ocurrir con Truth Be Told, es que la sensación que nos dejen sus primeros episodios sea de decepción.

Un elenco encabezado por Octavia Spencer, Aaron Paul, Lizzy Caplan, Ron Cephas Jones y Elizabeth Perkins tiene suficiente atractivo para convencer a cualquiera de ver una serie, pero en el caso de la serie creada por Nichelle D. Tramble, guionista de series como The Good Wife y Justified, no parece ser suficiente. Tampoco el género, un true crime que reúne todas las tendencias de la última década, incluida la del podcast Serial, en el que Kathleen Barber, la autora de la novela que se adapta, se inspiró para escribir Are You Sleeping.

Truth Be Told parece ser en sus primeros tres episodios varias series al mismo tiempo. Es una recreación de los true crimes, al estilo de Making a Murderer, en sus escenas de flashback; un psicothriller en la trama de las gemelas Burnham; un alegato sobre los conflictos raciales y de clase en la de parte de la familia de Poppy Parnell; y una denuncia sobre el sistema judicial y las prisiones en lo relacionado con Warren Cave. Todas esas series podrían ser interesantes, y también podrían convivir en el mismo universo, incluso enriquecerlo, pero ninguna consigue mostrar todo su potencial o escapar de los clichés de sus respectivos géneros.

(Fuente: Apple TV+)

Se percibe una disonancia entre escenas (también en el uso de la música), las cuales parece que siempre empiezan con alguien entrando a una habitación o encontrando a otro personaje en la puerta de una casa; diciendo lo que ha venido a decir para luego marcharse. Una estructura rígida y anodina que convierte la narración en algo meramente expositivo que da como resultado unos diálogos y situaciones artificiales.

En los primeros tres episodios se le da al espectador información constante, pero ninguna revelación que realmente sorprenda o parezca tener potencial para mantenernos pegados al sofá. Y eso es precisamente lo que funciona en un true crime, hasta en los de no ficción, que tienen en su centro a personas y no a personajes. Eso es lo que nos atrapó episodio a episodio en The Jinx, Making a Murderer o el podcast Serial. Y eso es lo que falta en Truth Be Told. Quizá uno de sus problemas sea precisamente ese: que sus personajes no parecen personas.

Todas las series tienen margen de mejora, que se lo digan a The Morning Show, que después de unas críticas tan terribles, y un arranque realmente dudoso, ha ido sorprendiendo semana a semana hasta dejarnos un episodio tan notable como Lonely at The Top, el octavo de la temporada. Puede que Truth Be Told también necesite algunos episodios más para demostrar qué es realmente lo que quiere contar y/o para sorprendernos en su forma de contarlo. Por ahora, es una serie más.

‘Truth Be Told’ está disponible en Apple TV+.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir