Quantcast
Crítica: ‘Vergüenza’ es más que humor incómodo - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Vergüenza’ es más que humor incómodo

La comedia de Movistar+ va más allá de los chistes embarazosos

Javier Gutiérrez es Jesús, protagonista masculino de ‘Vergüenza’. (Fuente: Movistar+)

Jesús (Javier Gutiérrez) nunca sabe cuándo dejar de hablar. Es como si tuviera un don, pero ese don es el de meter la pata constantemente, decir lo más inapropiado en el peor momento posible y, además, cavarse un agujero aún más hondo al intentar arreglarlo diciendo cosas todavía más inoportunas. Es un ejemplo de libro de lo que es la vergüenza ajena, pero él no se da cuenta. Jesús puede llegar a ser bastante patético, pero siempre va a creer que tiene razón, que todo lo que ocurre es sobre él. Es el personaje más adecuado para anclar una comedia como Vergüenza.

Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero, los creadores y directores de la serie, explotan a conciencia ese “don” de Jesús. Como ocurría con David Brent en The Office (la versión británica con Ricky Gervais), el concepto que Jesús tiene de sí mismo es diferente de la percepción de los demás, y en ese contraste es donde aparece la comedia. Es el mismo motor que impulsa The Comeback; crea situaciones divertidas, pero muy incómodas de ver.

Y Vergüenza es un poco como Jesús y tampoco se detiene antes de despeñarse. O, mejor dicho, la serie lleva el patetismo de sus protagonistas hasta las últimas consecuencias. Las humillaciones que sufre Jesús porque es incapaz de reconocer que ha entendido mal una situación pueden hacerse difíciles de ver, pero también van construyendo cierta evolución emocional de sus personajes.

Malena Alterio es Nuria, la mujer de Jesús. (Fuente: Movistar+)

Los diez capítulos de Vergüenza edifican esa evolución al hacer que todas las acciones de sus personajes tengan consecuencias, y que esas consecuencias se alarguen en el tiempo y fuercen un punto de ruptura. Más allá de un running gag con una ventana en un cuarto de baño, la mortificación de Nuria (Malena Alterio) ante todas las meteduras de pata de Jesús, sus propias equivocaciones y su deseo de cambiar son los impulsos de la trama.

La relación entre la pareja se articula alrededor de sus intentos de tener un hijo, pero se acaban exponiendo otros problemas entre ellos, muchos derivados de la incapacidad de Jesús de pensar en alguien que no sea él mismo.

De ‘Velvet Colección’ a ‘La peste’: éstas son todas las series de producción propia de Movistar+
El spin-off de ‘Velvet’ abrirá el fuego en septiembre; ‘La peste’ se va a enerofueradeseries.com

Porque, como decimos, el personaje de Javier Gutiérrez se tiene en muy alta estima. Excesiva. Es fotógrafo de bodas, pero se cree un gran artista. El choque entre expectativas y realidad va a ser muy duro. Y para los espectadores resulta, a veces, muy incómodo asistir a ese comportamiento de Jesús totalmente ajeno a lo que le rodea.

Jesús, a punto de meterse en una situación totalmente embarazosa. (Fuente: Movistar+)

Casi es mejor no contar demasiadas cosas de la evolución que lleva la serie en sus diez episodios, de unos 30 minutos cada uno, porque no siempre sigue el camino que podríamos pensar. Se beneficia de que Javier Gutiérrez y Malena Alterio no tienen miedo al ridículo y transmiten perfectamente la situación en la que están Jesús y Nuria, y aunque puede haber gags controvertidos, una vez que uno se acostumbra al tono de Vergüenza, también hay situaciones realmente divertidas (como la clase de inglés del quinto capítulo).

No es una comedia que busque llegar al público más amplio. Esa apuesta por el humor incómodo, por las situaciones embarazosas, por situar a su protagonista masculino en momentos humillantes que él mismo se ha buscado va a desconectar a buena parte de los espectadores. Pero si tenemos un poco de paciencia, Vergüenza tiene cosas interesantes que contar.

Las notas de Fuera de Series

En Fuera de Series puntuamos nuestros análisis en una triple escala de 1 a 5, en función de lo deseosos que estábamos de ver la serie (“Antes”), lo que nos ha parecido viéndola (“Durante”) y las ganas de ver más y de comentarla con más gente tras hacerlo (“Después”).

Antes: 2,5

El humor de vergüenza ajena no es, precisamente, mi favorito. Las series de Ricky Gervais, por ejemplo, me resultan muy difíciles de ver, así que no tenía demasiadas expectativas con ‘Vergüenza’.

Durante: 3

Las humillaciones a las que acaba sometido Jesús (por su propia culpa) pueden resultar muy incómodas, pero la evolución de Nuria, que genuinamente quiere cambiar, ofrece un pequeño rayo de esperanza.

Después: 3,5

El tono de ‘Vergüenza’ no es exactamente el que parecen prometer sus primeros episodios, y el modo en el que va desarrollándose su historia y van evolucionando sus personajes la hacen merecedora de que le demos una oportunidad. Aunque algunos chistes estén, realmente, demasiados pasados de rosca.

La primera temporada de ‘Vergüenza’ está ya disponible completa en el servicio de VOD de Movistar+.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir