Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Veronica Mars’ ha crecido en su temporada 4 sin perder pie

La serie regresa haciéndose mayor, como su protagonista, y con algunas decisiones controvertidas

AD

Kristen Bell, como Veronica Mars. (Fuente: TNT)

Esta crítica se ha escrito tras ver la temporada completa de ‘Veronica Mars’ y no contiene spoilers.

Hace mucho tiempo solíamos ser amigos. El verso de esa canción de The Dandy Warhols que, en diferentes encarnaciones, ha sido la sintonía de Veronica Mars representa bien el ánimo con el que sus fans de siempre se asoman a esta cuarta temporada que llega a TNT trece años después del final de la serie y cinco más tarde de aquella película financiada por los fans.

Es un verso que indica que ha pasado el tiempo y que la relación ya no puede ser la misma. Los universitarios, por ejemplo, que vieran la serie en 2004 ya tienen trabajos (con suerte), familias propias (probablemente) y llevan a la espalda una mochila con desengaños amorosos, pérdidas y momentos cruciales en sus vidas que los convierten en personas distintas de quienes eran cuando conocieron a Veronica por primera vez. Y la propia Veronica también ha cambiado. Lo justo. Poco, en realidad.

La cuarta temporada de Veronica Mars retoma sus raíces en el noir al presentar a su protagonista como alguien que tiró por la borda su oportunidad de salir de Neptune por una idea romántica del deber. Veronica siente que debe ayudar a su padre en su agencia de detectives, siente que tiene que hacer algo por esas gentes de Neptune que nunca podrán acercarse a lo que los ricos de la ciudad disfrutan. En parte, su comportamiento en la temporada recuerda a una detective privada literaria que también trabaja en California y que arrastra un pasado complicado a cuestas, Kinsey Millhone, protagonista de las novelas del “alfabeto del crimen” de Sue Grafton.

Veronica sigue siendo cáustica y divertida, sigue teniendo una estupenda relación con su padre y todavía alberga en su interior la rabia que la motivaba cuando era una adolescente. Su modo de ver el mundo es cínico y ni siquiera disfruta de verdad de su relación con Logan, que trabaja duramente todos los días para mantener esta versión de sí mismo más madura y mejor de quien era en el instituto.

Ya no está Backup. A cambio, tenemos a Pony. (Fuente: TNT)

Veronica es contratada para averiguar quién está poniendo bombas en los lugares más turísticos de Neptune en pleno spring break, las vacaciones primaverales en las universidades que los estudiantes aprovechan para irse de fiesta non stop en las playas de California o Florida. La ciudad obtiene casi todos sus ingresos anuales de ese mes de borracheras constantes, pero la clase alta de Neptune tiene otros planes, planes que implicar gentrificar el paseo marítimo para lucrarse con alquileres mucho más altos y nuevas construcciones.

El componente social de la diferencia de clases siempre fue uno de los motores de la serie original, así que es lógico que Rob Thomas lo emplee para estructurar la nueva temporada. Salpimenta todo con una colección de personajes variopintos que, en ocasiones, no funcionan todo lo bien que se pretendía (como dos sicarios de un cartel mexicano que hacen su propia “investigación”) y regresan algunos viejos conocidos que los fans sabrán apreciar, pero también es posible llegar de nuevas y entretenerse mucho con las peripecias de Veronica.

Porque es otro factor que se mantiene, que es muy entretenida. Siempre están pasando cosas y hay giros en la trama que impiden que desconectemos de lo que nos están contando, que no es otra cosa que cómo su protagonista central no es capaz de pasar página en su vida ni cuando externamente parece que lo ha hecho. Su sensación subyacente de que la gente siempre acaba decepcionándote puede ser muy útil como detective privado, pero es de lo menos beneficioso en su vida privada.

(Fuente: TNT)

Sus ocho capítulos cuentan un único caso, el de las bombas, con bastantes ramificaciones que se acaban resolviendo de una manera u otra, y para el final se reserva ciertas decisiones que causaron mucha controversia entre los fans, y que no vamos a comentar.

Quienes echaran de menos a Veronica Mars se reencontrarán con sus diálogos ingeniosos, sus referencias pop y con una serie que se ha adaptado al paso del tiempo sin perder su esencia. Los que se asomen por primera vez verán a un personaje femenino del que, quizás, encuentren ecos en otra serie de detectives privados estrenada este otoño, Stumptown. Al fin y al cabo, las dos tiran del arquetipo más clásico del investigador del noir, incluyendo su atracción por personas que no les convienen, su rapidez mental con las respuestas y cierta melancolía por eventos de su pasado que siempre van a ir con ellas.

La cuarta temporada de ‘Veronica Mars’ se estrena esta noche, a las 22:05 h., en TNT.

Qué es ‘Verónica Mars’ y por qué Twitter está emocionado con su vuelta
Te contamos qué tenía esta serie que lanzó a la fama a Kristen Bellfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir