Quantcast
Crítica: ‘Vis a vis’ 3x05 — ‘Alguien a quien le importes una mierda’ - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Vis a vis’ 3×05 — ‘Alguien a quien le importes una mierda’

Zulema continúa con su plan y conocemos algo más del funcionamiento de Cruz del Norte

Tere se ha llevado el protagonismo emocional del episodio. (Fuente: Fox España)

Muerto el perro, no se acaba la rabia. Al menos, no en el caso de Anabel. Los problemas de Sole no se arreglan después de que Altagracia la apuñale hasta la muerte, y Tere no la necesita viva para encontrar heroína que chutarse; sólo le hace falta toparse de repente con su pequeño alijo “literario”. Tere ha sido, desde el principio, uno de los personajes más queridos por los fans. Su fragilidad, la manera en la que todas las demás se preocupan por ella, sus constantes esfuerzos por desintoxicarse… Los espectadores han temido siempre que no abandonara la cárcel con vida y, esta vez, también ella misma lo sabe.

En un episodio en el que el plan de Zulema continúa desarrollándose poco a poco (asegurándose la lealtad y el silencio de Mercedes y ganando cierta ventaja con respecto a Akame), ha sido Tere la que se ha llevado buena parte del protagonismo emocional al asumir definitivamente que es una yonqui y que nunca va a dejar de serlo. Y su asunción puede trasladarse a varias de las otras presas.

Rizos, por ejemplo, siempre va a ser enamoradiza y va a encontrar a otra chica de la que colgarse, como le recuerda Saray. Ahora es la inspectora Rojas, que probablemente baje la guardia con ella porque sabe que le queda poco tiempo en este mundo. El enganche de Rizos es al subidón de encontrar a alguien especial, ya sea Saray, Maca o, ahora, Rojas.

Que Anabel “leyera” ‘La dama de las camelias’ ya tendría que haber sido una pista de que había gato encerrado. (Fuente: Fox España)

El de Zulema, por su parte, es a maquinar, a planear, a estar constantemente ideando maneras de derrocar a quienes controlan la cárcel, o de fugarse, o de vengarse de alguien. Sus tentáculos se extienden por todas partes. Consigue el silencio, más que la lealtad, de Mercedes con esa estratagema que involucra a su hija y va a conseguir también la colaboración de Altagracia en sus maniobras. Primero le dijo quién había matado a Unai, aunque fuera mentira, y luego le salva la vida. No está dejando ni un solo cabo suelto.

Es cuestión de tiempo de que las dos se den cuenta también de lo que está pasando de verdad en Cruz del Norte. Las chinas no pueden ser tan omnipotentes si no están apoyadas desde el lado de los guardias, y por apoyadas no nos referimos a que Altagracia les deje hacer lo que quieran porque, así, le controlan gratis a las presas. Nos referimos a que Akame y su banda pueden actuar tan libremente porque tienen a varios guardias en nómina. Frutos es uno de esos guardias. Está por ver si Unai era otro o si él estaba llevando a cabo sus propios negocios y éstos acabaron entrando en conflicto con los de Akame.

Realmente, lo que es la trama de esta temporada de Vis a vis no ha tenido demasiados avances relevantes, si descontamos el intento de asesinato de Altagracia, claro (desvelado con uno de los trucos favoritos de la serie, el de las “30 horas antes”). Donde ha estado el quid del capítulo es, precisamente, en lo que le da su título, en esos alguien que tienen a otras personas a las que les importan algo.

¿Qué va a hacer Altagracia en cuanto caiga en la cuenta de lo que está pasando realmente en la prisión? (Fuente: Fox España)

Sole siente que ya no tiene a nadie; está tan hundida, que le da igual que la acusen de matar a Anabel y la metan en aislamiento. Mentalmente, lleva allí encerrada mucho tiempo. Tere reconoce que es débil y que va a fallar a todas sus amigas porque su adicción a la heroína es mucho más fuerte que ella, es su identidad principal. Piensan que no hay nadie a quien le importen algo, pero no es cierto.

De hecho, son esas entrevistas a cámara donde se aprecia que sí se tienen unas a otras. Esta semana hablan de tatuajes, de que se utilizan como recordatorios de errores pasados o como una señal de que pertenecen a una comunidad, sea cual sea ésta. Las cicatrices quirúrgicas de Rojas también son tatuajes, al igual que las marcas de pinchazos de Tere. Aparte de que nunca es aburrido ver juntas a Berta Vázquez y Alba Flores, esas charlas entre Rizos y Saray ayudan a que Vis a vis no pierda la conexión con la humanidad de las presas, a que no sea todo planes de Zulema e intimidaciones de Akame.

Todas las críticas de la tercera temporada de ‘Vis a vis’

La tercera temporada de ‘Vis a vis’ se emite los lunes, a las 22:20, en Fox.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir