Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Vis a vis’ echa el cierre mimando a sus personajes

El último episodio se titula ‘La marea amarilla’ y también es un guiño hacia sus fans

(Fuente: FOX España)

La rueda de prensa de presentación de la cuarta temporada de Vis a vis tenía un sabor a final que no se le escapó a ninguno de los periodistas allí presentes. Gran parte de los asistentes se emocionaron mucho al hablar de lo que la serie había supuesto para ellos y el responsable de estas dos últimas temporadas, Iván Escobar, afirmó que él veía todos los capítulos como si fueran a ser los últimos que hacían.

Cuando FOX España confirmó que, efectivamente, iban a serlo, no podía pillar por sorpresa a quienes hubieran estado siguiendo la entrega. Incluso la trama de Zulema desprendía el aroma de que se aproximaba a un cierre, a un punto de ruptura que era el tema de la temporada pero que, al mismo tiempo, representaba el final de una etapa. Y los dos últimos capítulos de Vis a vis, en los que se recupera a la protagonista central del principio, Maca, confirman la sensación mucho más que los comunicados oficiales de la cadena.

Lo curioso es que el cliffhanger del séptimo, con el personaje de Maggie Civantos entrando pistola en mano en el comedor (y tras haber despertado de su coma en el mejor estilo de la Novia en Kill Bill), parece adelantar un final trepidante y lleno de acción, y no es el caso. Para despedir a las presas, Escobar y su equipo optan por centrarse en sus viajes personales, en mimarlas más que en acentuar el castigo que han vivido bajo la tiranía de Sandoval. De hecho, es la muerte inevitable de Sole lo que centra el capítulo, que lleva el muy representativo título de La marea amarilla.

María Isabel Díaz, como Sole. (Fuente: FOX España)

Es representativo porque es tan metarreferencial y autoconsciente como bastantes partes de su metraje. Desde la conversación entre Rizos y Maca cuando se reencuentran al discurso de Sole por megafonía agradeciendo a todas las chicas que hayan montado el motín más absurdo de la historia, Vis a vis quiere también rendir homenaje a sus fans, que la mantuvieron en el recuerdo en el año y medio que pasó entre su cancelación en Antena 3 y su rescate en FOX. Así se explica igualmente lo más flojo del capítulo, un epílogo a lo Harry Potter y las Reliquias de la Muerte que, al menos, deja un potencial spin-off de Maca y Zulema atracando joyerías que podría ser realmente divertido.

Hasta llegar a ese punto, no obstante, La marea amarilla funciona sorprendentemente bien. Reducir su escala a un nivel más personal es un acierto hasta en la manera en la que Zulema consigue su venganza de Sandoval, que ha aumentado tanto su crueldad y su villanía, que el único final posible para él era una muerte a lo Julio César (o a lo Jon Snow) a manos de todas las reclusas. Provoca tantas maldades (todo lo que ocurre con la hija de Zulema es lo más terrible que ha hecho nunca Vis a vis, y ha hecho cosas horribles), que era imposible que terminara de otra manera.

También se agradece que se le ofrezca una posibilidad de redención a Tere y que Saray protagonice el momento crucial del episodio, que es la eutanasia de Sole (más su genial interrupción del reencuentro Rizos-Maca). La imagen del grupo alrededor de su cama refleja perfectamente dónde ha estado siempre el fuerte de la serie.

(Fuente: FOX España)

Habría sido interesante ver cómo podría haber continuado una quinta temporada a partir de esa escena final del funeral vikingo en el patio, sobre todo porque la vuelta de Maca ha sabido a poco. Pero la grandeza de Vis a vis estaba en su conjunto de personajes, y la cuarta temporada los ha dejado respirar de nuevo. Esa conversación entre Antonia, Luna, Sole y Tere sobre vibradores es un gran ejemplo de que la gran sintonía entre sus personajes (y sus actrices) era la columna vertebral que permitía los giros de guión más alocados, que anclaba la historia en sus emociones y en sus miedos.

La cuarta entrega ha sido un cierre muy apropiado para la evolución que la serie había llevado en su emisión en FOX. Que Sandoval fuera el gran malo la ha adentrado por territorios aún más oscuros (y cínicos, pues acaba adoptando una postura contra la privatización de servicios de públicos que sí comparte con las últimas temporadas de Orange is the new black), explorando hasta las últimas consecuencias lo que podría romper a Zulema definitivamente. Los métodos brutales del nuevo director y de Altagracia en su fuga han dejado claro que Vis a vis no iba a dulcificarse porque su final estuviera cerca.

La conclusión de todo es que el último capítulo acaba siendo un buen cierre para sus personajes. Todos son llevados al extremo y consiguen encontrar, en su mayor parte, una luz que los guíe al otro lado del túnel. La cuarta temporada consigue recuperar el equilibro entre thriller sin mirar atrás y el desarrollo de personajes que se había perdido en la tercera y se permite un final emotivo que sus protagonistas se habían ganado.

‘Vis a vis’ está disponible completa en los servicios de VOD de las plataformas que ofrezcan FOX.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir