Quantcast
Crítica: ‘Vis a vis: El Oasis’ es la evolución vitaminada de la serie - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Vis a vis: El Oasis’ es la evolución vitaminada de la serie

Zulema y Maca se mantienen, pero a su alrededor las cosas han cambiado

(Fuente: Virginia Martín Chico/FOX)

Esta crítica se ha escrito tras ver el primer episodio de ‘Vis a vis: El Oasis’.

Vis a vis ha “digievolucionado”. Es la mejor definición posible del arranque de El Oasis, la quinta temporada de una serie que tendría que haber “muerto” ya en un par de ocasiones y que, como la propia Zulema, siempre se las arregla para volver. Esta vez, sus responsables aseguran que es de verdad la última, que este es el cierre definitivo para la historia que la villana y la protagonista central de la serie han escenificado desde su primer episodio. En aquel encuentro en Cruz del Sur comenzó una relación marcada por el interés, la animadversión, el respeto, la necesidad y la hostilidad entre dos mujeres que han intentado matarse varias veces y que, al final, acaban trabajando juntas al salir de la cárcel atracando joyerías.

Ahí es donde retomamos sus vidas, justo donde las dejaba el epílogo de la cuarta temporada, pero el viaje no va a ser como lo que hemos visto anteriormente. De hecho, su primer capítulo recuerda en muchas ocasiones a La casa de papel, la siguiente serie que puso en marcha uno de sus creadores originales, Alex Pina. Zulema y Maca tienen un plan para dar un último golpe, pero el plan sale mal, y lo que vemos es un salto entre el momento en el que todas llegan a El Oasis, el motel en Almería donde, teóricamente, deberían estar sanas y salvas, y cómo llevan a cabo ese robo.

Por supuesto, lo que importa no es cómo Flaca ha recibido ese disparo que puede costarle la vida, o por qué Zulema entierra el botín y una pistola en el desierto: interesa cómo han llegado a ese punto y, sobre todo, qué pretenden los tres tipos que Maca ve en la recepción. Y si su intención de abandonar su carrera de ladrona la va a llevar a un rumbo de colisión con Zulema.

(Fuente: Virginia Martín Chico/FOX)

Esos dos personajes conectan El Oasis con el resto de temporadas de Vis a vis, pero esta secuela tiene una identidad propia que también la aleja de ellas. Para empezar, la apuesta por el spaghetti western no solo estilística, sino también en sus códigos narrativos es muy clara: hasta ese hombre con alguna discapacidad intelectual que vemos en el motel podría haber sido sin problema alguno de los “tontos” del pueblo, salvando las distancias y como los llamaban entonces, que se pegaban siempre al pistolero protagonista.

Los policías de incógnito, la familia que se aloja en El Oasis sin saber dónde se meten, el anuncio de que se espera una excursión de niños… Todo está preparado para que la serie tenga su propia versión del tiroteo en OK Corral, o en El Álamo, que tonalmente está más cerca de la propuesta del guionista Iván Escobar y compañía. Si Zulema copia el viejo truco de la plancha de metal por debajo del poncho, no sería una sorpresa para nadie.

Los primeros episodios siempre son de presentación y éste, aunque fragmenta la narración y escamotea información para preservar las sorpresas, también lo es. Aparte de que sepamos quiénes son todos esos nuevos personajes que han entrado en la órbita de Maca y Zulema, la mayor presentación es la de ellas dos. Es importante qué veamos cómo es su relación ahora que trabajan juntas y si esa hostilidad ha dejado paso a, por lo menos, cierta tolerancia.

(Fuente: Virginia Martín Chico/FOX)

La sensación es de calma tensa. Son aliadas en un objetivo común, pero ese objetivo solo tiene fecha de caducidad para Maca. Y eso, aunque parezca que sí, no es del gusto de Zulema. Ya vimos cómo acabó su huida con Saray al final de la tercera temporada. No obstante, por ahora la Zahir está a la expectativa. Se nota que disfruta con la situación (su viaje en el coche con la familia parecía el preludio de una película de terror de psicópatas) y que tiene varios planes de contingencia por si alguno sale mal. Será curioso ver qué hace si todos salen mal.

De momento, Vis a vis: El Oasis sólo ha puesto las cartas sobre la mesa, pero están bocabajo y aún no les ha dado la vuelta a todas. Hay potencial en la relación entre Maca y Flaca y, por supuesto, en la que pueda liar Zulema en el motel. Los mexicanos, por ahora, son la parte menos interesante, si bien los hemos visto muy poco.

‘Vis a vis: El Oasis’ se emite todos los lunes, a las 22:00 h., en FOX.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir