Fuera de Series Fuera de Series

Diseccionando ‘Mira lo que has hecho’ (3×01 y 3×02): Trinchera y metaficción

Analizamos junto a Enric Pardo, coordinador de guion de la serie, el arranque de esta tercera temporada

Berto Romero y Eva Ugarte protagonizan ‘Mira lo que has hecho’. (Fuente: Movistar+)

1 de 3. Este artículo forma parte de una serie de tres, que publicaremos durante las tres semanas de emisión de la temporada tres de ‘Mira lo que has hecho’, charlando en ellos con cada uno de los tres guionistas de la serie.

La trinchera metafórica

La tercera temporada de Mira lo que has hecho comienza con una escena que parece más propia de Hermanos de Sangre que de una comedia costumbrista, una apuesta de esta última tanda de episodios de la serie que jugará en cada capítulo con algo diferente: “Los prólogos como ensoñaciones era una idea que teníamos de la primera temporada. Por ejemplo, hicimos la escena en la que Àlex Monner y Anna Castillo estaban en la cárcel, que estaba muy descontextualizada y parecía de género policial, y de repente veíamos que era el personaje de Lucas en el futuro y dice que todo es culpa de que su madre le destetó muy pronto. En la primera temporada empezamos a hacer ese tipo de prólogos en los que jugábamos con géneros”, recuerda Enric Pardo.

Pero la escena bélica es más que un capricho estilístico, pues sirve para asentar de forma metafórica el tema de la temporada: “Berto siempre había dicho en la sala de guionistas que lo que quería contar era la historia de cómo unos padres se van a poner en la primera línea de la trinchera. Y por eso cuando empezamos a escribir esta temporada surgió la idea de empezarla con una escena de guerra. Vemos a los abuelos caer poco a poco de esa primera línea de batalla y después vienen Berto y Sandra y su generación, que es la misma generación de los autores. A través de ellos vemos el miedo: cuando Berto mira hacia atrás ve que siguen los niños. Jugamos con los códigos del género para explicar de lo que trata temáticamente la serie, que es la madurez”.

Y un aviso para los fans de la serie, hay más información de lo que pueda parecer: “En esa escena, casi todo lo que va a suceder en la temporada ya está planteado. Como es un sueño, están todos los miedos de Berto” e, incluso, habrá que revisitarla cuando acabemos de ver la temporada: “Cobrará más sentido. Nos gusta hacer eso, introducir cosas que hasta que no hayas acabado de ver la serie no entiendas en su totalidad”.

Por qué hacer un salto temporal

Si la segunda temporada planteaba el nacimiento de los gemelos, en la tercera ya están crecidos. Nos perdemos las noches en vela intentando dormirles y la locura de cambiar pañales de tres críos, pero es una decisión para que la serie no se estanque, según explica Enric: “La apuesta más arriesgada era no encontrar fatiga de material. Ha habido mucho debate con Berto sobre si cerrábamos en esta tercera temporada y sobre si teníamos muchas más cosas que contar sobre la paternidad. Pensábamos que estábamos a punto de caer en repetir fórmulas, decir cosas que otros habían dicho o imitar formas de entrar que ya habíamos usado en otro capítulo. Y teníamos la sensación de que dar un salto temporal tan largo respecto a la segunda temporada nos daba esa capacidad de mantener el pulso respecto a lo que Berto le estaba pasando, ahora que sus hijos son más mayores, y explicar esa sensación en la que los niños ya no son objetos que tienes que mantener vivos”.

Echamos un vistazo en esta temporada, eso sí, a aquella situación de Berto y Sandra superados al tener tres hijos, pero de forma muy breve: “Podríamos haber estirado la vorágine de cuando los gemelos eran pequeños, porque Berto nos explicaba el caos que era y sabíamos que ahí podía haber comedia, pero tenía un recorrido muy exiguo y era redundante respecto a las temporadas anteriores. Por eso queríamos ir a un espacio nuevo, que era tener a los niños más mayores. Al mismo tiempo, nos parecía que era interesante ver a Jose, el hermano de Berto, convertido en padre primerizo, y ver cómo se enfrenta a la paternidad en contraste con Berto”.

(Fuente: Movistar+)

Berto y Sandra

Uno de los pilares de Mira lo que has hecho es la relación de Berto y Sandra, que será diferente en esta temporada, como plantean los dos episodios emitidos: “En la primera temporada son los dos juntos ante el desastre y en la segunda sí quisimos separarlos física y emocionalmente. En esta, la relación de pareja está más consolidada, pero tienen tramas que van por separado”.

Así, la serie logra darle más entidad al personaje de Eva Ugarte. “Al hecho de mudarse de casa y generar un hogar nuevo, añadimos los problemas que tiene Sandra respecto a su profesión, porque siempre ha sido una persona muy perfeccionista, que no se puede equivocar, y queríamos explorar un conflicto que tuviera que ver con esa identidad suya”, comenta Pardo, “La encontramos confundida y perdida en un camino que, además, Berto sabe que es equivocado, pero que ella necesita para discurrir sola e intentarlo por sí misma”.

Más tramas, pero unidas temáticamente

Si nos fijamos en estos dos primeros episodios de la temporada, podemos contar que se abren un buen número de tramas (la polémica de Berto, el negocio de Sandra, la enfermedad de la madre o ese apunte de thiller de la mafia rusa), que incluso podrían parecer muchas para una comedia de solo seis episodios. Al respecto, el guionista nos expone: “En la tercera temporada hemos buscado una horizontalidad jugada a varias bandas, que es algo que ya empezamos a trabajar en la segunda y aunque en la primera también había una trama continua jugábamos más la verticalidad porque estábamos buscando la serie”.

“No sé si hemos llegado a sublimar la serie, pero sí somos conscientes de que abrimos más melones y les damos recorrido. No obstante, todas las tramas tienen un mismo eje temático y están relacionadas entre sí: los límites del humor, el miedo a dejar de ser gracioso, que es un miedo profesional y está ligado con el miedo que tiene Sandra a equivocarse, etcétera. Son miedos de pareja e individuales, como también el miedo a que la madre enferme, o el miedo a ser el próximo en la trinchera”.

(Fuente: Movistar+)

Con los límites del humor hemos topado

Hablando de abrir melones, le preguntamos a Enric Pardo de dónde surge la idea de abordar el asunto de los límites del humor con la trama de presunto filonazismo de Berto y qué querían contar. “Hemos visto lo que ha ido ocurriendo en los últimos tiempos con cómicos a los que se censura o casos con cierta violencia verbal en Twitter hacia chistes fuera de contexto. Por un parte, nos parece interesante que haya un relato de revisitación y de reformulación de lo que es el humor. Es importante que todos los que nos dedicamos al humor y a contar historias seamos conscientes del privilegio que tenemos y veamos que hay un tipo de humor que antes era aceptado por la sociedad, tal vez por la incultura o la ignorancia de lo que es el discurso, y que debe ser revisado. Y ver que un chiste antiguo no solo nos pueda parecer estéticamente poco gracioso o de mal gusto, sino que además perpetuaban unos privilegios y opresiones”.

Tanto Enric como la propia serie abogan por huir de debates simplistas: “Ese diálogo honesto entre los que narramos y los analistas, los teóricos, las minorías o las personas que se puedan sentir ofendidas creo que debería ser un debate sano y sosegado en el que los humoristas entendamos las posiciones de todos y ellos entiendan que lo hacemos desde un contexto de ficción, humor y espectáculo. Cuando ese debate se produce, todos tomemos consciencia de que, por ejemplo, escribir chistes racistas es algo que está mal por una cuestión social, para no perpetuar estereotipos hacia una minoría. Y, entonces, no solo hay que parar de hacerlo, sino que dejar espacio para que ellos desarrollen su humor que pueda darle la vuelta, del mismo modo que Hannah Gadsby le dio la vuelta a ser homosexual y al heteropatriarcado siendo muy heavy y haciendo chistes que la empoderaban como humorista y narradora. Es un debate que debería ser muy serio y teórico, incluso dentro de la academia, y de mesas redondas, pero normalmente lo que encontrarmos es lo contrario: denuncias, leyes mordaza, gente que se ofende y te pone una querella, empresas muy nerviosas que retiran espacios de sus parrillas, anunciantes que se retiran, avalanchas de críticas faltonas en las redes sociales, etc. Es una histeria y una bola de nieve que no debería generarse. Todo esto, que así contado suena aburrido, a través de la ficción se explica de forma más amena”.

Aunque la trama de Berto, en esta autoficción que es la serie, no parte de una experiencia muy concreta, los guionistas de la serie sí se han basado en casos cercanos o propios. Enric pone el siguiente ejemplo: “Yo escribí en 2008 el guion de una película que se estrenó en 2015, de la que se hizo un corte en edición del que no tengo nada que ver. Cuando la vi dije, ‘hostia, es una película supermachista’. La otra parte, la femeninista, no estaba en el resultado final y me lo tuve que comer con patatas. Podría haber pasado con esa película que todo el mundo saltara a la yugular con toda la razón del mundo. No sucedió porque pasó sin pena ni gloria, pero son cosas que pueden pasar como ocurre en la serie, sobre todo si es algo que se saca de contexto”.

Y remarca: “En el humor, el contexto es muy importante. Yo puedo hacer una broma con mi hermana o mi madre sobre un tema delicado, pero tenemos unos códigos internos por los que saben que el discurso de ese chiste, por incorrecto que sea, es casi metalingüístico, estás generando una parodia de algo en lo que realmente no crees. Pero si eso lo pones en otro contexto, sin saber que esa persona tiene una ideología determinada, la ironía y la parodia se pierden y entonces se generan unas bolas que no se pueden parar”.

Y lo que queda…

Para ver el resto de la temporada debemos ser pacientes. Este jueves se publicarán los episodios 3 y 4, y una semana después los dos últimos. ¿Qué nos depara? “Los dos primeros capítulos son el planteamiento, y estamos muy orgulloso de estos dos, pero los cuatro que siguen van hacia arriba. Habrá muchas risas, hay un capítulo flashback que continúa la historia de cómo se conocieron Berto y Sandra, prometemos también mucha emoción y un buen cierre”, avanza el guionista, “Creemos sinceramente que cerramos muy bien la serie y que hacer eso con una serie emocional y humorística es un privilegio y un orgullo”.

Los dos primeros episodios de la temporada 3 de ‘Mira lo que has hecho’ están disponibles en Movistar+. Los siguientes se publicarán el jueves 25 de junio y el 2 de julio.

Berto habla por primera vez de los límites del humor en ‘Mira lo que has hecho’
La serie consagra su temporada final a este tema tan comentado, pero del que se han sacado tan pocas conclusionesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir