Fuera de Series Fuera de Series

El estreno de Apple TV+ tiene mala pinta: qué dice la crítica de sus series

Las primeras valoraciones sobre las producciones originales de la plataforma confirman los peores temores sobre su estrategia

‘The Morning Show’. (Fuente: Apple TV+)

Apple TV+ y Disney+ empezaron a hacer los primeros movimientos que derivaron en lo que hoy son sus respectivas plataformas de streaming en 2016, pero a partir de ahí han recorrido caminos muy distintos. Los resultados de sus respectivas estrategias estarán disponibles para el análisis en muy pocos días, porque el lanzamiento de ambas propuestas coincidirá en el tiempo, con menos de dos semanas de diferencia entre el estreno de una y otra.

Durante sus procesos de gestación, una y otra han creado campañas de expectación apoyadas en el anuncio de proyectos de los que acaparan titulares, sin embargo, y a pesar de los millonarios presupuestos de inversión, y el paseo interminable de rostros y nombres de los que Apple TV+ hizo gala en su presentación de abril de este año, para el momento clave, el de su estreno el próximo 1 de noviembre, la plataforma de la manzana llegará mustia.

Todo el halo de misterio con el que quisieron proteger los detalles específicos de su servicio de subscripción de contenido original -el mismo secretismo que siempre ha definido a las novedades de su línea de productos de consumo- solo era un mecanismo de distracción con el que escondían un catálogo paupérrimo, carente de identidad propia y que, además, según revelan las primeras críticas de los medios que ya han tenido acceso a los primeros episodios, apunta a ser totalmente irrelevante.

Qué dice la crítica de las series de Apple TV+

‘Para toda la humanidad’. (Fuente: Apple TV+)

Con The Morning Show, se hacen juegos de palabras con el título, como este que dice que “no es la mejor forma de despertarse y lo que quieres es retrasar la alarma del despertador”, y también que es una “serie poco pensada, políticamente confusa y muy decepcionante a la que no pueden salvar ni sus estrellas”.

En cuanto a See, los comentarios afirman que es “aburrida y confusa”, que “la dirección de actores es ridícula” y “los giros de trama son absurdos”. Dickinson parece tener problemas de tono, “no es drama, ni comedia, ni dramedia (…) podría ser una serie de The CW, hasta que no lo es (…) y no parece sincera”, otros dicen que el problema radica en que en sus primeros episodios tiene miedo de ser lo que quiere ser y se deja encorsetar por las referencias constantes a Emily Dickinson, pero también hay críticas mucho más positivas como esta o esta otra. Al menos, no parece ser de las que dan pereza solo imaginarnos darle al play a un episodio.

Para toda la humanidad deja la sensación de haber tenido mejor recepción, pero según algunos, tiene muchos personajes y no están desarrollados, carece de imaginación más allá de su premisa, y sus guiones subestiman la inteligencia del espectador porque es repetitiva y lo explica todo varias veces.

Buscaban series sin personalidad y han conseguido lo que querían

Desde que Wall Street Journal publicó aquel reportaje en el que se hizo público el criterio de elección de las producciones originales de Apple TV+ empezaron a surgir las dudas. Tim Cook quería un catálogo inofensivo y para toda la familia (sin sexo, violencia, ni tramas polémicas), uno que no tuviera potencial de generar ningún tipo de controversia, ni tampoco conversación; como una cadena generalista pero con millones de presupuesto para gastar: “una NBC muy cara”. La nada.

Si lo que querían eran series sin personalidad, de las que nadie hablara una vez estrenadas, parece que lo han conseguido. Quisieron apostar por propuestas inocuas para no correr riesgos, pero lo que está en juego ahora, además de la pérdida de dinero (que igual no les importa) es su reputación, porque a dos días del estreno de sus cuatro primeros títulos de ficción, lo que podemos leer en las primeras críticas le quita las ganas hasta a los más espectadores más ávidos de estrenos y a los completistas, a los que no compensará ni el bajo precio del servicio (que no es realmente bajo, porque en el primer mes en su catálogo habrá cinco series, literalmente).

‘Servant’ será la quinta serie de noviembre, se estrena el 29. (Fuente: Apple TV+)

Con este panorama, es inevitable preguntarse si el error ha sido que estos primeros títulos no son la mejor carta de presentación de Apple TV+, y que habría sido mejor apostar en el día de lanzamiento por propuestas un poco más originales, como Servant, o si simplemente lo que veremos el 1 de noviembre es lo que hay, porque todas las series que han producido se ajustan a ese criterio con el que buscan a toda costa evitar cualquier asomo de conflicto en la conversación social.

Si al final resulta ser lo último, el de Apple TV+ será recordado como un claro caso de “ten cuidado con lo que deseas”.

15 millones por capítulo: así se las gasta Apple TV+ con sus series
El gigante tecnológico desembarca el 1 de noviembre entre especulaciones sobre su futuro inmediatofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir