Fuera de Series Fuera de Series

En plena era del Peak TV, hacemos una defensa de los revisionados

Si abandonamos la presión de verlo todo, encontraremos un buen refugio y mucho que aprender en series que ya hemos visto

AD

En la TCA de invierno de 2018, John Landgraf, el director ejecutivo de FX, daba cifras del Peak TV: en 2017 se emitieron 487 series en Estados Unidos. El número de producciones de las cadenas generalistas, las de cable básico y las de cable premium se ha mantenido más o menos estable desde 2015, pero el de las plataformas de streaming ha vivido un incremento más que notable, según podemos comprobar en el gráfico siguiente.

Fuente: Variety.

En los últimos años no sólo ha cambiado el panorama audiovisual en lo referente al número de series, las nuevas formas de consumo también han cambiado el calendario. Antes estábamos acostumbrados a que el bloque de estrenos llegaba en la temporada de otoño, luego se amplió también a la midseason; ahora, no sólo tenemos estrenos importantes todos los meses, sino casi cada semana. Y no sólo eso, atrás quedó también la regla de ir al día siguiendo el ritmo de emisión semanal, ahora también tenemos que controlar las temporadas completas que se estrenan en las plataformas de streaming.

Amazon convertirá ‘El Señor de los Anillos’ en serie de televisión
La plataforma de streaming ha adquirido los derechos de la saga con el compromiso de producir varias temporadasfueradeseries.com

Con este vistazo rápido (y muy superficial) al panorama actual podemos hacernos una idea del volumen descomunal de series que hay a nuestra disposición. Hay muchas nuevas series; no todas son excelentes, ni siquiera son todas buenas, y muchas de las que sí lo son, se nos van a escapar sin que podamos evitarlo. Cuanto antes lo asumamos, mejor. Pretender verlo todo y querer seguir los ritmos de emisión es imposible; cada vez que creamos que nos estamos poniendo al día, se nos volverán a acumular episodios y temporadas enteras, vivimos amenazados por una avalancha televisiva constante.

Siempre habrá tiempo (o no) de recuperar los estrenos a los que no hemos llegado en su momento de plena actualidad; el no llegar es algo que nos ha pasado en toda nuestra vida seriéfila, hay muchísimas series de esas que aparecen en todas las listas que seguimos teniendo pendientes. Así que, en lugar de estresarnos por la presión de querer verlo todo para poder opinar, hoy nos vamos al lado opuesto de la ecuación y os proponemos invertir ese tiempo que podríais estar dedicando a una nueva serie en volver a ver algo que ya habéis visto.

Los placeres de revisionar las series

Os hablaré desde mi experiencia personal, he visto Buffy cazavampiros entera (me he saltado los episodios de la momia, el monstruo cibernético y el de la cerveza) cinco veces; las mismas que he visto Friends; y también varias temporadas de Mad Men (a partir de la cuarta temporada volví a ver todo lo emitido cada vez que estrenaban una nueva tanda de episodios). He revisionado The Wire, Los Soprano, Firefly, Deadwood, Parks and Recreation, Dawson crece (algunas temporadas varias veces), The Office, Seinfeld y Anatomía de Grey. Como veis, son muchísimas horas que seguramente podría haber dedicado a ponerme al día con otras cosas, pero no lo hice, lo disfruté muchísimo y aprendí varias cosas por el camino.

No sólo es bueno revisionar por la seguridad que ofrece saber que estamos apostando sobre seguro, que no nos van a decepcionar, o que no corremos el riesgo de una cancelación que nos deje sin resolución. Ni siquiera el factor nostalgia es lo más importante, estos son algunos de los placeres de revisionar series:

Cuando sabemos lo que pasa todo tiene otra lectura

El conocimiento que nos aporta saber todo lo que pasa hasta el último capítulo, ofrece una experiencia que debe ser similar a viajar al pasado o a la de un observador omnisciente. Os puedo asegurar que es profundamente placentero ver cómo se van tejiendo futuros conflictos, temas y relaciones entre personajes; volver a escuchar frases que en su momento nos pasaron desapercibidas cobrar un nuevo sentido o leer tan fácil como un texto el subtexto.

Nos proporciona herramientas de análisis

Como ya conocemos las tramas, podemos estar atentos a todo aquello que sólo asimilamos en un primer momento de forma inconsciente. Esto, casi sin que nos demos cuenta, nos hace entender cómo funcionan las mecánicas de los relatos, cómo se estructuran y cómo son narrados con la imagen, detalles que nos servirán para desarrollar nuestra capacidad de análisis cuando nos enfrentemos a nuevas historias.

Anula la relevancia del spoiler

Sí, a ninguno de nosotros nos gusta toparnos con una revelación no buscada, pero comprobareis que saber lo que pasa no arruina realmente la experiencia. No importa tanto saber adónde van las tramas, es mucho más importante ver cómo llegan hasta ahí. Os descubriréis riendo con las mismas bromas y llorando en los momentos en que os emocionasteis la primera vez, ahora quizá con más fuerza.

Es realmente una experiencia nueva

Aunque creamos saber todo lo que pasa, os sorprenderá comprobar que nuestros recuerdos son más cercanos a la ficción que a la realidad. Será una experiencia muy diferente a la primera, os encontraréis con cosas que habíais olvidado por completo, y con situaciones y conversaciones que recordabais de forma muy diferente.

Las series no cambian pero nosotros sí

Os fijaréis en detalles narrativos y temáticos de los que no fuisteis conscientes la primera vez porque, si hemos tenido suerte, después de unos años habremos aprendido cosas nuevas y crecido tanto intelectual como emocionalmente.

Imaginad volver a ver Perdidos ahora, seguro que disfrutaréis mucho reconociendo rostros que no aparecerán hasta episodios posteriores o identificando tramas y futuras relaciones entre personajes. O Juego de tronos, si sois fans de la serie, no se me ocurre mejor previa para la temporada final que descubrir referencias que están plantadas desde los primeros capítulos o frases que han sido repetidas por otros personajes.

La próxima vez que tengáis dudas de seguir viendo una serie que ya no os estimula como antes, o de empezar una nueva por el simple hecho de que es un estreno, probad volver a ver una serie que os ha gustado, la veréis con otros ojos y seguro que aprendéis algo nuevo.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir