Fuera de Series Fuera de Series

Historias de ‘Juego de tronos’: Valyria, el hogar de los dragones

Recordamos la ciudad de donde provenían los Targaryen y las espadas de acero valyrio

Tyrion y Jorah navegan por las ruinas de la antigua Valyria. (Fuente: HBO)

Una de las armas fundamentales en la lucha contra los Caminantes Blancos a disposición de los ejércitos de Jon y Daenerys son las espadas de acero valyrio. Quedan pocas en Poniente pero, como el propio Jon descubrió en Casa Austera, tienen la capacidad de matar a estos Otros helados y casi invencibles. Quizás puedan conseguirlo porque proceden del mismo lugar que los dragones, Valyria, una antigua ciudad en Essos que alcanzó tal poder, que su caída desde la cima debía de ser igualmente espectacular.

Juego de tronos no ha dedicado demasiado tiempo a hablar de esa ciudad. En los libros de George R.R. Martin sí que se menciona a menudo el gran poder de la Antigua Valyria, sobre todo cuando Daenerys recuerda historias sobre su familia, originaria de allí, y cuando está en su gira de conquista por la Bahía de los Esclavos. La ciudad quedó destruida en un gran cataclismo conocido como la Maldición de Valyria, pero quedan restos suyos en los sitios más dispares.

Por ejemplo, el valyrio sigue hablándose en Essos, en diferentes formas. El alto valyrio es la lengua materna de Daenerys, aunque le conviene que los amos esclavistas de Yunkai y Astapor no sepan que lo conoce para, después, aprovechar sus debilidades y poder derrotarlos. Valar Morghulis — Valar Dohaeris son expresiones en alto valyrio.

La ciudad natal de los dragones Targaryen

¿Cómo era Valyria en su momento de mayor esplendor? Consiguió dominar buena parte de Essos, incluyendo las Ciudades Libres y la isla de Rocadragón, ya en Poniente, gracias a la doma de los dragones que vivían en la cordillera de los Catorce Fuegos, unos volcanes que terminarían siendo su perdición. Su imperio se extendía desde Pentos hasta Meereen y duró unos 5.000 años. Era la civilización más poderosa que se había conocido.

También se cuenta que era una de las que se volvió más arrogante y más confiada en su poder. Sus habitantes practicaban magia de sangre y otros ritos que se consideraban antinaturales y contrarios a la voluntad de los dioses.

Los Targaryen formaban parte de las familias nobles de Valyria, aunque no figuraban entre las más poderosas. Sí mantenían algunos de los rasgos físicos propios de la región, como tener el cabello dorado o prácticamente blanco y los ojos de color violeta, y tenían sus propios dragones. También practicaban el incesto entre ellos, algo que no estaba mal visto.

Tyrion y Jorah, pasando por las ruinas de Valyria camino de Meereen. (Fuente: HBO)

Los Targaryen serían también los únicos supervivientes del cataclismo que la destruyó. La princesa Daenys profetizó la Maldición y toda su familia su trasladó a Rocadragón, que pasaría a ser su hogar en los siglos siguientes y desde donde Aegon I lanzó la conquista de Poniente. Valyria fue condenada por sus múltiples pecados contra los dioses y la erupción de la cadena de volcanes de donde había extraído parte de su poder terminó con ella.

En la época en la que transcurre Juego de tronos, la leyenda dice que las ruinas de la ciudad están malditas. Algunos viajeros se atreven a adentrarse en ellas buscando objetos mágicos y sólo encuentran enfermedades (como la psoriagrís de los Hombres de Piedra) y locura, o nunca regresan a casa.

Historias de ‘Juego de tronos’: Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark
La historia de amor prohibido que lo empezó todofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir