Fuera de Series Fuera de Series

‘La ciudad del miedo’ flirtea con las conexiones de Trump con la mafia

La serie documental sobre la mafia neoyorquina menciona al líder político y empresario, pero hay mucho más detrás

Donald Trump. (Fuente: Wikipedia)

“Lo que está pasando es extraordinario. Nunca he visto nada comparable con Nueva York. Desde el punto de vista inmobiliario es la mejor ciudad del mundo”, dice un joven Donald Trump, por entonces empresario de la construcción, en una grabación de archivo que se incluye en La ciudad del miedo: Nueva York contra la mafia. La aparición del ahora Presidente de los Estados Unidos en el tercer episodio de la serie documental de Netflix deja clara la conexión entre él y la mafia, aunque no se rasca lo suficiente.

Los años ochenta fueron testigos de un boom inmobiliario en Manhattan de lo más jugoso: los rascacielos que se levantaron entonces no solo creaban numerosos puestos de trabajo, sino que también movían millones de dólares para sus empresarios. Y claro, era un negocio que las cinco grandes familias de la mafia de la ciudad, unidas bajo el nombre de La Comisión, no querían dejar pasar. Tal y como se explica en el documental, toda obra que estuviese valorada en más de 2 millones de dólares debía pagarle un 2% de su presupuesto a la mafia.

Nadie se libraba de pasar por el aro, ni siquiera Trump que, en una grabación de la mafia, se habla de un negocio suyo por valor de 19 millones de dólares y el agente John Joyce deja claro que el Club del Cemento -la compañía que utilizaba el capo Ralph Scopo en estas operaciones- estaba metido en el ajo. En otra grabación que podemos escuchar en La ciudad del miedo, uno de los mafiosos deja ver sus técnicas de extorsión (“Escucha la voz de la experiencia: págales y podrás estar tranquilo) y, seguidamente, se subraya que si llevabas una empresa de construcción, tenías que lidiar con la mafia.

Aunque en la serie documental no se ahonde más (no sabemos si por miedo o porque simplemente prefiere centrarse en otras cosas), es evidente que Donald Trump tuvo contactos con estas familias de mafiosos puesto que por aquel momento estaba construyendo, entre otros proyectos, su famosa Trump Tower. Y lo cierto es que Trump nunca ha negado sus contactos con la mafia. En una entrevista con Howard Stern llegó a asegurar que se había reunido con mafiosos “en una ocasión” y que eran “gente muy agradable”. Tampoco se menciona en el documental que Roy Cohn, el abogado defensor de varios de los mafioso de la trama, era amigo personal y mentor de Trump.

Hay más: en la biografía del magnate escrita por Wayne Barret se apunta a que Trump tuvo encuentros en persona con el célebre Anthony Salerno, conocido como Fat Tony, y que en varias de sus operaciones inmobiliarias pagó precios “artificialmente altos” por el cemento. Por otro lado, el agente del FBI Myron Fuller investigó a finales de los años setenta una información que aseguraba que Trump había comprado el hotel Fontainebleau de Miami a petición de la mafia, figurando él como dueño, pero siendo el centro de operaciones de los mafiosos en esa ciudad, aunque no se llegaron a conclusiones sólidas.

Estos son algunos ejemplos documentados de las conexiones entre Trump y la mafia, pero hay muchas más de las que habló Newsweek el año pasado (en un artículo que vincula esta experiencia con algunas de sus decisiones presidenciales). Lo que sorprende es que, siendo un tema tan interesante y relevante, La ciudad del miedo prefiera no entrar hasta el fondo y mirar hacia otro lado.

Crítica: ‘La ciudad del miedo’ muestra sin algodones a la mafia neoyorquina
La serie despieza la estrategia utilizada para desmontar a las cinco familias gobernantesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir