Fuera de Series Fuera de Series

La comedia es la categoría reina de los Emmy 2019

‘Veep’ tiene una competencia muy dura para repetir el premio que ganó en 2017

Una imagen de la segunda temporada de ‘Fleabag’. (Fuente: BBC)

Durante varios años, las categorías de comedia en los Emmy eran una repetición de las mismas series y los mismos nominados, con poca renovación aunque se estrenaran títulos interesantes. Daba la sensación de que los votantes les dedicaban menos atención que a las de drama, donde solía haber pesos muy pesados compitiendo por llevarse las estatuillas. En comedia, sin embargo, parecía que sólo entraban las que provocaban carcajadas y poco más.

Este año, sin embargo, se ha producido algo curioso. Que muchas de las favoritas en drama hayan estrenado sus temporadas fuera del periodo de elegibilidad, para no tener que enfrentarse a la última temporada de Juego de tronos, ha provocado que, aunque haya nominaciones muy merecidas (como la de Pose), la categoría haya quedado algo deslucida por el excesivo favoritismo de la serie fantástica de HBO. Incluso con la controversia por su final, su dominio absoluto de las nominaciones (tiene 32 en total, un nuevo récord) y que se haya llevado el Emmy en las tres últimas galas en las que ha sido candidata apuntan a que David Benioff y D.B. Weiss subirán de nuevo al escenario al final de la ceremonia.

En comedia, la gran triunfadora de reciente de este apartado, Veep, ha vuelto tras un año de hiato forzoso y también con su temporada final. Y parecía que iba a reclamar sin problemas su corona de nuevo, por los Emmy 2019 se han fijado, por fin, en que la comedia ha vivido una renovación en formatos, temas y modos de narrar muy estimulante, y han decidido reconocerla con un grupo de nominados que van a presentar una batalla muy dura.

Del año pasado se mantienen Barry y The marvelous Mrs. Maisel, que fue la vencedora. También ha sido una de las grandes favoritas en otras entregas de premios como los Globos de Oro o los galardones del SAG, así que nunca hay que descartarla. Barry, por su parte, ha ganado más visibilidad con una segunda temporada que los críticos han adorado y hasta ha logrado aumentar las nominaciones para sus actores con un reconocimiento a una de sus grandes armas secretas, Anthony Corrigan como NoHo Hank.

Las dos presentan formas distintas de acercarse a la comedia. La de HBO esconde un drama muy intenso sobre un asesino a sueldo en una crisis existencial potencialmente muy peligrosa para él y para quienes lo rodean, mezclando elementos de thriller y de drama psicológico muy serio. La creación de Amy Sherman Palladino y Daniel Palladino es más clásica, especialmente tirando de referencias del Hollywood clásico en la velocidad de sus diálogos y sus heroínas, pero su protagonista es una de esas mujeres complicadas que a Amy Sherman Palladino se le da bien crear.

Una imagen de la segunda temporada de ‘Barry’. (Fuente: HBO)

Lo realmente curioso de las nominadas a mejor comedia no es que Muñeca rusa haya entrado con tanta fuerza, o que por fin se reconozca la originalidad y ambición temática de The Good Place, sino que los Emmy se hayan acordado de dos series que, hace unos años, ni habrían figurado en las listas de olvidos clamorosos como son Fleabag y Schitt’s Creek. Y no porque no merezcan ser candidatas, sino porque la manera en la que pueden verse no facilita que adquieran la visibilidad necesaria para llamar la atención de los votantes.

Pero cuentan con aspectos a su favor. Schitt’s Creek, por ejemplo, es una pequeña comedia canadiense que se ve en Pop TV, el canal de cable propiedad de CBS que acaba de rescatar Día a día. Su protagonista es una familia adinerada que lo pierde todo y sólo se queda con un pueblo que compraron por gastarle una broma a uno de sus hijos, y que se llama Schitt’s Creek. Ha logrado algo que no es habitual, como entrar por primera vez en los Emmy con su quinta temporada, pero es que el pedigrí de sus responsables es el de clásicos contemporáneos de la comedia norteamericana.

Catherine O’Hara y Eugene Levy, sus protagonistas, son habituales del cine de Christopher Guest, entre otros muchos trabajos, y para Levy, de hecho, la serie es casi una empresa familiar. Su hija Sarah interpreta a su hija y su hijo Dan es el creador. O’Hara es una de las actrices cómicas más admiradas por la nueva generación de humoristas estadounidenses, así que este reconocimiento en los Emmy ha sido de lo más celebrado.

La que puede dar la gran sorpresa arrasando en la categoría es, sin embargo, Fleabag. Es una serie de BBC Three que distribuye Amazon en Estados Unidos (también es coproductora) que, en circunstancias normales, se habría quedado en la comedia favorita de unos pocos guionistas y los críticos que la descubrieran por casualidad. Es lo que ocurrió con la primera temporada. Pero el perfil de su creadora y protagonista, Phoebe Waller-Bridge, se elevó enormemente tras el éxito de Killing Eve, que ella puso en pie, y la segunda entrega de su serie se convirtió en una de las más esperadas del año.

Durante unos meses, Waller-Bridge representó en Nueva York el monólogo teatral que fue la base de Fleabag, y la obsesión que generaron los nuevos episodios (y el cura interpretado por Andrew Scott) en el Reino Unido se trasladó después a Hollywood. De repente, era la comedia favorita de muchos de los actores que participaban en mesas redondas de posibles candidatos a los Emmy y toda una nueva legión de seguidores se subió al carro.

Fleabag tiene nominaciones en mejor comedia, actriz principal, secundarias (para Olivia Colman y Sian Clifford) y guión, y sería extraño que no materializara una, o varias de ellas, en estatuilla. Ha entrado en los Emmy con el ímpetu de un estreno, aunque no lo sea realmente, y con esos hay que tener siempre mucho cuidado. Sobre todo porque eso de que los premios reconocen siempre a las series que se terminan es una leyenda urbana.

La variedad y de calidad de las candidatas en comedia está a la altura de miniseries y tv movies, la otra categoría más potente de esta 71ª edición de los Emmy, y Veep no es la favorita destacada para arrasar con todo.

Ausencias y sorpresas en las nominaciones de los Emmy 2019
Repasamos quiénes se quedan fuera de los premios este año y quiénes no esperábamos ver optando al premiofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir