Fuera de Series Fuera de Series

La historia de: Daenerys y Jon, el Fuego y el Hielo de ‘Juego de tronos’

Repasamos la evolución de ambos personajes desde el principio de la serie hasta su penúltima temporada

AD

Daenerys y Jon, en su primer encuentro en Rocadragón. (Fuente: HBO)

Desde que George R.R. Martin empezó a publicar sus libros de Canción de Hielo y Fuego, los fans siempre han especulado sobre a qué se podía referir el título global de la saga y, más en concreto, si en realidad había dos personajes que representaban ambos elementos. Con el estreno de Juego de tronos y el paso de las temporadas, esas especulaciones han reducido los candidatos a dos: Jon Nieve, personificación del Hielo por formar parte de la casa Stark, aunque sea como bastardo, y por haber defendido el Muro como parte de la Guardia de la Noche; y Daenerys Targaryen, el Fuego porque tiene a su disposición a tres dragones (dos, realmente), como había sido tradición en su familia.

Ambos personajes han llevado caminos separados durante casi toda la serie, ya que Daenerys ha estado exiliada en Essos, reuniendo el ejército que le permita reclamar el Trono de Hierro, desde el principio. Sin embargo, en la última temporada encontraremos a los dos juntos, como aliados en la lucha contra los Caminantes Blancos y, quizás, también como algo más. Repasemos cómo han evolucionado desde aquel lejano primer capítulo.

Daenerys Targaryen, de exiliada a madre de dragones

Cuando conocimos a Daenerys al principio de Juego de tronos, se nos presentó como la hermana menor de Viserys Targaryen. Eran los dos únicos supervivientes de la familia tras la rebelión de Robert Baratheon que derrocó a su padre, el rey Aerys II “el Loco”, y que exterminó a todos sus parientes y los obligó a ellos a exiliarse en la ciudad de Pentos. Viserys estaba obsesionado con conseguir un ejército que le permitiera volver a Poniente para expulsar al Usurpador y devolver a los Targaryen al lugar que les corresponde, así que no dudó en vender a su hermana a Khal Drogo, poderoso jefe dothraki, a cambio de sus guerreros.

Viserys y Daenerys, en el primer capítulo de ‘Juego de tronos’. (Fuente: HBO)

Daenerys comienza su viaje como una joven asustada, que es violada en su noche de bodas por un hombre que no habla su idioma y que la considera de su propiedad. Y, además, su hermano la amenaza constantemente con actos de violencia si no se pliega a su voluntad. Poco a poco, no obstante, va encontrando la fortaleza para enfrentarse a Viserys y los recursos para conseguir que Drogo la vea como a una igual. Se gana la lealtad de la tribu dothraki de su marido de tal manera que, cuando éste muere, ella asume el puesto de khaleesi.

Ayuda también que se mete en la pira funeraria del khal y sale de ella indemne, y acompañada de tres pequeños dragones. Ése es el inicio de su viaje hasta convertirse en La que no Arde, la Liberadora de Cadenas y, claro, la Madre de Dragones. No abandona el sueño de su hermano, que en parte es también el suyo, y se dedica a viajar por la Bahía de los Esclavos reclutando aliados que ven cómo vence a los amos que dominan en sus ciudades, liberándolos de su tiranía.

Para cuando llega a Meereen, quienes la siguen lo hacen porque la han visto luchar por lo que cree justo y consideran que es una reina que merece que ellos sean sus súbditos. Esa ciudad, no obstante, presenta la mayor prueba que Daenerys debe superar antes de marcharse a Poniente. Los amos derrocados le reclaman reparaciones económicas y hasta fomentan a un grupo de milicianos, llamado los Hijos de la Arpía, que se dedican a atacar a sus soldados y a crear el caos en las calles. Allí la asaltan las dudas sobre si ella no será tan cruel, y estará tan loca, como su padre y sobre si está preparada para reinar, y no sólo para conquistar.

Jon Nieve, el bastardo que no lo era

Jon Nieve, como hermano de la Guardia de la Noche. (Fuente: HBO)

En la familia Stark, conocemos desde el principio a cinco hijos: Robb, Sansa, Bran, Arya y Rickon. Todos tienen como padre a Ned y como madre a Catelyn Stark. Pero en Invernalia hay otro joven, Jon, más o menos de la edad de Robb, que es un bastardo que Ned trajo de la guerra siendo sólo un bebé, y sin mencionar nunca quién era su madre. Catelyn despreciaba por ello a Jon, que llevaba el apellido reservado a los bastardos en el norte, Nieve, y que en cuanto pudo, se marchó al Muro al lado de su tío Benjen en la Guardia de la Noche.

Allí acabó teniendo asientos en primera fila para el resurgimiento de esa amenaza que va a centrar el final de Juego de tronos. Porque mientras su hermano Robb peleaba por vengar la ejecución de su padre a manos de Joffrey, Jon se aventuraba más allá del Muro para buscar a los exploradores de la Guardia que nunca habían regresado al Castillo Negro y se daba de bruces con esos no muertos controlados por los Caminantes Blancos, y también con unos Hermanos de la Noche más preocupados por salvar su pellejo que por defender de verdad el Muro y, por extensión, Poniente.

Todo su periplo allí, con estancia entre los salvajes y enamoramiento trágico de Ygritte incluidos, lo prepara para el gran desafío que tiene por delante. Jon demuestra que está preparado para asumir las consecuencias de ser un líder justo, aunque eso lleve a que sus propios compañeros lo traicionen y lo asesinen. Ha visto de primera mano lo que el Rey de la Noche puede hacer en la batalla de Casa Austera y es consciente de que, si Melissandre fue capaz de resucitarlo, es porque todavía tiene una labor que cumplir. Su propósito durante la séptima temporada fue convencer a los señores de Poniente, incluida Cersei, de que necesitan unirse para hacer frente a ese invierno que ya ha hecho acto de presencia.

Qué les espera en la temporada 8

Jon y Daenerys, en una imagen promocional de la temporada 8. (Fuente: HBO)

La séptima entrega de Juego de tronos terminó con Daenerys y Jon ya como aliados contra la amenaza de Rey de la Noche y, de paso, como amantes en el barco que los lleva hasta el norte. Los dos han acordado extraer el vidriagón situado bajo Rocadragón para forjar las armas que puedan derrotar a los Caminantes Blancos y Dany ha visto con sus propios ojos no sólo cómo se las gastan ellos, sino también cómo matan a uno de sus dragones, Viserion.

Ambos están decididos a luchar juntos por la supervivencia de la humanidad, pero hay dos aspectos que aún no conocen y que pueden representar un problema. El primero es la incógnita de cómo será acogida Daenerys en Invernalia, donde Sansa se ha encargado de gobernar la casa en ausencia de su hermano. Y el segundo es qué pasará cuando Bran y Sam les desvelen que, en realidad, son familia y que Jon es el hijo de Rhaegar Targaryen con Lyanna Stark y, por tanto, es el legítimo heredero al Trono de Hierro, y no su tía.

¿Será también alguno de los dos Azor Ahai, el príncipe prometido para pelear contra la Larga Noche?

La octava y última temporada de ‘Juego de tronos’ se estrena el 14 de abril en HBO España y Movistar+.

Teorías de ‘Juego de tronos’: Cersei, el valonqar y Maggy la Rana
Al comienzo de la quinta temporada de Juego de Tronos veíamos el único flashback que nos ha mostrado la serie en el que…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir