Fuera de Series Fuera de Series

La predicadora real detrás de ‘Perry Mason’ y ‘Penny Dreadful: City of Angels’

Las dos series tienen personajes inspirados en la Hermana Aimee Semple McPherson y su Iglesia Cuadrangular

La hermana Alice y la hermana Molly en ‘Perry Mason’ y ‘Penny Dreadful: City of Angels’. (Fuente: HBO/Showtime)

El fenómeno de los telepredicadores, de los fundadores de megaiglesias que se convierten en negocios gigantescos y multimillonarios, no es una invención moderna en Estados Unidos. Sí que ha funcionado siempre de una manera no demasiado diferente de lo que se enseña en Los Gemstone, pero las raíces del fenómeno hay que buscarlas en la popularización de la radio en las primeras décadas del siglo XX. Fue el medio de comunicación de masas que más fácilmente podía alcanzar a la mayor parte de la población y, por tanto, era también el hábitat habitual de los predicadores que habían empezado dando sermones en tiendas a las afueras de los pueblos de la América profunda.

Una de las ministras más populares en los años 30 fue la Hermana Aimee Semple McPherson, fundadora en Los Ángeles de la Iglesia Cuadrangular y una figura que, curiosamente, han rescatado del olvido dos series ambientadas en esa ciudad en diferentes momentos de esa década. El segundo episodio de Perry Mason nos presenta a la Hermana Alice, la cara visible y la voz de la Radiante Asamblea de Dios, una congregación popular, y populista, que ha logrado buena parte de sus seguidores gracias a su emisora de radio.

Por su parte, también en el segundo capítulo de Penny Dreadful: City of Angels conocemos a la Hermana Molly, otra evangelista mediática con gran tirón popular y que está deseando escapar de esa vida. Tanto Alice (Tatiana Maslany) como Molly (Kerry Bishé) están claramente inspiradas en Aimee McPherson y, probablemente, sea Perry Mason la que menos disfraza dicha inspiración. En ambos casos, las dos están involucradas de algún modo en la historia que se cuenta durante la temporada y hay también hombres que quieren controlarlas y evitar que se aparten de su labor en la iglesia y su mensaje.

Quién fue la Hermana Aimee McPherson

La predicadora real era una canadiense que fue haciéndose célebre en Estados Unidos en el circuito de tiendas de avivamiento, o lo que es lo mismo, reuniones en grandes tiendas situadas a las afueras de los pueblos en las que el pastor (generalmente, metodista o pentecostal) no solo daba sermones, sino que también realizaba actos de “curación” y de avivamiento de la fe, y aprovechaba también para hacer una colecta que le permitiera mantener en marcha su iglesia ambulante.

La Hermana Aimee empezó a evangelizar en la década de 1910, impulsada en parte por su primer marido, un misionero pentecostal irlandés. Realizó varias giras por el sur de Estados Unidos en las que su popularidad fue creciendo cada vez más, hasta que se instaló en Los Ángeles. En los años 20 construyó allí una megaiglesia llamada el Templo del Angelus, desde la que predicaba también a través de la radio y en la que se reunían miles de personas.

Aimee McPherson, cortando una tarta en la forma del Templo del Angelus en 1927. (Fuente: UCLA Library)

Durante los años 30 y 40 realizó diversas obras benéficas en la zona, pero también tiró de un discurso que, en su compromiso con la guerra que estaba librándose en Europa, acabó ignorando, por ejemplo, los campos de concentración en los que se encerró a ciudadanos estadounidenses de origen japonés y hasta llegó a enemistarse con la Iglesia Católica porque afirmaba que atentaba contra los principios fundacionales de Estados Unidos, país que sostenía que había nacido sustentado en valores divinos.

Igualmente, se vio envuelta en varios escándalos, siendo el más sonado el de su supuesto secuestro en una playa de California, en 1926, y su reaparición, casi un mes más tarde, en el desierto de Arizona, según ella por parte de una pareja que quería que salvara a su hijo enfermo. Llegó a haber una investigación judicial sobre el asunto, sin que se llegara a ninguna conclusión.

McPherson imbuía a sus sermones de gran teatralidad (algo que se aprecia con mucha claridad en la Hermana Alice de Perry Mason) y basaba el culto en la iglesia en su personalidad, lo que terminó causando serios problemas con su madre y, con la década de 1930 ya avanzada, más rumores de aventuras extramatrimoniales (la Hermana Aimee se casó tres veces). McPherson falleció en 1944, por una sobredosis accidental de barbitúricos durante una gira en Oakland.

La hermana Molly, en ‘Penny Dreadful: City of Angels’. (Fuente: Showtime)

Es bastante sencillo encontrar rastros de la persona real tanto en la Hermana Alice como en la Hermana Molly, especialmente en ser representantes de esa especie de “cristianidad carismática” en la que se basan los telepredicadores y los evangelistas más populistas. La teatralidad que se aprecia en el sermón en el que conocemos a Alice es un más que evidente guiño a la figura de Aimee McPherson.

‘Perry Mason’ está disponible todos los lunes en HBO España. ‘Penny Dreadful: City of Angels’ está disponible en Movistar+.

Lo que 2020 puede aprender de Los Ángeles en 1930
‘Perry Mason’ y ‘Penny Dreadful: City of Angels’ se fijan en esa década para comentar sobre nuestro tiempofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir