Quantcast
Las grandes tendencias de las nominaciones a los Emmy 2018 - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Las grandes tendencias de las nominaciones a los Emmy 2018

Del duelo entre ‘Juego de tronos’ y ‘Westworld’ al dominio de ‘Atlanta’ en comedia

De izquierda a derecha: ‘Killing Eve’, ‘Genius: Picasso’, ‘ACS: Versace’, ‘Juego de tronos’ y ‘Atlanta’.

La 70ª edición de los premios Emmy ya tiene nominados. De entre los centenares de series que se han presentado este año (ha habido más de 900 candidaturas presentadas en total, según reveló en la lectura de las nominaciones Hayma Washington, CEO de la Academia de Televisión), al final ha habido sólo un pequeño porcentaje que se ha visto incluido en la lista leída por Samira Wiley y Ryan Eggold.

En ese porcentaje han destacado los títulos que llevan copando la conversación alrededor de los premios en los últimos años: Juego de tronos, Westworld, The Crown, Silicon Valley, Black-ish… En comedia no está la amenaza de Veep para continuar ganando galardones de forma consecutiva, pero la esperada renovación no se ha producido en la medida que se esperaba. Sí, han entrado estrenos como GLOW o The marvelous Mrs. Masiel, pero casi todas las series que llevaban mencionándose como favoritas a los Emmy han logrado sus correspondientes nominaciones.

De todos modos, sí hay algunos aspectos bastante notables en las candidaturas. En drama, The Handmaid’s Tale sigue siendo el rival a batir, aunque lo que vaya a llevarse más atención mediática es el duelo entre las dos grandes producciones de género de HBO, Juego de tronos y Westworld. En comedia, el campo está más abierto a que The marvelous Mrs. Maisel repita su victoria de los Globos de Oro o que Atlanta haga valer su condición de fenómeno cultural en Estados Unidos.

Emmys 2018: y los nominados son…
Todas las nominaciones de la 70ª edición de los premios de la Academia de Televisión de EE UUfueradeseries.com

Luces y sombras de las nominaciones

Arriba, ‘Killing Eve’. Abajo, la última temporada de ‘Orphan Black’.

Una cadena a la que le ha ido razonablemente bien en estos Emmy 2018 es BBC America. Killing Eve era su gran apuesta y ha conseguido dos nomimaciones de lo más meritorio: una para Sandra Oh como actriz protagonista en drama, y otra para Phoebe Waller-Bridge en guión. Y, además, ha logrado que Tatiana Maslany regrese a la categoría por su trabajo en la última temporada de Orphan Black, emitida el pasado verano. Su suerte contrasta con la repetida incapacidad de Starz de que los Emmy la tomen alguna vez en serio.

Crítica: 5 momentos en los que ‘Killing Eve’ lo fue todo
Nos recreamos con las mejores escenas de la primera temporada de una de las series del añofueradeseries.com

En su segunda temporada, Outlander ni siquiera consiguió colarse entre las candidatas de mejor vestuario, y Counterpart parece haber pasado totalmente desapercibida para los votantes, más allá de categorías técnicas. J.K. Simmons se ha quedado fuera de actor protagonista en drama a favor de, por ejemplo, Jason Bateman por Ozark.

En la categoría de drama, esa posible pelea a tres entre una Juego de tronos que vuelve, tras haber dominado con mano de hierro los Emmy en 2015 y 2016, una Westworld que el año pasado se fue de vacío aunque era de las más nominadas y una The Handmaid’s Tale que cuenta a su favor con la relevancia social de su temática (más el Emmy de 2017) apunta a ser la narrativa principal de aquí al 17 de septiembre.

Westworld y The Handmaid’s Tale tienen más actores nominados (incluido un muy merecido reconocimiento para Yvonne Strahovski), pero Juego de tronos es de las favoritas en guión y dirección. La presencia de las tres eclipsa cualquier comentario sobre las posibilidades de The Crown, This is us o de la última temporada de The Americans de hacer algo de ruido (aunque ésta última tal vez tenga su mejor opción en el guión de su episodio final).

El dominio de ‘Atlanta’

En comedia, mientras tanto, destaca que, nueve temporadas después, los votantes ya han decidido que era el momento de dejar de nominar a Modern Family y se han volcado con Atlanta. Su protagonista y creador, Donald Glover, es candidato como actor, director, guionista, como artífice de la serie y hasta como invitado de comedia por su labor de presentación de un programa de Saturday Night Live. Junto a él, Brian Tyree Henry y Zazie Beetz figuran entre los secundarios de comedia, y raro sería que este dominio no se tradujera en premios. Glover ya ganó como actor y director el año pasado, además.

Las otras grandes sorpresas de la categoría han sido las candidaturas de Betty Gilpin, en secundaria por GLOW, y Ted Danson en protagonista por The Good Place. La primera, porque parecía que sería Alison Brie la que se colaría, y la segunda, porque los Emmy ningunearon a la serie en su primera temporada y parecía más probable que volviera a ser de las olvidadas junto a, por ejemplo, Día a día.

Pero ha entrado, aunque sea de una manera casi pírrica. También ha llamado la atención que el escándalo alrededor de Roseanne no ha afectado a Laurie Metcalfe, perenne candidata por todo lo que haga tanto en teatro, como en cine, como en televisión.

Las sorpresas

En el centenar largo de categorías que tienen los Emmy hay hueco para muchas cosas inesperadas, desde que los créditos de Star Trek: Discovery no hayan sido nominados a que Genius haya repetido entre las miniseries, tanto en la categoría principal como con Antonio Banderas por ser Pablo Picasso. La presencia española, por cierto, se completa con la muy merecida candidatura de Penélope Cruz como secundaria por American Crime Story: The assassination of Gianni Versace, que de nuevo ha exhibido el músculo de FX (y Ryan Murphy) en los apartados de series limitadas.

Penélope Cruz, como Donatella Versace. (Fuente: FX)

Músculo ha lucido igualmente Netflix, que ha superado a HBO como la plataforma/canal con más candidaturas (112 frente a 108), incluyendo una para Wild Wild Country como mejor serie documental. Y, probablemente, la mayor sorpresa la haya dado la retransmisión en directo del musical Jesucristo Superstar, en NBC, que ya recibió muy buenas críticas en su momento y que ha entrado entre las mejores miniseries y tv movies y entre los actores, con John Legend y Sara Bareilles. Y no nos olvidemos que David Lynch es candidato por la dirección de Twin Peaks y por su montaje de sonido, supervisado por él.

Los Emmy siempre se dejan fuera ficciones y personas que lo merecerían tanto, o más, que los nominados, y sus renovaciones de candidatos acaban siendo menos profundas de lo que nos gustaría. El 17 de septiembre comprobaremos si también hay nuevos ganadores, o suben al escenario los mismos de otros años.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir