Fuera de Series Fuera de Series

Los Emmy 2018 se entregan a la épica y a corregir olvidos anteriores

Los premios a Matthew Rhys y Claire Foy destacan en el dominio, de nuevo, de ‘Juego de tronos’ en drama

Matthew Rhys y Claire Foy, con sus Emmy por ‘The Americans’ y ‘The Crown’.

Ryan Murphy, Regina King y Juego de tronos tienen algo en común. Cada vez que los han nominado a los Emmy en los últimos cuatro años, se los han llevado a casa. American Crime Story es un imán para estos premios, del mismo modo que parece que Netflix ha dado por fin en el clavo a la hora de convencer a los académicos de que alguna de sus centenares de producciones anuales merece ser reconocida.

Podría tomar el testigo de HBO cuando Juego de tronos cuando se acabe y deje de acaparar el premio a mejor drama. Sus tres últimas temporadas han ganado siempre, lo mismo que Peter Dinklage (el único que se llevaba Emmys cuando era Breaking Bad quien le cerraba las puertas a más galardones a la serie). Y eso que continúa cimentando sus triunfos en las categorías técnicas, más que en la gala principal, donde sólo obtuvo, precisamente, el “premio gordo” y el de secundario de drama.

Emmy 2018: lista completa de los ganadores de la 70ª edición
Lista completa de los ganadores de la 70ª edición de los premios de la Academia de Artes y Ciencias de la Televisiónfueradeseries.com

En esas categorías a las que poca gente presta atención es donde Netflix está, poco a poco, afianzando su lugar en los Emmy. Sigue sin tener esa serie que, como The marvelous Mrs. Maisel ha hecho para Amazon, o The Handmaid’s Tale para Hulu el año pasado, irrumpa en drama o comedia y arrase con todo en su primer año, pero va sumando premios en documentales, en tv movies (que Black Mirror lleve dos Emmy consecutivos muestra las “trampas” que hay en todas las categorías) y en miniseries, donde su apuesta por Godless y Seven seconds ha terminado dando sus frutos.

Regina King tiene ya tiene tres Emmy: dos por ‘American Crime’ y uno por ‘Seven seconds’. (Fuente: JoJo Whilden/Netflix)

Los ha dado aprovechando que los Emmy tienen sus favoritos, como Regina King y Jeff Daniels. Los tres premios que ya acumula la primera (dos de ellos por American Crime) y la estatuilla por sorpresa que recibió el segundo por The Newsroom ejemplifican esa querencia que los votantes tienen por nominados que ya han ganado con anterioridad. Sí, es posible que se olviden completamente de ellos también, como The Handmaid’s Tale ha aprendido, pero era más fácil que Thandie Newton recibiera el premio de secundaria de drama en su segunda nominación a que lo hiciera Yvonne Strahovski en la primera.

Así son los Emmy. Mientras en drama han repartido su amor, en comedia y miniseries lo han concentrado todo en The marvelous Mrs. Maisel y American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace. Y aunque es falso ese mito de que siempre se acuerdan en su última temporada de series que ya habían premiado antes, este año sí han querido despedirse de candidatos a los que, hasta ahora, habían ignorado.

Es el caso de Claire Foy por The Crown y, sobre todo, The Americans. El drama de FX era de los olvidos más clamorosos de las nominaciones durante sus primeras temporadas, hasta que en la cuarta empezaron a entrar tanto Matthew Rhys y Keri Russell como la propia serie.

Que finalmente fuera reconocida en su última temporada recuerda a lo que ocurrió hace unos años con Friday Night Lights, eterna olvidada que, en su año final, acabó llevándose los premios a mejor guión y mejor actor protagonista de drama, los mismos que recibió The Americans. Ha sido una de las tendencias de esta gala, acordarse de que había candidatos que merecían galardón más allá de Juego de tronos.

Y en ese aspecto, se puede decir que los ganadores han sido bastante justos. No ha habido decisiones extrañas. Aunque el Emmy a mejor dirección de comedia no fuera para el que, probablemente, acabe en todas las listas de lo mejor de 2018 como EL capítulo, Teddy Perkins de Atlanta (recayó en Amy Sherman-Palladino por el piloto de Mrs. Maisel, lo que tampoco está mal), es notable que, en la categoría de reality show, RuPaul’s Drag Race aporte algo diferente sucediendo a dominadoras tan manidas ya como The Voice o The Amazing Race.

Lo que queda de cada gala de los Emmy acaban siendo más los ganadores. Muchos titulares se dedicarán a que HBO y Netflix han empatado en premios totales (23 para cada una), pero lo que resulta más interesante es ver dónde se producen esas victorias. E intentar adivinar cuáles pueden ser las ganadoras del año que viene. ¿Recuperará HBO el trono en miniseries en 2019 con Heridas abiertas? ¿Tendrá Netflix alguna novedad que, por fin, le permita ganar ese Emmy a mejor drama que se le resiste? ¿Se recuperará The Handmaid’s Tale de este “Mad Men en 2012”, de pasar de ser la gran triunfadora a no llevarse nada? ¿Podrá The marvelous Mrs. Maisel resistir el regreso de Veep?

Lo sabremos en septiembre del año que viene.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir