Quantcast
Matt y Ross Duffer, los nuevos niños bonitos de la tele - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Matt y Ross Duffer, los nuevos niños bonitos de la tele

Los creadores de ‘Stranger things’ son los guionistas de moda

Los hermanos Duffer dirigen un episodio de la segunda temporada de ‘Stranger things’. (Fuente: Jackson Lee Davis/Netflix)

Nadie pensaba que Stranger Things iba a ser un gran éxito. La propia Netflix la lanzó en el verano de 2016 con muy poca promoción, y avisando a sus creadores, Matt y Ross Duffer, de que tardaría un tiempo en encontrar su público, que el boca a boca suele ser un proceso lento. La primera temporada se convirtió en un fenómeno en internet en apenas semanas.

“Netflix tenía miedo de poner al monstruo en la publicidad. No querían alienar a la gente”, explicaba Ross Duffer a The Guardian para dar una idea de cómo el éxito de la serie los pilló a todos desprevenidos. El estreno de la segunda temporada, sin embargo, ha hecho que las tornas cambien de una manera muy significativa, y los Duffer están en el centro de atención de Hollywood.

¿Quiénes son los hermanos Duffer?

Pero cuando apareció en Netflix la primera temporada de Stranger Things, todo el mundo se preguntaba de dónde habían salido esos dos hermanos gemelos, con su barba y su aspecto de estudiantes de cine, que tenían muy poca experiencia en Hollywood y que se habían sacado de la manga el segundo mayor fenómeno de la televisión en aquel año, con permiso de Juego de Tronos. Y cómo podían marcarse esa oda al cine de género de los 80 habiendo nacido ellos en 1984.

Crítica: ‘Stranger Things’ ofrece más de lo mismo en su segunda temporada
El fenómeno de Netflix explora las consecuencias de lo ocurrido en sus primeros episodiosfueradeseries.com

Los Duffer han contado en varias entrevistas que, aunque no pudieran ver en su momento en el cine E.T. o Poltergeist, se engancharon a ese tipo de películas gracias al VHS. A partir de Batman, de Tim Burton, empezaron a interesarse por averiguar quién hacía esos filmes y se interesaron por ver toda la filmografía disponible de sus directores favoritos, entre los que, por supuesto, está Steven Spielberg.

De ahí a acabar estudiando cine en la universidad Chapman, en California, había un paso muy pequeño. Aprovecharon para escribir y rodar varios cortos, bastantes encuadrados en el terror, y uno de ellos, We all fall down, llegó a ganar algunos premios en festivales.

Una imagen de la segunda temporada de ‘Stranger things’. (Fuente: Netflix)

Continuaron haciéndolos al acabar la universidad, y mientras intentaban ganarse la vida como guionistas de películas. En 2011 lograron debutar también como directores con Hidden, otra historia de terror, protagonizada por Alexander Skarsgaard y Andrea Riseborough, que daban vida a un matrimonio que se refugiaba con sus hijos de una catástrofe en un búnker bajo tierra.

La película se estrenó directamente en el mercado doméstico tres años después de su rodaje, y aunque no fue el trampolín de lanzamiento que los Duffer esperaban, les permitió llamar la atención de uno de los directores que más admiran, M. Night Shyamalan.

Él los contrató para ser guionistas en Wayward Pines, serie de misterio para FOX sobre un agente del Servicio Secreto que llega a un pueblo, en apariencia idílico, del que no puede escapar. Los Duffer reconocen que allí aprendieron a hacer televisión y adquirieron la experiencia necesaria para dar el salto a crear su propia serie.

El camino hasta ‘Stranger Things’

Inicialmente, la idea de Stranger Things era para una película que homenajeara todo ese cine que los Duffer habían visto cuando eran niños y adolescentes, pero su experiencia en Wayward Pines los llevó a adaptarlo como una serie que, sin embargo, tenía otro título Montauk.

La principal diferencia con la Stranger Things que conocemos es que estaba ambientada en Long Island (Nueva York) en lugar de en Indiana, y también había algunos personajes ligeramente diferentes de como los vemos actualmente. Joyce Byers, por ejemplo, era más una madre coraje malhablada y con mucho carácter, y cuando contrataron a Winona Ryder para el papel, lo modificaron para ella, siguiendo el molde del Richard Dreyfuss de Encuentros en la tercera fase.

Esa capacidad de adaptación tendrá que aplicarse en las siguientes temporadas de la serie. Los niños protagonistas no hacen más que crecer (la diferencia física entre los Eleven y Mike de la primera temporada y los de la segunda es bastante notable) y llegará un punto en el que la historia dejará de ser plausible. “Estamos pensando en que serán cuatro temporadas y terminará ahí”, afirmaba Ross Duffer en Vulture. Su hermano Matt añadía que “tenemos que seguir adaptando la historia. Aunque no sé si podemos justificar que les pase algo malo todos los años”.

9 obras para preparar el regreso de ‘Stranger Things’
Series, películas, novelas, cómics y música que disfrutaran los fans de la serie de los hermanos Dufferfueradeseries.com

Los Duffer tienen ideas para hacer películas de ciencia ficción más adultas, pero mientras estén implicados en Stranger Things, reconocen que no pueden centrarse en otros proyectos. Y aún les quedan, teóricamente, un par de años más viviendo en Hawkins.

En sus propias palabras

Los hermanos Duffer han hablado sobre sus influencias y sobre la creación de Stranger Things en entrevistas como la que el programa This Morning, de CBS, les hizo cuando se estrenó la primera temporada, y también han comentado más en profundidad todo eso en el podcast The Nerdist.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir