Fuera de Series Fuera de Series

Miquel Peidró (‘Acacias 38’): “En una serie diaria, vives y te acuestas con todos los personajes”

Conocemos cómo funciona la producción de TVE, que acaba de cumplir 1.000 episodios

(Fuente: Pedro Valdezate/TVE)

Hace unos días descubrimos, en el reportaje de Alberto Rey sobre un día en el rodaje de Amar es para siempre, cómo funciona un engranaje tan complejo como el de una serie diaria. Acacias 38 (La 1) es un ejemplo de esas maquinarias imparables que producen contenido a destajo para el público español. La serie, que acaba de cumplir cuatro años en antena, alcanzó la pasada semana su episodio número 1.000.

La producción de Boomerang TV y RTVE cosecha desde hace años un importante éxito en Italia bajo el nombre de Una vita, y acaba de estrenarse en Chile. Para entender lo que significa la redonda cifra de episodios para el equipo que hace posible que Acacias 38 llegue a los televisores cada día (y, aprovechando, conocer algo más de los entresijos de la serie), charlamos por teléfono con Miquel Peidró, coordinador de guion de la serie.

Alcanzasteis hace pocos días el episodio número 1.000 de ‘Acacias 38’. ¿Cómo se afronta un número tan alucinantemente alto? ¿Con ganas de un descanso?

No, no. Con ganas de hacer otros 1.000 [ríe]. Sin duda alguna, se van abriendo expectativas. Es una cifra que parece que no va a llegar, pero te vas acercando y en el momento en que llega hay que plantearse nuevos retos: mirar hacia delante, y hacia otros 1.000 más, si es posible.

Además de los 1.000 capítulos, han pasado por ‘Acacias’ más de 300 intérpretes… ¿Os dan vértigo estas cifras a la hora de trabajar? ¿Pensáis mucho en las dimensiones de lo que tenéis entre manos?

Hay poco tiempo para pensar en esas cosas. De vez en cuando, sí que se hace una recapitulación y, ciertamente, son cifras un poco mareantes. La verdad, también son muy estimulantes por el trabajo que suponen para mucha gente y durante mucho tiempo. Es una satisfacción enorme.

¿Cómo se mantiene una serie diaria interesante durante tanto tiempo?

Pues intentando darle toda la intensidad posible a las tramas y sabiendo que, cuando se agotan, hay que sustituirlas por otras en las que arranques nuevas historias con nuevos personajes que sean igualmente atractivos; que ofrezcan cosas novedosas y, a la par, se mantengan dentro de la dinámica de lo que llevamos ya cuatro años haciendo.

Somos un equipo de guionistas muy extenso con una gran profesionalidad y trayectoria que trabaja en un formato que creemos que hay que seguir reivindicando siempre, porque no dejamos de tener la sensación de esa consideración de “hermanos pobres” de la ficción. Y, bueno, lo hacemos llevándolo todo con mucho entusiasmo y con la certeza de que hay cosas muy bonitas, emocionantes e interesantes que contar todavía.

(Fuente: Pedro Valdezate/TVE)

¿Cómo manejáis ese reto de ir incorporando cosas nuevas pero sin alejarse de la dinámica de la serie, sin perder a la gente que sabe a lo que viene?

Nunca sustituimos todas las historias al mismo tiempo, siempre hay una base de personajes que se mantienen firmes en la serie y que son los que, de alguna manera, dan la seña de identidad. Aunque muchas veces no tengan una historia propia y estén de comparsas de otras historias, son personajes fundamentales precisamente por eso, porque dotan de carta de identidad a la serie y la gente los reconoce.

Poco a poco, las historias se van restituyendo a medida que se agotan. Cuando se termina de contar una historia protagonista, que tiene un recorrido mayor, los personajes han sufrido y superado tantos obstáculos, que difícilmente les puedes mantener. Pero tampoco es plan de dejar a esos personajes en un segundo término: con todo lo que han aportado, entendemos que la gente no aceptaría que quedaran en papeles secundarios.

Hace apenas 40 episodios (que se dice pronto…), decidisteis dar el salto temporal de una década que marcó el comienzo de la presente temporada, el más significativo que ha dado la serie, de 1903 a 1913. ¿Qué pretendíais conseguir?

Ahí se había llegado a un punto con varias historias que estaban un poco encalladas. Se necesitaba ya una renovación mayor que las que solemos hacer habitualmente, porque habían coincidido ciertas necesidades de cambio. Entonces consideramos dar ese salto en el tiempo; que tampoco podía ser excesivamente grande, porque si lo haces muy grande, la permanencia de los actores que se mantienen en la trama se complica por una cuestión de edades, maquillajes… Dimos el salto para poder incorporar bastantes núcleos que aportaran ideas frescas, historias y tonos nuevos, cosas que creíamos que ya estaban un poco agotadas y requerían una sustitución.

Trabajáis con un material delicado y volátil, la historia de España, que es vuestro marco, al fin y al cabo. Es algo que está ahí, sobrevolando. ¿Cómo lo abordáis?

Tenemos un departamento de documentación que hace un trabajo ímprobo y al que recurrimos continuamente. Digamos que trabajamos en dos líneas diferentes. Por una parte están las grandes líneas maestras de la historia, conocidas por todo el mundo, que aparecen en todos los libros de historia, como cuándo se inicia una guerra, cuándo hay un atentado… Pero luego, por otra parte, echamos mucha mano de la hemeroteca de los periódicos y ahí vamos más bien a la letra pequeña y a la anécdota, que da muchas historias.

Inventos que aparecen en ese momento, usos sociales, las preocupaciones reales de la gente de la época… Son cosas que podríamos incluir dentro del costumbrismo que cultivamos en nuestra serie, y que nos aportan datos anecdóticos o curiosos que nos abren las puertas a contar diferentes historias ubicadas siempre en un marco temporal exacto y justificado.

El reparto principal de la actual temporada de ‘Acacias 38’. (Fuente: TVE)

Veis crecer a vuestros personajes día a día. ¿Los sentís como algo más orgánico que en una serie semanal?

Para nosotros, los personajes son prácticamente miembros de nuestra familia. Vives con ellos y muchas veces te acuestas con todos porque no te los quitas de la cabeza [ríe]. Pero bueno, es cierto que aquí hay también un trabajo de desarrollo muy importante por parte de los actores, que saben hacerlos suyos. Creo que entre guion y actores se van configurando unos personajes hasta el punto de que, ciertamente, llega un momento en el que se confunden. Y sus aportaciones son fundamentales para que nosotros, dependiendo del tipo de interpretación del actor o de cómo entienda su personaje, podamos ir todos a una y configurar ese personaje que se diferencia del resto.

Hubo una muerte importante solo dos episodios antes de la fecha señalada. ¿Cifras como esta cambian el flujo de la serie o la maquinaria sigue funcionando igual?

Intentamos que ese evento se aproximara, porque siempre buscas algún hito que haga que esos capítulos sean especiales. Si tienes un hito que se pueda habituar a la dinámica de desarrollo argumental de la serie, pues perfecto. Y, si no, intentamos idear algo que le dé ese carácter especial al capítulo. Siempre piensas, cuando te acercas a alguna cifra de este tipo, en la promoción: ¿qué imagen tengo para que la cadena pueda promocionar que se acerca el capítulo 1.000? Y buscas, claro, algo de impacto como esto.

La serie ya lleva una trayectoria de éxito en Italia y se ha estrenado recientemente en Chile. ¿Cómo ves, desde tu posición, esta recepción de vuestro trabajo?

De Chile no nos ha llegado apenas feedback todavía. Hay también una versión en árabe de la serie [llamada Eugenie nights], que ruedan de nuevo sobre los guiones originales. Y lo de Italia, pues se vive con una enorme satisfacción, aunque ya no tanta sorpresa porque El secreto de Puente Viejo, de la misma productora, también es un éxito allí. En general, las series españolas tienen una buena aceptación en Italia; creo que las diarias sobre todo. Y, la verdad, nos maravilla, porque las cifras que da Acacias allí son de los más alto de la tarde y duplican siempre el share que damos aquí. Incluso nos hemos aficionado a algún equipo de fútbol italiano como agradecimiento [ríe].

El episodio 1.000 fue un cierre de etapa pero la temporada apenas ha comenzado. ¿Qué más queda por descubrir en esta temporada?

Muchísimas cosas. Como siempre, vamos a intentar que haya sorpresas de todo tipo, y ahora que estamos arrancando una biblia nueva, pues lo estamos guiando a intentar siempre mantener el interés del espectador con puntos de giro continuos, lo más inesperados posible para cumplir con el objetivo primordial de un producto de estas características, que es que la gente se entretenga.

La quinta temporada de ‘Acacias 38’ se emite de lunes a viernes a las 17:25 h. en La 1.

Un día en ‘Amar es para siempre’
O por qué deberíamos arrodillarnos ante cualquier serie diaria. Y ante Manolitafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir