Fuera de Series Fuera de Series

‘Mr. Robot’: el episodio de la temporada 4 que lo cambia todo

‘Proxy Authentication Required’ nos destroza emocionalmente y resignifica toda la serie

AD

(Fuente: IMDB)

Este artículo ha sido escrito después de ver el episodio 4×07 de ‘Mr. Robot’. Contiene spoilers.

Aunque Mr. Robot nunca volvió a tener la repercusión que alcanzó durante la emisión de su primera temporada, siempre ha conseguido, al menos entre quien seguimos viendo la serie, que un episodio de cada una de las tres entregas siguientes se hiciera un hueco en las listas de los mejores del año. Después de ver el tenso 4×05, Method not Allowed, en el que solo había dos líneas de diálogo, dimos por sentado que ese sería el Episodio de esta temporada. Luego vimos Proxy Authentication Required.

Sabíamos que iba a ser especial desde el principio, porque USA Network lo había emitido sin cortes publicitarios, y porque, con su estructura de cinco actos, una puesta en escena teatral, y un uso de los encuadres y la música que haría llorar de orgullo a Hitchcock, proponía otro ejercicio formal de Sam Esmail, y con eso nos bastaba, porque es algo por lo que los espectadores de esta serie siempre hemos sentido debilidad.

Durante los primeros tres actos de este episodio embotellado, desarrollado en dos habitaciones conjuntas, y con muy pocos personajes, asistimos a lo que apuntaba ser una nueva situación límite y a contrarreloj para Elliot que, como siempre, estaría definida por las particularidades de un personaje excéntrico; Vera, en este caso. Todo en orden.

(Fuente: IMDB)

Con los innumerables monólogos de este antagonista, daba la impresión de que todas las palabras que no se dijeron en el episodio 4×05 iban a ser dichas en este. Y no parecía un mal plan, casi que daban ganas de poner la pausa para ir a preparar un bol de palomitas, porque escuchar sus anécdotas extravagantes era entretenido.

Entonces, llegó el cuarto acto.

Reconozco que con Mr. Robot siempre me he dejado llevar. Veía la serie con cierta distancia, como un producto estimulante a nivel intelectual y estético, con el que nunca me interesó teorizar, porque la mayoría de las veces me desorientaba en los cómos y porqués de la ejecución de los grandes planes. Por eso, descubrir junto a Elliot el origen de su trauma y, por ende, el de su trastorno de personalidad múltiple (el papel que jugaba Mr. Robot), me tomó por sorpresa: porque nunca estuve lo suficientemente atenta, pero las pistas siempre estuvieron allí.

Esta información resignifica toda la serie. En el momento en el que empiezan a salir los títulos de crédito finales, en nuestro cerebro empiezan a caer en su lugar muchas piezas, y no podemos evitar pensar que ahora muchas escenas tienen una lectura totalmente diferente (por ejemplo, la del cine, cuando fueron a ver Regreso al futuro: la conversación previa y que Elliot huya de la sala en cuanto puede), entendemos la causa del rechazo de Elliot al contacto físico e, incluso, recordamos que en el primer episodio de la serie hackea a un pedófilo, el primero de varios. Lo que queremos en ese momento es volver a ver la serie con otros ojos.

(Fuente: IMDB)

El episodio comenzó como un divertimento más y acabó siendo devastador. La escena de la terapia es digna de todos los premios y reconocimiento, a nivel de guion, dirección y, por supuesto, de interpretación, porque lo que hacen Gloria Reuben y, sobre todo, Rami Malek, es de otro mundo. Cada palabra, cada gesto y cada silencio están diseñados con la sensibilidad que requiere la gravedad de lo que se nos está contando y todo lo que se dice es importante.

Esmail le dedica tiempo a lo que necesita escuchar Elliot (y cualquier persona que haya tenido que vivir una situación similar) en un momento como ese, y lo pone en boca de Vera (Elliot Villar también está espectacular); justo antes de la estacada final, para la que, haciendo homenaje a la dramaturgia, se usa el cuchillo de Chekhov y, a la vez, se hace justicia con Shayla, antes de que se apaguen las luces y se cierre el telón.

En los seis episodios que faltan para que acabe la serie hay varias tramas abiertas, pero no podemos hacer otra cosa -y la haremos con gusto- que confiar en que Mr. Robot tendrá el final que se merece, porque esta semana ha demostrado que quieren contarnos algo que va más allá de las grandes conspiraciones y las manos invisibles que controlan el mundo. Es una pena que seamos tan pocos los que hemos llegado hasta aquí. No saben lo que se están perdiendo.

Los nuevos episodios de ‘Mr Robot’ están disponibles los lunes en Movistar+.

Crítica: ‘Mr. Robot’, el tenso arranque de la temporada 4 es muy prometedor
‘Unauthorized’, el episodio 4×01, nos recuerda a los mejores momentos de la seriefueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir