Fuera de Series Fuera de Series

Muerte y prisión: el giro de ‘Vivir sin permiso’ y las consecuencias que tendrá

David Bermejo, coordinador de guion de la segunda temporada, repasa las sorpresas del capítulo de esta semana

AD

José Coronado y Luis Zahera en ‘Vivir sin permiso’. (Fuente: Mediaset)

Vivir sin permiso va a por todas. La serie terminará tras su segunda temporada, actualmente en emisión en Telecinco, que se compone de diez episodios. Pero antes de despedirse de la audiencia promete poner toda la carne en el asador, como ha demostrado el tercer episodio, emitido esta semana. La muerte de Berta y el arresto de Nemo han sido dos sorpresas que han sacudido las tramas.

Cómo se ideó la sorprendente muerte de Berta

“Lo planteamos como una lucha de poder y lealtades en torno a Daniel, entre su padre y su amada. Y, finalmente, toma partido por el padre. Nos daba muchas cosas”, nos cuenta David Bermejo, coordinador de guion de la segunda temporada de Vivir sin permiso. Berta y Daniel deciden matar a Germán y para ello contratan a un sicario. En paralelo, vemos que se disponen a hacer el amor mientras el sicario va a matar a Germán en la cárcel. Pero, para sorpresa del espectador, le tienden una trampa al sicario, que acaba muerto, mientras que Daniel asfixia a Berta en la cama.

Así, la muerte de Berta sirve para potenciar la magnitud del nuevo villano, Germán. “Es el demonio. Un antagonista que tenía que estar a la altura de Nemo y ponerle contra las cuerdas en todo momento”, explica Bermejo. “Pensamos que tenía que hacer algo verdaderamente diabólico, y el diablo lo que tiene es un gran poder de persuasión, así que consigue engatusar a su hijo para que traicione a la persona que ha estado a su lado durante mucho tiempo, que es Berta. Además, con esto matábamos a uno de los personajes más carismáticos y atractivos y que dentro de los malos representaba a la parte más gallega y moderada”.

Patrick Criado y Leonor Watling intepretan a Daniel y Berta en ‘Vivir sin permiso’. (Fuente: Mediaset)

“Llegamos a esa secuencia porque sabíamos que tenía que ser un giro sorprendente y nadie espera que las lealtades de Daniel cambien de esa manera”, dice el guionista. “Queríamos que fuese una secuencia pasional y, a la vez, con muchísimo dolor, donde Daniel sufriese muchísimo por hacer la voluntad de su padre y donde todo estuviese a flor de piel. Todos los personajes están al borde de sus fuerzas y, por eso, el sufrimiento es mayor. Daniel es un personaje que esta temporada ha crecido mucho y ha conseguido muchos matices, por eso poner sobre él el peso de elegir entre su padre y su amada nos parecía muy interesante”.

Nemo, entre rejas

El otro inesperado giro del episodio de esta semana de Vivir sin permiso es que Nemo es detenido, acusado por el atentado que mató a la policía. “Vamos a tener a Nemo solo, sin apoyos, en la cárcel”, anticipa Bermejo. “Es una tónica general de la temporada, poner a Nemo contra las cuerdas para que demuestre quién es. Y en la cárcel va a tener que demostrarlo para sobrevivir y para enfrentarse a Germán. Nemo va a ver peligrar a su familia, todo lo que quiere y lo que tiene”.

Así, comienza el contraataque por parte del personaje de José Coronado: “Lo que va a tener que demostrar es por qué Nemo es Nemo, es decir, por qué él ha llegado a donde ha llegado. No nació siendo rico, es un hombre que se ha hecho a sí mismo y cuando le despojan de todo y le amenazan es cuando tiene que sacar de dentro el león y defender su territorio. Es un personaje con muchas agallas, muy inteligente y en esta temporada va a tener que mostrar que puede luchar contra ese enemigo que es el diablo mismo. Y lo va a hacer dándonos muchísimas sorpresas. Más que una guerra entre los gallegos y los méxicanos, Nemo va a ser capaz de introducir a muchos jugadores y cuando peor pienses que está, más sorprenderá a todos”.

Claudia Traisac y José Coronado. (Fuente: Mediaset)

La familia Bandeira, más desprotegida que nunca

Nemo ofrece a los suyos seguridad y protección, pero ahora que está en la cárcel los miembros de su círculo cercano tendrán que apañárselas por su cuenta. “La falta de Nemo en Oeste trae todo tipo de consecuencias para su familia. Se quedan desprotegidos sin la figura de referencia y tendrán que, bien o mal, salvar los muebles y seguir con sus vidas e intentar sobrevivir a sus problemas”, avanza el guionista.

Lo sucedido en este episodio desencadenará muchas reacciones en el entorno de Nemo: “El tema de la muerte de Berta intentan que pase desapercibido, no será un asesinato claro, sino que la harán pasar por desaparecida. Las consecuencias de su ausencia van a ser de largo recorrido, van a ir goteando y trayendo problemas en forma de bola de nieve. Incluso muerta, lo que hizo y lo que tenía va a dar mucho juego, pero no será todo inmediato”.

Nadie está a salvo

Insistimos, se acerca el final de Vivir sin permiso y ningún personaje está a salvo. Los guionistas lo saben y lo utilizan a su favor: “Sabíamos que era la última temporada, así que podían pasar muchas cosas emocionantes y giros inesperados. Ningún personaje está libre de desaparecer y habrá muertes inesperadas a lo largo de la temporada. Teníamos mucho material dramático y lo hemos metido todo; los capítulos están llenos de sentimientos, pasiones y giros”, concluye David Bermejo.

La segunda temporada de ‘Vivir sin permiso’ se emite los lunes en Telecinco a las 22:40h.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir