Quantcast
Orgullosos, así están los responsables de la temporada 4 de ‘SKAM España’ - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Orgullosos, así están los responsables de la temporada 4 de ‘SKAM España’

Rafa Taboada y Begoña Álvarez nos cuentan las claves del final y la evolución de la serie

Rafa Taboada y Begoña Ávarez, junto a cuatro de las actrices de la serie. (Fuente: Movistar+)

La cuarta temporada de SKAM España acaba de arrancar en Movistar+ y los espectadores ya pueden apreciar una de las principales novedades con respecto a las anteriores, como es que los episodios no transcurren en “tiempo real”, es decir, aunque los clips se lanzan en los días de la semana en los que tienen lugar, los meses no cuadran. Se rodaron para su emisión original en abril, y así es como estamos viéndolos con un añadido de día y mes que no se incluía en las entregas anteriores.

Es un aspecto que distingue esta temporada más allá de que el protagonismo recaiga ahora en Amira y que recuerda que el rodaje de los episodios tuvo que interrumpirse por la COVID. “Una vez que tomamos la decisión de continuar tal y como habíamos dejado el inicio de la temporada, no nos quedó más remedio que ser coherentes con esa decisión (…)”, explica la directora Begoña Álvarez: “Se dio el caso de estar en julio con plumas, pero como tenemos unas actrices que son unas benditas, lo aguantaron estupendamente bien (…). Ves la temporada, ves los capítulos, y no distingues dónde ha tenido lugar ese corte”.

En la presentación de la temporada, tanto ella como el productor ejecutivo, Rafa Taboada, aseguraron que preferían mantener la trama como si no hubiera habido una pandemia y seguir con la idea que tenían para contar la historia de Amira, alguien que ya centraba la cuarta entrega de la SKAM noruega original. Esa decisión era un gran acierto para Taboada: “como pasa en las otras temporadas, al personaje solo lo hemos ido viendo desde el punto de vista de las otras chicas y nos parecía muy enriquecedor cerrar con la que, de las cuatro, te propone ya de manera visual directa el mayor reto de tolerancia e igualdad. Es la única, de todos los personajes, que lleva un elemento que la diferencia de manera clara del resto”.

Hajar Brown, protagonista de la cuarta temporada. (Fuente: Movistar+)

Ese elemento, el hiyab, más su fe musulmana son dos aspectos que se tratarán en una temporada en la que desde el principio estamos viendo cómo se va a deconstruir a Amira y se van a enseñar las vergüenzas e inseguridades tras su fachada de chica responsable y seria. Begoña Álvarez explica que “la hemos diseccionado para luego volverla a construir. Es un esquema que se repite en todas las temporadas y que se repite en la vida: tú conoces a alguien y tienes una relación de x horas al día viendo a esa persona, y te formas una imagen de cómo es esa persona. En este caso, teníamos muy claro cómo era la imagen de Amira”. Que era una imagen no demasiado distinta de la de Nora, que centró la tercera temporada cayendo sin darse cuenta en una relación sentimental controladora y posesiva.

“Nora tenía la teoría del feminismo clarísima hasta que le toca arriesgar, dar pasos, enamorarse y es cuando empieza a no ser tan fácil mantener la coherencia. En el caso de Amira nos ocurre lo mismo” continúa exponiendo la directora, que añade que “ella había estado hasta ahora al servicio de las demás porque la vida no le había puesto la necesidad de dar un paso adelante. Desde el momento en que ponemos frente a Amira la necesidad de tomar decisiones, empieza a tener que lidiar con sus contradicciones y sus dificultades a todos los niveles”.

En el viaje del personaje ha resultado muy importante la contribución de su intérprete, Hajar Brown, que desde la primera temporada ha asesorado a los guionistas sobre ciertos aspectos del Islam y de su cultura y tradiciones, y que ha comentado en varias ocasiones que ha terminado dando vida a uno de los referentes que le habría gustado ver en televisión. Esto añade más responsabilidad al equipo, pero Rafa Taboada afirma que también es motivo de orgullo para ellos: “creo que simplemente el hecho de poder sentarnos, mirar el mundo que vivimos y contarlo desde personajes a los que no se les suele dar voz es para estar orgullosos y sentirnos unos privilegiados”.

Esa satisfacción se traslada igualmente a la trayectoria que ha tenido SKAM España en estas cuatro entregas, alterando algunos aspectos de la original para acercarla más a la realidad de los adolescentes españoles. “(Estamos) muy orgullosos del proceso; un remake, una serie que ya existe, hacerla nuestra, hacerla sentir como un productor nuevo y, a la vez, local, naciendo de algo también muy local noruego… Creo que de ese proceso estamos todos muy contentos y muy orgullosos (…). Los tiempos nos pedían que la temporada de Nora pasara por ahí, de una manera diferente a como lo hicieron en la versión original”, apunta Taboada.

Begoña Álvarez destaca también que en la tercera temporada se hablara de relaciones tóxicas, modificando ligeramente la historia original, “porque nos parece, lo decíamos el año pasado y nos seguimos reafirmando, una temporada absolutamente necesaria”. Pero no se olvida tampoco del mayor cambio que la serie española introdujo con respecto a su material de partida, que fue dar a un personaje como Cris, que en Noruega se había quedado como secundaria sin más, su propio punto de vista: “La decisión de adelantar la segunda temporada, de tomar la historia de Cris y traerla a la segunda temporada, y la decisión de darle protagonismo a una chica que descubre su bisexualidad es el cambio más bestia que hemos hecho y estamos super satisfechos”.

En lo que sí van a seguir el camino de la ficción primigenia es en el hecho de que esta entrega pondrá el cierre definitivo a la ficción. De la SKAM España que se estrenó en 2018 a la que termina este año ha habido un salto de popularidad y una evolución que Álvarez afirma que se ha producido también dentro de la producción: “El crecimiento y el recorrido que hemos tenido todos en estos dos años y medio de curro se parece mucho a la serie. Todo es muy coherente en este proyecto, cosa que se agradece y que también creo que se refleja. Empezó como algo pequeñito, como eran ellas, y según la serie ha ido creciendo, creo que todos hemos ido ganando en profundidad y en peso tanto ellas actoralmente, que han hecho un curro increíble, como la serie en sí misma y el equipo que la hemos estado haciendo”.

‘SKAM España’ lanza clips diarios que están disponibles en su web oficial y que se recogen después en el capítulo que Movistar+ emite los domingos.

Crítica: ‘SKAM España’ promete mucho en su temporada con Amira
El arranque de la cuarta entrega presenta en dos clips el principal conflicto de su temporada finalfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir