Quantcast
Qué esperar de ‘La monja guerrera’, la loca serie de fantasía de Netflix - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Qué esperar de ‘La monja guerrera’, la loca serie de fantasía de Netflix

La ficción, que adapta un cómic y se ha rodado en España, se estrena el jueves

(Fuente: Netflix)

De entre todos los estrenos de series que se esperan para este verano, La monja guerrera tiene, probablemente, el título que despierta más comentarios porque, a priori, parece una idea completamente alocada. También suena a entretenimiento escapista estival sin mayores pretensiones, algo que se descubrirá cuando Netflix la estrene el próximo jueves, 2 de julio. Forma parte de una clara estrategia de la compañía por potenciar la oferta de fantasía entre sus producciones originales, bastantes de ellas orientadas al público juvenil como La Orden, Carta al rey o la próxima Maldita.

Unas cuantas de ellas están también basadas en cómics o libros que ya han demostrado tener una base de fans preexistente y una historia que se presta a ser contada a lo largo de varios capítulos, y hasta expandida si es necesario. En el caso de La monja guerrera, el material original es un cómic de Ben Dunn y, entre esa historia y lo que Netflix ha ido enseñando de la serie, esto es lo que podemos esperar de ella.

De qué va ‘La monja guerrera’

Ava es una joven de 19 años que, un día, despierta en una morgue en la que descubre que le han implantado en la espalda un artefacto llamado el Halo. Quienes lo han hecho son miembros de la Orden de la Espada Cruciforme, una orden religiosa militar de la Iglesia Católica que se dedica a luchar contra las fuerzas del Mal presentes en nuestro mundo. Ava es la nueva elegida para ser la paladín de la orden, lo que la sitúa en el punto de mira tanto de los representantes del Infierno como los del Cielo.

Al mismo tiempo, y por lo que se aprecia en el primer tráiler lanzado por Netflix, hay una empresa que afirma haber desarrollado un portal que conecta directamente con el cielo y que tendrá algún papel que jugar en toda la historia.

El cómic original

La monja guerrera se basa, como decimos, en un cómic independiente de Ben Dunn titulado Warrior Nun Areala, que toma prestados algunos códigos del manga. Su protagonista es la hermana Shannon Masters, encarnación en el presente de Areala, una valkiria que renunció a 1066 al paganismo y se convirtió al cristianismo, siendo desde entonces la líder de la lucha contra el Mal de la Orden de la Espada Cruciforme.

Dunn empezó a publicar las aventuras de la hermana Shannon en 1994, inspirado por la historia real de varias monjas de la Fraternité Notre-Dame, una organización católica tradicional que no sigue los preceptos del Concilio Vaticano II ni está en línea con el Papa, que abrieron en 1991 un comedor social en el este de Harlem, en Nueva York, y que aprendieron técnicas de defensa personal porque les avisaron de que el barrio podía ser peligroso.

Quiénes están detrás de la serie

El responsable de llevar la historia de Ava a la pantalla es Simon Barry, guionista canadiense más conocido por haber creado Continuum, una historia de viajes en el tiempo que imaginaba un futuro en el que las grandes corporaciones gobernaban los países.También ha participado en otros títulos de corte fantástico como Van Helsing. Barry eligió como protagonista a Alba Baptista, joven actriz portuguesa que estaba empezando a llamar la atención en su país, y la ha rodeado de actores más veteranos como Tristán Ulloa, Joaquim de Almeida, Toya Turner o Sylvia de Fanti.

El rodaje tuvo lugar mayoritariamente en Andalucía, sobre todo en Ronda, Antequera y en Málaga, ciudades elegidas porque se buscaba una iconografía religiosa barroca y muy característica para ambientar la serie. El propio Barry contaba al Diario Sur que se había decantado por España para rodar La monja guerrera después de que se lo recomendara un amigo que había trabajado en Juego de tronos, aunque explicó también que “me costó un tiempo convencer a Netflix ya que, en comparación con España, Irlanda y Hungría cuentan con más incentivos fiscales para el cine y las series”.

(Fuente: Netflix)

El showrunner añadió también que la ficción posee un marcado carácter feminista y que Netflix ni parpadeó a la hora de dar luz verde al proyecto: “La compañía vio la audacia del proyecto, la audacia del título y la audacia de esta historia sobrenatural sobre una chica a la que le dan una segunda oportunidad”. Y Barry apuntaba que “tiene su punto que esta superheroína se enfrente al desafío del poder masculino más importante del mundo, que es la Iglesia Católica”.

‘La monja guerrera’ se estrena el 2 de julio en Netflix.

Crítica: ‘La Orden’ regresa con el mismo tono y nuevas tramas
La serie de Netflix apuesta por jugar en el mismo terreno de la temporada pasada que le hizo funcionarfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir