Fuera de Series Fuera de Series

Sarah Wayne Callies expone la metáfora política de ‘Colony’

La actriz presentó en España el estreno de esta serie de invasiones alienígenas en Syfy

Sarah Wayne Callies, protagonista femenina de ‘Colony’. (Fuente: Syfy)

Durante tres temporadas en el canal USA, Colony ha estado contando la ocupación de Los Ángeles por parte de unos alienígenas que construyen un alto muro metálico que divide la ciudad en dos y a los que nadie ha visto nunca. Ejercen su control a través de una especie de gobierno de humanos colaboracionistas y de unas fuerzas militares que intentan suprimir el movimiento de resistencia clandestino surgido para luchar contra ellos.

En medio de esa situación se encuentra la familia Bowman, uno de cuyos hijos desapareció el día de la ocupación. El padre, Will, es un ex agente del FBI que acaba reclutado por la autoridad ocupante; la madre, Katie, tiene un bar y forma parte de la resistencia sin que nadie de su familia lo sepa. Katie está interpretada por Sarah Wayne Callies, una actriz muy conocida por los espectadores aficionados al género y al thriller, que pasó por España para promocionar el estreno de la serie en Syfy, el próximo 8 de mayo.

Callies se hizo conocida primero en Prison Break y, después, participó en las tres primeras temporadas de The Walking Dead como Lori, la esposa de Rick Grimes. La serie de AMC elevó enormemente su perfil, pero eso resultó algo contraproducente a la hora de buscar si siguiente trabajo. El guión del piloto de Colony, escrito por Carlton Cuse y Ryan J. Condal, le llamó mucho la atención, pero los productores no querían saber nada de ella: “no querían a nadie de The Walking Dead en la serie porque The Walking Dead tenía su propia identidad y querían que esto estuviera muy separado”.

Una imagen del primer episodio de ‘Colony’. (Fuente: Syfy)

Hizo falta el apoyo de Nicolas Cage, con el que Callies estaba rodando una película en aquel momento, y que le dijo “oblígales a decir que no a tu prueba, no a la idea de tu prueba”, para que la actriz grabara su propia audición y tirara de todos sus contactos en Hollywood para que los productores de Colony la vieran, al menos. Resultó providencial que el director del piloto fuera Juan José Campanella, veterano realizador argentino con un largo currículum en la televisión estadounidense, y que ya conocía a Callies de antes.

“El primer episodio de televisión que hice en Los Ángeles lo hice para Juan, antes de El secreto de sus ojos. Así que, cuando Juan entró en el proyecto, había trabajado conmigo y me conocía, y dijo que vería mi prueba. Entonces, hizo algo muy inteligente. Llamó a miembros del equipo técnico de The Walking Dead, el operador de cámara y el supervisor de guión, porque necesitaba saber si yo todavía era una buena persona con la que trabajar, porque no quería ningún monstruo en su set”, recuerda la actriz. Las referencias fueron buenas y consiguió entrar en la serie, un proyecto que está aprovechando la capacidad metafórica de la ciencia ficción para tratar temas muy actuales.

11 estrenos de primavera que darán que hablar
Miniseries, ciencia ficción y dramas de época van a centrar estos mesesfueradeseries.com

De hecho, Cuse y Condal han contado en varias ocasiones que su inspiración para crear Colony era la Francia ocupada por los nazis al principio de la Segunda Guerra Mundial y las tensiones entre colaboracionistas y la resistencia. El piloto incluye algunas imágenes que parecen extraídas de dictaduras sudamericanas, y Sarah Wayne Callies es muy consciente de esos paralelismos, y de cómo cada vez están más cerca de la situación actual en Estados Unidos: “cuando empezamos la serie, estaba basada en historia. Podía ser la historia, sí, de la Francia ocupada por los nazis, pero podía ser España con Franco, podía ser Argentina, Chile, Perú, Corea del Norte, Sudáfrica, que tuvo un importante movimiento de resistencia. Es una historia global. Curiosamente, se aplica menos a Norteamérica, a no ser que seas nativo americano, en cuyo caso has estado viviendo bajo una ocupación durante 400 años. Cuando Trump fue elegido, pasó de ser ciencia ficción en Norteamérica a un drama político contemporáneo”.

Y añade algo más:

“De repente, formar parte de una serie que, esencialmente, es propaganda antifascista, se convirtió en algo muy importante para todos nosotros. El gran regalo de la ciencia ficción es que puedes hablar de política, y disfrazarlo con alienígenas y naves espaciales, pero sigues hablando de política”.

Josh Holloway y Sarah Wayne Callies, como el matrimonio Bowman. (Fuente: Syfy)

La trama de Colony, de todos modos, se va desarrollando alrededor de la familia protagonista, que reproduce, a una escala menor, las tensiones de esa Los Ángeles ocupada, ya que el marido es reclutado para trabajar para los alienígenas. Él espera que eso le ayude a encontrar a su hijo, pero los coloca a todos en una situación delicada. “De algún modo, evoluciona hacia una historia de espías porque la gran fuente de información de Katie es su marido”, cuenta Callies: “Como él trabaja para la ocupación, ella tiene acceso a información que puede pasar a la resistencia. Pero esto significa que tiene que tener mucho cuidado en proteger a su marido como fuente para que la ocupación nunca se dé cuenta de que él es esa fuente. Y también tiene que proteger a su marido de la resistencia para que, cuando actúen contra la ocupación, él no esté en peligro”.

El papel del marido está interpretado por Josh Holloway, a quien Callies conoce desde hace más de una década, cuando rodaron una película justo después de que él hubiera aparecido en la primera temporada de Perdidos y ella hubiera sido vista en Prison Break. Esa historia pasada les facilita interpretar a una matrimonio con muchos años de convivencia, y también ha sido una ventaja cuando la actriz decidió pasar detrás de las cámaras y dirigir un episodio de la tercera temporada, que se estrena en Estados Unidos el próximo 2 de mayo.

“Cuando decidí que quería probar a dirigir un episodio, él fue la primera persona a la que se lo comenté. Le dije, mira, si te parece bien, lo hablaré con el resto de jefes, pero si no, esto muere aquí mismo. Me dijo no sólo que le parecía una buena idea, sino que me apoyaría para que consiguiera ese capítulo, así que, en parte, he tenido esta oportunidad por culpa de esta vieja amistad”, explica Sarah Wayne Callies, que también reconoce que tiene interés por continuar dirigiendo en el futuro, sobre todo porque eso lo permitiría apoyar a otras mujeres a contar sus historias.

Katie Bowman, en una de sus actividades como resistente. (Fuente: Syfy)

Afirma que “soy consciente de que hay pocas directoras, y cuando diriges puedes contratar a otras mujeres y puedes contar historias con papeles buenos e interesantes para mujeres. Y esto no es sólo sobre mujeres. Creo que, cuando contamos historias de mujeres, todo nuestro entretenimiento mejora, y supongo que me gustaría tener la mayor fuerza posible en la industria para sacar adelante esas historias”.

Entre ellas figura, por ejemplo, la relación entre la mujer y la religión, un tema que Callies confiesa que le interesa especialmente. Escribió hace tiempo un piloto sobre una mujer muy religiosa, evangelista, que sufre una crisis de fe cuando su hijo es diagnosticado de autismo, y sería uno de los proyectos que le gustaría sacar adelante en el futuro.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir