Fuera de Series Fuera de Series

Sí, la temporada 2 de ‘Succession’ es tan buena como dicen

Si aún no estáis viendo esta serie, os contamos por qué nos tiene a sus pies

Cartel promocional de la temporada 2 de ‘Succession’. (Fuente: HBO)

Este artículo no contiene spoilers.

Si leéis críticas de la prensa de Estados Unidos, o seguís a quienes las escriben en Twitter, seguramente lleváis un mes leyendo cosas como “el último episodio de Succession es el mejor de la serie”. En esta segunda temporada, cada lunes estamos asistiendo a un nuevo mejor episodio de esta serie de HBO. Y aunque parezca que los que la seguimos estamos exagerando, es verdad.

Yo fui una de las personas que decidió pasar voluntaria y activamente de Succession en el estreno de su primera temporada. De entrada, no me llamaban la atención los “problemas” de una familia perteneciente al selecto grupo del 0,001% del que hablaba Mr. Robot. Y tampoco quería ver una versión de El rey Lear, con un patriarca que se resistía a dejar su trono y en la que no había tres hijas, solo una, y otros dos hijos varones.

Pero un día, después de escuchar a Adam Mckay en la mesa redonda de directores de The Hollywood Reporter, decidí ponerme el primer episodio, por probar. Y luego otro. Y otro… Hasta que enganché el tercero de la segunda temporada a ritmo de emisión en HBO España.

Y lo que me encontré, si puede servir a aquellos que aún no han encontrado razones para darle una oportunidad, fue un drama de asuntos muy serios que era la mejor comedia que estaba viendo. Episodios de 60 minutos en los que soltaba más carcajadas que con una sitcom de 25.

Cherry Jones y Holly Hunter se incorporan en la temporada 2. (Fuente: HBO España)

Succession es la hija bastarda de Billions y Veep (Jesse Armstrong, su creador, escribió 15 episodios de The Thick of It). Sus protagonistas son gente multimillonaria, que dispone de privilegios y lujos que ni siquiera sabíamos que existían. Gente poderosa, altiva, avariciosa, despreciable y caprichosa; misántropos acostumbrados a obtener siempre lo que quieren y que nos regalan los insultos más creativos de la televisión.

También es El señor de las moscas. Es Battle Royale. Es la sátira más seria sobre la gente que controla el acceso a la información (está inspirada en la dinastía Murdoch). Y es la sátira más divertida sobre juegos de poder, manipulaciones, relaciones de abuso, el capitalismo más brutal y la ausencia de ética. Todos y cada uno de los personajes que aparecen en Succession son rastreros. Todos aprenden a sobrevivir en el jacuzzi con pirañas en el que viven, mientras nosotros nos sorprendemos esperando y celebrando sus triunfos personales, aunque sean mezquinos.

Aunque los primeros episodios de la primera temporada entretienen, la trama parece menos ambiciosa de lo que realmente es, y el tono y los zoom a los rostros de los personajes pueden descolocar pero, antes de que nos demos cuenta, nos habrán atrapado en su red de estratagemas y traiciones. A partir de ahí, sabed que todo lo que viene después supera lo inmediatamente anterior.

En la segunda, la calidad de los guiones y la estructura tienen una brillantez que es escandalosa. La nueva relevancia de personajes como Gerri y Shiv, la introducción de la familia Pierce y el estrés postraumático de Kendall llevan a la serie a otro nivel. Y qué decir de la evolución de la dinámica entre las parejas de personajes que conforman, por un lado, Roman y Gerri, y, por el otro, Tom y Greg. Puro éxtasis. Los rumores son ciertos; Succession se supera cada semana.

‘Succession’ está disponible en HBO España.

Crítica: La temporada 2 de ‘Succession’ promete nuevas alianzas en la familia
El regreso a la realidad de los Roy es igual de retorcido que siempre y con incluso mayor tensiónfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir