Fuera de Series Fuera de Series

‘Territorio Lovecraft’ se reapropia del terror y los prejuicios de Lovecraft

La serie no adapta historias del escritor, sino que utiliza algunos de sus elementos más característicos

Atticus y su tío George, en pleno territorio Lovecraft. (Fuente: HBO España)

El impulso detrás del libro de Matt Ruff en el que se basa la serie Territorio Lovecraft era bastante claro: mostrar claramente el racismo detrás de muchos monstruos creados por H.P. Lovecraft (racismo que está bien a la vista en relatos como El horror de Red Hook) y utilizarlos para enseñar el que vivían diariamente los afroamericanos en Estados Unidos antes de las leyes que impedían la discriminación por el color de la piel.

Podría decirse que los códigos del terror son una metáfora de aquella discriminación que todavía persiste, si bien de otra manera, en la actualidad, pero no sería cierto. La serie también enseña claramente la abierta hostilidad que reciben los protagonistas cuando llegan a un pueblo mayoritariamente blanco (tan blanco, que sus habitantes parecen sacados de El pueblo de los malditos) y en el segundo capítulo empieza a meterse en una cuestión más espinosa: cómo afectan al presente los hechos del pasado. Por ejemplo, que el dueño de una plantación tuviera un hijo con una de sus esclavas.

Entrelazados en esa exploración hay monstruos de miles de ojos, fantasmas y sectas secretas que pretenden abrir portales a otras dimensiones. Todos son elementos con los que Lovecraft construyó sus relatos, presididos igualmente por su tendencia a la depresión, una historia familiar repleta de tragedias y una situación económica cada vez más precaria hasta su muerte por cáncer intestinal. En la serie no adaptan directamente ninguna de sus historias, pero sí tiran de varias de sus características más reconocibles.

Los monstruos al servicio de un ente más poderoso

En el primer episodio de Territorio Lovecraft, la amenaza de esa ciudad crepuscular del condado de Ardham tiene doble filo: no solo es que el sheriff pueda perseguir a Leti, Atticus y George solo porque han puesto un pie en su pueblo a la caída del sol, sino que en los bosques rondan horribles criaturas sedientas de sangre que salen por la noche a acabar con todos los intrusos que se encuentren. Y no discriminan por el color de la piel.

El aspecto de esos monstruos, todo ojos y tentáculos, hace que los protagonistas los identifiquen como shoggoths, siervos de los Antiguos que aparecen con mayor asiduidad en la novela En las montañas de la locura. En la serie los vemos al servicio de los Braithwaite, que los controlan con un silbato que a George le recuerda a la llamada de los esbirros de Drácula.

Las sociedades secretas y sus seguidores

(Fuente: HBO España)

Los Braithwaite nos llevan a otro elemento lovecraftiano que, en esta ocasión, va a ser importante durante toda la temporada de la serie: las sociedades secretas ancestrales. Los Hijos de Adán no están al servicio de Cthulhu, pero sí intentan dominar un lenguaje antiguo y secreto que puede abrirles la puerta a otras dimensiones. Lo interesante de esta secta es que da un giro a la manera en la que Lovecraft muestra en sus historias a los seguidores de los Antiguos.

Suelen ser razas de personas-pez, monstruos que se aparean con los humanos y que siguen ciegamente una divinidad del océano llamada Dagon, por ejemplo. En la serie, los seguidores de la secta son hombres blancos ricos, de buenas familias.

El horror cósmico y la búsqueda

Los protagonistas de los relatos de Lovecraft parten en busca de esos dioses primordiales que han visto en sueños, o de los que han leído leyendas, sin ser conscientes de que al final del camino les espera la muerte o la locura. Acaban encontrando unas respuestas cuyas implicaciones son demasiado enormes para que su mente pueda comprenderlas. Atticus también emprende una búsqueda, en su caso, hacia sus orígenes, que lo va a llevar a enfrentarse a un horror cósmico que no es de las ciudades gigantescas levantadas por Cthulhu, sino el de lo integrado que está el racismo en la historia de Estados Unidos.

Pero la manera en la que va a llevar a cabo dicha búsqueda no va a ser muy diferente de cómo lo hacían sus héroes de las novelas pulp que le gustan: buceando en viejos documentos, yendo a lugares ocultos, situándose, al final, frente a frente a lo que lo convierte en quien es.

‘Territorio Lovecraft’ está disponible todos los lunes en HBO España.

Qué eran las ciudades crepusculares que nos enseña ‘Territorio Lovecraft’
La serie de HBO nos lleva hasta la racista EEUU de los años cincuentafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir