Quantcast
Trey Parker y Matt Stone, los irreverentes de Hollywood - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Trey Parker y Matt Stone, los irreverentes de Hollywood

El dúo celebra el 20º aniversario del estreno de ‘South Park’

Matt Stone y Trey Parker, los creadores de ‘South Park’.

El 13 de agosto de 1997, el mundo asistía al estreno de una serie de animación todavía más irreverente, salvaje y ácida que Los Simpson: South Park. Las desventuras de cuatro niños en un pueblo de Colorado, sus padres, sus profesores y todos los famosos que, por loco que fuera, acababan pasando por allí fueron éxito tremendo.

El nivel de sátira, crítica y humor brutal de la serie, ejemplificado en la muerte en todos los episodios del pobre Kenny, lanzó al estrellato a sus dos creadores, Trey Parker y Matt Stone, que se conocieron siendo estudiantes de cine en la Universidad de Colorado. Y que, para cuando llegaron a Los Ángeles, sólo querían rodar comedias independientes de bajo presupuesto.

Los orígenes de ‘South Park’

Parker y Stone compartían la misma sensibilidad cómica de Beavis y Butt-Head y, en el caso de Parker, era muy fan de Monty Python y de los sketches animados de Terry Gilliam. Juntos empezaron grabando cortos de todo tipo, hasta que la obsesión de Parker por un geólogo del siglo XIX acusado de canibalismo, Alferd Packer, les llevó a rodar su primera película, Cannibal! The Musical. Estaba hecha con un presupuesto muy bajo y con Parker como protagonista y principal impulsor, y ya contaba con canciones originales suyas.

El dúo intentó llevar la película al Festival de Sundance de 1993, sin suerte, pero sí consiguió distribución a través de Troma, convirtiéndola en un título de culto. Y en el pasaporte de Parker y Stone a Hollywood.

Allí fue donde ambos desarrollaron, primero, Orgazmo, una sátira sobre un mormón de visita en Los Ángeles y un productor de cine erótico que quiere hacer una película sobre un superhéroe del sexo, y después The spirit of Christmas, un corto de animación en el que Parker utilizaba figuras recortables de cartón para crear a los personajes. Era el germen del estilo de animación que los haría luego conocidos.

Greg Berlanti, el hombre que lo hace todo
El productor tiene una decena de series en emisión para la temporada 2017/18fueradeseries.com

Lo cierto es que, a pesar de llegar a desarrollar un piloto para FOX Kids y de dirigir un vídeo promocional para Universal, Your studio and you (que acabó siendo también una parodia de las promociones de los estudios en los 50), Parker y Stone no lograban consolidarse en Hollywood. Se reunían con mucha gente, pero nadie los contrataba. Finalmente, uno de los ejecutivos de FOX les pidió que le hicieran copias en VHS de The spirit of Christmas, en el que Jesús luchaba contra Santa Claus, para enviárselo a sus amigos como felicitación navideña, y de repente, su trabajo se convirtió en viral.

Parker y Stone empezaron a trabajar para convertir el corto en una serie de televisión que, finalmente, acabaría en Comedy Central y que se titularía South Park.

Los agitadores de Hollywood

South Park estaba situada en un pueblo de Colorado y poblada por personajes basados en familiares, amigos o profesores de sus dos creadores cuando estaban en el instituto. El estilo de animación era básico, pero sus chistes y sátiras eran realmente salvajes, llevando lo que Los Simpson estaban haciendo en FOX un paso más allá. Nadie se libraba de sus críticas, ni los liberales de izquierda ni los conservadores de la derecha, y la serie se convirtió en un éxito inmediato para Comedy Central.

Entre sus pegadizas e irreverentes canciones, sus parodias de la Cienciología y de todos los rumores sobre las estrellas de Hollywood (su gag más recordado, el de que Tom Cruise no quiere salir del armario), South Park encontró rápidamente un público que, además, iría también al cine a ver su película, un musical que llegaría a tener nominaciones al Oscar en 2000. Ahí quedó claro también el espíritu rebelde de Parker y Stone: ambos fueron a la ceremonia colocados de LSD y parodiando los vestidos que Jennifer Lopez y Gwynet Paltrow habían llevado el año anterior.

South Park recibió ataques, por supuesto, de todos los sectores a los que parodiaba y, durante bastante tiempo, fue el único trabajo de sus creadores que tuvo éxito. BASEketball, de 1998, fue un fracaso, y aunque Team America: World Police, encontró defensores de su sátira y su apuesta por marionetas al estilo de Gerry y Sylvia Anderson, la polémica generada por ella fue demasiado intensa como para que se hablara de otra cosa.

Trey Parker y Matt Stone ya tenían una fama bien consolidada de agitadores, de irreverentes, de jugar según sus propias reglas, pero todavía les quedaba un paso más en su carrera, y el más improbable de todos: creadores de un musical de Broadway de éxito.

‘The Book of Mormon’ y el aniversario de ‘South Park’

El éxito de la película de South Park les pudo en contacto con Robert López, compositor de Broadway al que la obra de Parker y Stone había inspirado la creación de Avenue Q, un musical que tocaba temas adultos a través de marionetas como las de Barrio Sésamo. Los tres se pusieron a trabajar en un nuevo musical, uno que parodiara el comportamiento de los estadounidenses fuera de su país y, también, la manera de operar de las religiones institucionalizadas.

Así nació The Book of Mormon, la historia de dos mormones enviados a evangelizar un país africano asolado por la guerra, que generó de nuevo críticas de que Parker y Stone pretendían acabar con la civilización occidental, pero que arrasó en los premios Tony de 2012 y que lanzó a la fama a sus dos protagonistas, Andrew Rannells y Josh Gad.

Ese fenómeno ha situado a Parker y Stone en otra posición en la industria. Ya no son los jóvenes que iban drogados a los Oscar, o se dedicaban a fines de semana de juerga desenfrenada en Las Vegas. Aunque nadie lo diría viendo South Park, que sigue siendo su creación más exitosa y, además, una de las producciones más peculiares de Hollywood.

Todos sus episodios se escriben y se animan en una semana. De jueves a martes, el equipo de guionistas y animadores de la serie produce el episodio que se verá el miércoles por la noche en Comedy Central, lo que les permite mantenerse muy actuales y reaccionar con rapidez incluso cuando Donald Trump ganó las elecciones. Sólo han fallado una vez, en veinte años, a la emisión del capítulo, y fue porque sufrieron un apagón en el estudio.

En sus propias palabras

En esta pieza para la televisión australiana, Stone y Parker explican no sólo el proceso de producción de un episodio de South Park, sino su trayectoria desde que llegaron por primera vez a Los Ángeles, y cómo esa serie no era lo principal de todos los proyectos que tenían en mente.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir