Fuera de Series Fuera de Series

Wyatt Russell (‘Lodge 49’): “Necesitamos más series optimistas”

El actor es el protagonista de ‘Lodge 49’, que se estrena hoy en AMC

AD

Wyatt Russell, en una imagen promocional de ‘Lodge 49’. (Fuente: AMC)

Para muchos espectadores, la primera toma de contacto con Wyatt Russell fue un episodio de la tercera temporada de Black Mirror en el que interpretaba a un joven que participa en un programa de pruebas de videojuegos que, por supuesto, acaba torciéndose. Ya había aparecido anteriormente en las películas Todos queremos algo, Infiltrados en la universidad o Frío en julio, pero hasta aquel capítulo de Black Mirror era más conocido por ser hijo de Goldie Hawn y Kurt Russell.

Desde entonces, se le ha visto en Ingrid goes west y en su primer papel protagonista importante hasta ahora, el de Sean “Dud” Dudley en Lodge 49, la nueva serie de AMC. Su personaje es un ex surfero en crisis que encuentra, en una hermandad que también ha visto tiempos mejores, una comunidad que puede ayudarle a salir del bache en el que se encuentra. De todo eso hablamos por teléfono con Russell.

‘Lodge 49’ tiene un tono bastante especial y particular. ¿Cómo lo describirías?

Soy parcial, pero creo que “especial” es una buena manera de describirlo. Creo que es especial porque no hay otra serie en televisión que tome el camino que toma Lodge 49. No tiene los recursos normales que atraen a la audiencia, como armas, o drogas, o crimen, o alguien está en medio de una persecución, no tiene esas herramientas. Confía en la fortaleza de los personajes y en la fortaleza de los guiones y del mundo que se ha creado. Lo que se busca es colocar al espectador en este mundo tan especial. Si yo paso por delante de un edificio con una puerta, pero que no tiene ventanas, y del que no para de entrar y salir gente, me pregunto qué está pasando ahí (risas). ¿Por qué entran ahí? ¿Qué hay? Debe haber algo chulo, supongo.

Lo que pasa en esos edificios anodinos es mágico, se forman relaciones entre la gente ahí, que se preocupan unos por otros. Hay una sensación de comunidad, de gente que está buscando una conexión con otros seres humanos de una manera que, a lo mejor, no estaban consiguiendo en el trabajo o en sus casas. Damos por supuestas esas conexiones en una época en la que la gente siente que su logia está en el teléfono. Entras ahí, en Instagram, y crees que ésa es tu comunidad, pero todavía hay sitios donde puedes establecer conexiones reales de humano a humano, que es la mejor conexión y la más poderosa, y creo que nuestra serie lo enfatiza en un momento en el que está bien saber que eso todavía existe. Y está bien saber que tu vida se compone de pequeños momentos mágicos. Igual no los vemos o los buscamos, pero están ahí.

¿Fue ese aspecto de la serie lo que te llamó la atención del proyecto? Porque también es una serie muy optimista y esperanzadora.

Has dado justo en el clavo, incluso en una serie en la que el protagonista no sabe si propio padre se suicidó o se ahogó. Hay gente que llega a la parte intermedia de sus vidas, está en relaciones que no funcionan, mueren seres queridos, pero sigue habiendo optimismo en el fondo porque es de esperar que, cuando pasan todas estas tragedias, las miras con algo de sentido del humor y optimismo porque, si no, estás muerto, acabado. Eso fue lo principal que me atrajo de la serie. Quería ver ese mundo, vivir en él y crearlo porque es muy inusual que puedas interpretar a un personaje tan optimista como el que interpreto. Generalmente, es alguien que tiene un pasado oscuro del que no quiere hablar, es enigmático, pero no solemos ver a alguien optimista, y quería tener la oportunidad de darle vida. También es una gran experiencia laboral estar feliz en el set durante todo el día.

Crítica: ‘Lodge 49’ es peculiar y con encanto
La serie de AMC se mueve por caminos menos habituales en la ficción estadounidensefueradeseries.com

Parece que, en el último año o así, han aparecido más series que, como ‘Lodge 49’, apuestan por un tono esperanzador y optimista. ¿Crees que es una coincidencia o están reaccionando a algo que está ocurriendo en el mundo actualmente?

Los medios suelen reflejar el panorama social y, durante muchos años, ha habido gente que decía “queremos hacer lo que ese panorama nos está pidiendo”. Creo que ahora es un buen momento porque llevamos tiempo con bastante agitación, y la verdadera naturaleza de esa agitación es debatible. Podemos echar la vista atrás y ver que ha habido otros momentos con más agitación. Pero ahora la tienes delante 24 horas al día, siete días a la semana, y la sientes durante 24 horas al día.

Así que creo que esta serie, y otras que tienen también una naturaleza optimista, son una respuesta a todo eso. Quizás necesitamos un par de series optimistas, quizás no todas las series tienen que ser el reflejo de alguna parte horrible de nuestra cultura o de la naturaleza. Hay, realmente, partes buenas de nuestra naturaleza que podemos enseñar, y tal vez a la gente le interesen. No sé cuánto hay de premeditado, pero creo que es todo un reflejo de lo que pasa en la cultura en este momento.

Los personajes de la serie están todos un poco perdidos y buscando su sitio. Dud parece encontrarlo en la logia, ¿pero necesita él más a la logia de lo que la logia lo necesita a él?

No lo tengo muy claro. Creo que es algo más simbiótico, que se necesitan mutuamente. El objetivo de la serie es que ninguna persona necesita a otra más de lo que es necesario para esa persona. Si estás en una situación de supervivencia, vas a querer estar con alguien más, vas a querer esa conexión humana. Todo el mundo es tan importante para el resto como tú lo eres para ti mismo. Es difícil decir si Dud es más importante para todos los demás. Para la propia logia, Dud es muy importante para mantenerla con vida de una manera que sólo él puede llevar a cabo. Al mismo tiempo, la logia le da a Dud la vida para ser capaz de hacerlo. De eso va la serie, de ese ciclo de vida. Ganamos experiencia y poder de otras personas, y los utilizamos para darnos impulso, y a veces, también para ayudar a otras personas. Es el círculo vicioso del bien, y eso es lo que está en el centro de la serie.

Wyatt Russell, en una imagen promocional de ‘Lodge 49’. (Fuente: AMC)

¿Cómo te preparas para interpretar a alguien como Dud? ¿O, más que preparación, es una cuestión de dejarse llevar?

No me preparé demasiado porque llevaba pensando en él durante mucho tiempo. Llevaba años pensando en todo esto, antes de que se rodara la serie. Surgió hablando mucho con Jim (Gavin), viendo mucha televisión, había algunos personajes que me resultaron muy útiles. Por ejemplo, vi muchos episodios de Mr. Bean porque pensé que Dud tenía un poco de él. Vi muchas cosas, pero no hice demasiada preparación porque quería dejar que ese mundo me golpeara, y responder a él como pensaba que lo haría Dud, y no filtrado a través de los ojos de otra persona, o porque me había preparado demasiado, ya que él no está demasiado preparado. Fue divertido dejar que la ola te empape y ver qué pasa, y a los creadores les gustó también esto.

¿Y qué pueden esperar los espectadores del resto de la primera temporada?

Seguimos los misterios de la logia. Hay ciertas habitaciones ocultas, la logia es un laberinto lleno de juegos de alquimia y pistas sobre cuál es la verdadera logia, dónde está y cuándo vamos a encontrar el significado de esos misterios. Nos embarcamos en un viaje para encontrar esos misterios físicos y, durante el camino, vemos todas las facetas de lo que representa dicho viaje. Espero que eso sea lo que la gente encuentre interesante de la serie.

‘Lodge 49’ se estrena esta noche, a las 23, en AMC.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir