Fuera de Series Fuera de Series

7 razones para que ‘Wynonna Earp’ sea tu maratón del verano

Las dos primeras temporadas de la serie de Syfy están disponibles en Netflix

Una imagen de la segunda temporada de ‘Wynonna Earp’. (Fuente: Syfy)

Buffy + Justified + Frozen. Así fue como la guionista Emily Andras “vendió” a Syfy Wynonna Earp, una serie que, pese a no ser un gran éxito de audiencia, ha sido ya renovada por una cuarta temporada, en gran parte, por la fidelidad de sus fans y el ruido que generan siempre alrededor de la serie. Conceptos como los Earpers o WayHaught aparecen con frecuencia en Twitter cuando la ficción está en emisión, que es lo que ocurre actualmente en Estados Unidos, y esa misma comunidad ha conseguido que diversas publicaciones especializadas estén prestándole atención a una serie que, de otra manera, quizás no habría pasado de la primera temporada.

Precisamente aprovechando ese estreno de su tercera temporada en Syfy USA, y que sus dos primeras entregas están disponibles en Netflix, os vamos a recomendar Wynonna Earp a través de 7 razones por las que es un maratón veraniego que os hará disfrutar mucho. El único requisito es un escaso sentido del ridículo y un sano sentido del humor.

Es una serie que sabe lo que es

Wynonna Earp no es Mad Men. Tampoco es The Expanse, por mencionar otra serie de Syfy que ha ido ganando poco a poco un seguimiento de culto. Wynonna Earp es, como se ha comentado a menudo, la alumna más aventajada de Buffy, cazavampiros y del legado de Joss Whedon como creador televisivo. Y lo es porque es consciente de qué tipo de serie es.

¿Una heredera de Wyatt Earp que utiliza su pistola, de tamaño a lo Harry el Sucio, para enviar al infierno a los demonios que campan a sus anchas por el pueblo por culpa de una maldición que cayó sobre la familia? Todos los implicados saben bien lo ridículos que puede sonar no ya la premisa de la serie, sino el 80% de lo que ocurre en ella, y lo abrazan por completo. ¿Cómo? Haciendo chistes sobre lo cutre que puede ser tener un tentáculo gigantesco suelto por el bosque o lo absurdo de que en Purgatory nadie se haya dado cuenta de que hay demonios causando todo tipo de problemas. Que los demonios se disfracen de fans de Sons of Anarchy no es la mejor manera de disimular.

Crítica: ‘Wynonna Earp’ — La alumna aventajada de Buffy
Comentamos, sin spoilers, la primera temporada de esta serie fantástica disponible en Netflixfueradeseries.com

La familia es lo primero

Waverly, Wynonna y Doc Holliday. (Fuente: Syfy)

La maldición que cayó sobre Wyatt Earp y sus descendientes es el esqueleto sobre el que se construye la mitología de la serie (que va volviéndose más compleja con cada temporada), y también ofrece el mayor anclaje emocional. Porque aunque pasen cosas ridículas y Wynonna tenga un don para las frases ingeniosas y las referencias pop (“lo juro por mi boy band favorita” es una de sus perlas de la tercera temporada), el legado de la familia Earp se trata con mucha seriedad.

¿Tienen los hijos que pagar por los pecados de sus padres, o de sus antepasados del Salvaje Oeste? Wynonna no sólo debe asumir un legado que nunca quiso (ser la Heredera encargada de intentar acabar con la maldición), sino que tiene que asumir otros traumas que persiguen a su familia desde que ella era niña. Para empezar, su madre los abandonó cuando sus hijas eran pequeñas, la mayor fue secuestrada, el padre fue asesinado y la pequeña, tal vez, no sea una Earp de verdad. Hay suficiente drama familiar como para que Wynonna y su hermana Waverly necesiten terapia durante años, pero también es lo que las une. Las dos lo darían todo una por la otra porque entienden perfectamente por lo que han tenido que pasar.

La “Scooby Gang”

El agente Dolls y Doc. (Fuente: Syfy)

Como buena estudiosa de Whedon, Wynonna Earp es una serie más coral de lo que parece y sus protagonistas acaban formando su propio grupo familiar, su “Scooby Gang” particular. Está centrada alrededor de la Heredera y se congrega para derrotar a los demonios y demás criaturas sobrenaturales que aparecen por Purgatory, y que intentan básicamente acabar con todos los vivos del lugar. Entre un Doc Holliday inmortal, un oficial de una agencia clandestina del gobierno que tiene que colaborar a la fuerza con Wynonna (y que tiene sus propios secretos), una policía local que se encuentra por casualidad con todo el jaleo, Waverly Earp y nuevos personajes que se van sumando, se forma un grupo con una gran dinámica.

Entre ellos surgen atracciones de lo más inoportuno e historias de amor que acaban siendo de lo más destacado de la serie, y lo que los define a todos es que se apoyan, se aprecian y se respetan. Holliday asume rápidamente que Wynonna es quien manda allí, por ejemplo, y si el agente Dolls atraviesa alguna dificultad, los demás van a estar ahí para ayudarle en lo que haga falta. Por supuesto, también tiene que estar el equivalente al primo pequeño con el que todo el mundo se mete de forma cariñosa, pero por el que sacrificarían lo que fuera.

Wynonna, la heroína

Una parte muy importante del particular encanto de la serie es la personalidad de su protagonista. Wynonna Earp se mueve en lo que, en la superficie, es un western de tintes fantásticos, pero no se ajusta a los roles que el género reserva para una mujer como ella. Es cierto que podría parecerse a Buffy si ésta tuviera tendencia a emborracharse en el bar local y no tuviera complejos en lo que se refiere al sexo, y su familia fuera un cúmulo de traumas, pero Wynonna es lo suficientemente independiente de la sombra de la Cazadora. Su pasado y la manera en la que su deber se mezcla con su historia familiar es una parte muy importante de quién es.

Además, su intérprete, Melanie Scrofano, le imbuye no sólo cierto carisma, sino también mucho sentido del humor y hasta una tendencia a meter la pata que rompe la imagen de heroína capaz de todo que se le podría asignar. Wynonna es muy imperfecta, pero también tiene un gran corazón y un sentido de la responsabilidad que, probablemente, ni ella sabía que poseía. Su relación con Waverly, su tira y afloja sentimental con Doc o la manera en la que afronta los secretos de su pasado van construyendo una protagonista que sabe también cuándo dejar que brillen sus secundarios.

El aire fresco de “WayHaught”

Waverly y Nicole, en la tercera temporada. (Fuente: Syfy)

Con todas las peticiones de una mayor y mejor representación LGTB en las series de los últimos tiempos, resulta refrescante la manera en la que Wynonna Earp ha hecho que la relación romántica consumada en la serie sea entre Waverly y la agente Nicole Haught (de ahí, “WayHaught”, su nombre shipper). No hay ningún drama a su alrededor (más allá del que traigan los demonios correspondientes) y no hay graves traumas entre ellas que tengan que superar. Simplemente, se atraen, se enamoran y deciden convertir en realidad sus sentimientos.

La serie se ha propuesto no seguir la ruta tradicional por la que habitualmente evolucionan estas parejas del mismo sexo en series de mayor éxito. Siempre suele haber un personaje que sufre una tragedia o muere, o las circunstancias conspiran para que acabe siendo imposible que estén juntos. Waverly y Nicole pueden ser un poco pastelosas a veces, pero resultan divertidas y hay genuina química entre ellas. Y tampoco se le da a su relación mayor importancia. Su retrato, y el de Wynonna, es un ejemplo de cómo son las mujeres de esta serie: personajes tridimensionales que no sólo son las novias, o las fuertes, o las desastrosas, o las listas. Pueden serlo todo a la vez.

Cuando la visibilidad LGBT de las series se encuentra en “fanvideos” de YouTube
Por el día del Orgullo, recordamos muchas tramas homosexuales de series que llegan a su público gracias a la plataforma…fueradeseries.com

Una serie en alza

En las dos temporadas disponibles en Netflix se aprecia la curva ascendente que traza Wynonna Earp desde su primer episodio. Una vez que ya están presentados los personajes, y que conocemos Purgatory y a sus habitantes menos recomendables, su showrunner, Emily Andras, y compañía empiezan a deconstruir a su heroína y, al mismo tiempo, a afianzarla como tal. Las revelaciones sobre la verdad detrás de la maldición de los Earp son sorprendentes, pero siempre hay algún elemento que impide que sean totalmente increíbles. Que se tome en serio las emociones de sus personajes permite que funcionen cosas como una bruja que conduce un Cadillac rosa o dos novias fantasmales que quieren resucitar a su malvado marido.

La construcción de la mitología, y cómo va elevando los retos a los que se enfrentan los protagonistas, impulsa la mejora de la serie hasta llegar a una segunda temporada que, de momento, es el mayor aprovechamiento de su potencial para la diversión y el desarrollo de sus personajes. El embarazo de Wynonna (forzado por el de su actriz en la vida real) obliga a la protagonista a asumir ciertas cosas sobre sí misma y sobre su familia que terminan elevando el nivel de toda la temporada.

El fandom

Sí, la séptima razón es una externa a la serie en sí, pero también tiene mucha culpa de Wynonna Earp esté creciendo de la manera en la que lo hace. Sus fans han organizado convenciones exclusivas de la serie en Londres y, próximamente, en Toronto o Nueva Orleans, y se han ganado la fama de ser el fandom más amable del mundillo por el modo en el que se cuidan entre sí. Como recogía Vulture en un reportaje reciente, hasta hay una cuenta de Twitter, llamada @EarperSupport, en la que lossegudores de la serie pueden pedir consejo o ayuda, y saben que recibirán alguna solución.

Los responsables de la serie, empezando por Emily Andras, se preocupan igualmente por transmitir un sentimiento de comunidad que, al final, ha contribuido a que Syfy considere que es uno de sus activos relevantes en su parrilla veraniega. Según apuntaba The New York Times, la audiencia de Wynonna Earp es mayoritariamente femenina, con una gran subida del 44% en la segunda temporada en el tramo de edad entre 18 y 34 años, lo que es un gran dato en una cadena como Syfy, que siempre ha tenido problemas para que sus espectadores no sean sólo hombres.

Chris McCumber, presidente de la cadena, señalaba también en ese reportaje que hay una cualidad en la ficción que quizás tenga la clave de su acogida en aumento, y que es que “esa perseverancia y esa pelea contra todos los problemas es importante ahora mismo”.

Las dos primeras temporadas de ‘Wynonna Earp’ están disponibles en Netflix. La tercera llegará una vez acabe su emisión en Estados Unidos.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir