Fuera de Series Fuera de Series

7 series de animación para ver en vacaciones

Repasamos algunos de los títulos de dibujos para los más pequeños que se pueden ver en las distintas plataformas

Protagonistas de ‘Minúsculos’, una serie muda con grandes dosis cómicas. (Fuente: BBC)

Los dibujos animados son un referente cuando eres pequeño. Bien vividos pueden ser la semilla que haga que luego te aficiones a las series o que, incluso, sigas viendo animación de mayor, con títulos mucho más maduros. Existe cierto lastre a este género, bien porque no se entiende que pueda haber propuestas adultas, o bien porque no se conciba que algunas de las series pueden gustar a niños y a mayores. Lo cierto es que algunos títulos son de sobra conocidos y disfrutados por todas las edades. No descubrimos nada nuevo si hablamos de Hora de aventuras o de Steven Universe, aunque otros títulos, como BoJack Horseman, son directamente desaconsejados para pequeños.

No es el caso de las siete propuestas para este verano. Todo son series que se pueden ver de niño y alguna de ellas, de hecho, es más difícil que encaje en gustos adultos. Es el momento de que los chavales vean dibujos que vayan más allá de la simple historia (si es que algún momento fue malo para algo así), pero que estén principalmente creados para ellos.

‘She-Ra y las Princesas del Poder’ (Netflix)

Empezar una lista de recomendaciones con un reboot se podría considerar un poco trampa, porque no deja de actualizar un argumento que ya se había trabajado hace tiempo, pero es que la vuelta de She-Ra está muy bien. Los que crecimos en los 80, a menudo vimos personajes que, si no estaban sexualizados, mostraban una imagen despampanante y con la que sentirse poco identificada, aunque no ocurriera en todos los ejemplos.

Pero sí era el caso de He-Man y She-Ra. Completamente madurados, con curvas y una fuerza sobrehumana que se notaba en sus músculos. La nueva She-Ra viene redefinida, mucho más identificable y sin acabar de formarse. Es mucho más dulce, pese a que mantiene la esencia guerrera, y sin duda es un personaje mucho más potente, que ha conseguido convertirse en referente no sólo para niños.

‘Minúsculos’ (HBO)

Imagen del primer episodio de la segunda temporada de ‘Minúsculos’. (Fuente: BBC)

Minúsculos es una maravilla de serie muda en donde se explican cotidianidades de insectos que viven en el bosque. En muchas cosas del tono recuerdan a algunos cortometrajes antiguos de Pixar (pienso directamente en For the birds). Es ese humor desde el silencio y sin casi gestos. Los argumentos son muy sencillos, pero con retranca, lo que hace que sean dibujos casi para cualquier edad y con varias formas de poderse ver. Sus episodios son cortísimos y en HBO está disponible la segunda temporada, así que dadle una oportunidad viváis con niños o sin ellos. Además, recomiendo pasar por su canal de Youtube y echarle un ojo a los vídeos que tienen subidos.

‘The Hollow’ (Netflix)

En teoría, esta es una serie apta para mayores de siete años, aunque no acabo de estar de acuerdo. Por su complejidad argumental, pero sobre todo por el tono oscuro con el que está contada, me parece que es poco adecuada para chavales tan pequeños; sin embargo, es una apuesta interesante para niños algo mayores.

The Hollow es de esos títulos que atrapan. Narra la huida de tres chavales que despiertan juntos en una habitación, y sin recuerdos. Es algo angustiante si llegas a entender lo terrorífico de la premisa, y la verdad es que los colores y el tono en la narración no tranquilizan. Pero, como primera serie que acerque al género del terror, es curiosa y tiene una historia que va más allá de cada episodio. Una entrada a series maduras para niños inquietos.

‘Las historias espeluznantes de Masha’ (HBO)

De todas las series aquí listadas, posiblemente esta sea la más tradicional, pero tiene unas pretensiones y una forma de contar que hace que sea una de mis favoritas para recomendar a chavales de 3 a 6 años. Masha es una niña que ha tenido que superar un montón de miedos y que nos explica, narrando como si de un cuento se tratase, las historias que le han ayudado a superarlos.

Es la voz del que ya ha pasado por donde tú te encuentras ahora y comparte sus trucos parra superarlo. La relación con el espectador es directa y está planteada de una forma en la que el niño no es un mero espectador; participa de la experiencia como si se tratara de un cuentacuentos. Las historias son breves y sencillas, dan mucho juego para verlas repetidamente y tienen escenas cortas que hacen que el mensaje llegue claramente. No es de esos títulos que gustarán a adultos igual que a niños, pero no todas las series tienen que cumplir con ese requisito. A veces, a los mayores nos toca estar para acompañar.

‘Hilda’ (Netflix)

Imagen de la primera temporada de ‘Hilda’ (Fuente: Netflix)

La fantasía es, sin duda, la protagonista de este título. Hilda viaja a un lugar en donde un montón de seres la acompañan. Es una historia clásica de aventuras basada en los cómics de Luke Pearson. Cuenta con una protagonista magnífica que no duda ni un instante en meterse en nuevas tramas y que vive en un bosque encantado en el que habitan trolls, elfos y cuantas criaturas mágicas se pueden imaginar. Todo cambiará cuando deba mudarse a la ciudad, donde pensaba que no encontraría ningún entretenimiento, y pronto descubre que no será así.

Las historias que narran son bonitas y tienen mensaje, pero además cuenta con una protagonista arrolladora que te hace querer acompañarla desde el primer momento. Es de esas propuestas que acaba cautivando a todo el mundo.

‘Outopus’ (Amazon Prime Video)

La plataforma Amazon es la encargada de alojar esta serie de 2012 formada por gags cortos de dos minutos en los que cinco pulpos intentan una y otra vez escapar de la pecera en la que están mediante mecanismos varios. Los experimentos se suceden rápidamente, fracasando una y otra vez en su intento.

Outopus es una serie muy rápida que cuenta con una dosis de humor alta. Por su duración y expresividad divertirá a niños pequeños, pero tiene suficiente gracia para que se nos haga entretenida a los adultos. Además, cuenta con unos protagonistas que es imposible que no caigan simpáticos.

‘Carmen Sandiego’ (Netflix)

Acabamos como empezamos, con el rescate de un título antiguo que despierte nuestra añoranza. Qué niño no jugó en los años 90 al videojuego de Carmen Sandiego o disfrutó con su serie. En España tuvimos incluso un concurso cuya sintonía aún me vuelve a la cabeza más de lo que querría reconocer. La historia es muy sencilla; una ladrona huye de país en país tras cometer diversos robos. Mezclaba, pues, acción con educación, pues mientras veías a tu heroína robar, ibas conociendo distintos lugares y objetos icónicos de cada uno de ellos. Al margen de la admiración que se desarrollaba por el ladronicio, era una buena excusa para acercarse a lugares lejanos.

Netflix ha querido darle una vuelta de tuerca, enfrentando a nuestra protagonista a la banda de robos para la que fue preparada, decidiendo luchar contra el crimen en lugar de reforzarlo, un cambio que se entiende aunque le haga perder algo de maldad al personaje. La serie, además, ha sido doblada por Gina Rodríguez en castellano y vuelve a reforzar la colocación de figuras femeninas como referentes de la lucha, haciendo que los pequeños admiren a una Carmen que viene para salvarnos de la maldad del mundo.

Podcast: Gran Angular — Series de animación para niños que disfrutan también sus padres (ep.41)
Para celebrar el Día del Padre, juntamos a tres papás que nos cuentan cómo ven series con sus hijos e hijasfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir