Quantcast
7 series que no sabías que eran spin-offs - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

7 series que no sabías que eran spin-offs

‘Salvados por la campana’, ‘NCIS’ y otras series derivadas

‘NCIS’ ha superado ya a la serie de la que nació, ‘JAG’.

Cuando una serie tiene éxito, lo más normal es que se intente aprovecharlo extendiendo todo lo posible los dominios de esa serie. Eso puede hacerse a través de spin-offs, como AMC hizo con Breaking Bad cuando ésta finalizó. Tomó a uno de sus personales, el abogado Saul Goodman, y le dio su propia serie, Better call Saul, cuya tercera temporada se estrena esta semana.

Los spin-off van a ser nuestro tema de esta semana, y lo vamos a arrancar recordando siete series que, aunque son spin-off, quizás no sabías que lo eran. En parte porque algunas de ellas han tenido más éxito que los programas de los que nacieron.

Daria

Daria es toda una serie de culto, una serie teen situada al nivel de Freaks & Geeks y Es mi vida. El título animado de MTV tenía como protagonista a una adolescente sarcástica a través de la que se hacía una sátira del instituto que, para bastantes críticos estadounidenses, aún no ha podido ser igualada.

Lo interesante es que Daria era un spin-off de Beavis and Butt-Head, los dos adolescentes idiotas que se dedicaban a comentar los videoclips de MTV y que fueron un enorme éxito a finales de los 90. Daria era, en aquella serie, nada más que una compañera de su instituto.

The Flash

Las aventuras del Velocista Escarlata en The CW no empezaron “en frío”, como si dijéramos, sino que utilizaron una serie ya consolidada para presentarse. Barry Allen apareció por primera vez en un par de episodios de la segunda temporada de Arrow, que sirvieron para que la audiencia lo conociera antes de que adquiriera sus superpoderes.

‘Duet’, el lugar feliz de Flash y Supergirl
El crossover musical entre ‘The Flash’ y ‘Supergirl’ devuelve la diversión a la primerafueradeseries.com

De este modo, al nacer como un spin-off, The Flash forma parte de un universo compartido con la Flecha Verde y con otra serie surgida como una derivación de las dos anteriores, Legends of tomorrow. Ha acabado siendo la más popular de todas.

Los Simpson

Los Simpson, que va camino de superar todos los récords posibles para una serie que no sea una telenovela diaria, también empezó su andadura dentro de otro programa. En este caso, eran sketches animados dentro de The Tracey Ullman Show, un programa antológico de diferentes escenas humorísticas independientes.

Eran muy breves, de sólo unos minutos, y se veían antes y después de cada paso a publicidad, pero enseguida tuvieron una gran acogida, por lo que, después de tres temporadas, dieron el salto en 1989 a su propia comedia animada de media hora. Y hasta hoy.

Frasier

De todos los clientes habituales del bar de Sam en Cheers podían salir muchas series diferentes. Sus productores optaron por centrarse en el psiquiatra divorciado al que daba vida Kelsey Grammer y le dieron su propia comedia, Frasier, una que casi igualó la longevidad de su serie madre, con diez temporadas.

Frasier Crane era culto, snob y neurótico, y formaba trío en la serie con su hermano Niles y su padre, Martin, ex policía de Seattle que no comprendía como le habían salido dos hijos que preferían la ópera al béisbol. Frasier ganó cinco Emmy consecutivos a mejor comedia y, hasta que llegó Juego de tronos, era la serie más galardonada en la historia de esos premios.

NCIS

Es curioso que NCIS, que ha dado pie a varios spin-offs tan exitosos como su serie madre, sea a su vez un spin-off. Los investigadores de la Marina liderados por Mark Harmon aparecieron por primera vez en dos episodios de la octava temporada de JAG, alerta roja, serie sobre abogados militares que fue un gran éxito a mediados de los 90.

Aquellos dos capítulos sirvieron de backdoor pilot para NCIS, que ya ha superado a JAG en cuanto a longevidad (está emitiendo su 14ª temporada) y que ha dado pie a otros dos spin-off propios, NCIS: Los Angeles y NCIS: New Orleans.

Cosas de casa

En la televisión estadounidense, hubo unos años en los que lo más común era creare nuevas series a partir de sitcoms familares de éxito. Cosas de casa nació así, a partir de Primos lejanos y del personaje de Harriette Winslow, que en aquella serie era la operadora del ascensor del edificio donde trabajaba Larry y que, después, pasa a ser vecina de Larry y Balki.

El personaje y su marido, el policía Carl Winslow, funcionaban tan bien, que en la cuarta temporada de Primos lejanos recibieron su propia serie, que era una comedia familiar más convencional, y que casi acabó teniendo más éxito que su serie madre.

Salvados por la campana

¿Que Salvados por la campana es un spin-off? Lo es, de una comedia de Disney Channel de finales de los 80 llamada Good morning, Miss Bliss. Su protagonista era una profesora de instituto de Indiana en cuya clase estaban tres de los protagonistas de Salvados por la campana: Zack, Lisa y Screech.

Aquella comedia sólo duró una temporada, pero esos tres adolescentes fueron rescatados por NBC para crear su propia serie de instituto, ambientada esta vez en California y dando más protagonismo a los chicos, en lugar de a los profesores. La maniobra fue todo un éxito.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Escucha 'Streaming' en directo el miércoles a las 15:30 en nuestro canal de Twitch
Mas información
Subir