Fuera de Series Fuera de Series

Aitor Gabilondo (‘Vivir sin permiso’): “Siempre ha habido series de narcos”

La serie reúne de nuevo a parte del equipo de ‘El Príncipe’, con José Coronado y Alex González a la cabeza

José Coronado y Alex González, en una imagen promocional de ‘Vivir sin permiso’. (Fuente: Mediaset)

Las televisiones españolas se han animado a programar sus apuestas más fuertes de ficción para el otoño en esas primeras semanas de septiembre. Abrió el fuego TVE con El Continental, le siguió Antena 3 con Presunto culpable y, ahora, Telecinco cierra el círculo con Vivir sin permiso, que estrena en simultáneo en su canal principal y en FDF, Divinity, Energy, BeMad y Mitele.es esta noche, a las 22:40.

La serie reúne de nuevo a parte del equipo creativo detrás de El Príncipe, uno de los grandes éxitos de la ficción española reciente, con el guionista Aitor Gabilondo y los actores José Coronado y Alex González a la cabeza. Esta vez, la acción se traslada de Melilla a Galicia, al ficticio pueblo de Oeste, un lugar donde la palabra de Nemo Bandeira es la ley.

Bandeira es narcotraficante y tiene una conservera para lavar el dinero, lo que inevitablemente le va a ganar comparaciones con Fariña. Pero Vivir sin permiso se mueve por otro lado; el detonante de todo es el diagnóstico de Alzheimer temprano de Bandeira y las luchas por sucederle al frente de la empresa.

Así es ‘Vivir sin permiso’, una de las dos series sobre narcotráfico en Galicia
El Festival MiM Series se abre con la presentación de la ficción de Telecincofueradeseries.com

Hablamos por teléfono con Gabilondo, cuyo próximo proyecto es la adaptación de Patria para HBO España, días antes del estreno de su serie y de la presentación de la misma en el Festival de San Sebastián, donde Coronado tiene también una ficción de Movistar+, Gigantes.

Manuel Rivas, José Coronado y Aitor Gabilondo, en la presentación de ‘Vivir sin permiso’. (Fuente: Mediaset)

‘Vivir sin permiso’ es una serie con narcos pero no es una serie de narcos, os habéis decantado más por el drama familiar. ¿Qué os interesaba más de ese enfoque?

Es la historia de un hombre que se ha hecho poderoso a través del narcotráfico y que, cuando ya está en el momento del éxito y de lavar su imagen, le ataca el enemigo menos esperado para él, que es un enemigo interior, el Alzheimer. Es una enfermedad que es su último desafío y sabe que contra ése no podrá hacer nada.

¿Por qué crees que funciona tan bien esta figura como del rey en declive, la persona que tiene mucho poder y empieza a perderlo?

Creo que funciona tan bien porque simboliza realmente el poder. Todos vivimos bajo algún tipo de poder, luchando contra algún tipo de poder, bajo algún tipo de institución, y nos tiene a todos dominados. Vivir sin permiso habla de eso, se puede vivir sin el permiso de alguien poderoso y ver su declive, ver su decadencia, ver lo que eso nos inspira, aparte de sentirnos identificados, porque el ansia de poder anida en todos nosotros, es una pulsión humana con la que nos identificamos.

Todos hemos tenido un padre o una madre, o un jefe, una figura de poder o un presidente del Gobierno que domina nuestras vidas y él simboliza eso. Los demás personajes se mueven alrededor de ese poder.

Sí, hay cierta tensión entre los personajes que no quieren saber nada de ese poder, pero a los que les va a tocar lidiar con él, y los que lo persiguen.

Exactamente es eso. No puedes escapar de su influjo. A partir del poder de esa persona, tu vida tiene sentido o domina tu vida. Te puedes alejar más o menos, pero yo decía siempre que Nemo Bandeira es como el fuego; si estás muy cerca te quemas pero, si estás muy lejos, tienes frío. Ese punto intermedio es lo que buscarán todos los personajes a su alrededor, y algunos lo quieren suceder, suplantar su posición, y otros, renegar de él. Ése es el juego de la serie.

La familia Bandeira. (Fuente: Mediaset)

¿Por qué crees que, de repente, se ha puesto de moda hacer series sobre narcos?

Se ha puesto de moda y no. Siempre ha habido, de alguna manera. Podemos hablar del narcotráfico, podemos hablar del alcohol, de todo lo que es prohibido. Y además no sólo lo que está prohibido, lo que es delito, sino lo que pone en peligro la vida de las personas, desde el punto de vista dramático, tiene mucha fuerza. Creo que ahora hay una oleada un poco al rebufo de Narcos, pero lo ha habido siempre. Scarface estaba mucho antes, las películas de la ley seca estaban ahí, no cambia exactamente nada.

Lo que se trafique, el producto, es lo de menos; es la ilegalidad y la gente en la frontera de lo legal y lo ilegal, y creo que lo que atrae ahora, o la última moda, por decirlo de alguna manera, es que las personas que trafican son personas muy reconocibles. Es gente de familia; no es una banda anónima, sino gente de familia, y eso lo hace más perturbador. O es una comunidad que se dedica a esto, o una familia que se dedica al narcotráfico, o un señor como Escobar, pero que lo hace por su familia. Es, también, un desafío al espectador porque le obligas a empatizar, o a querer, o a seguir las peripecias de una persona que, desde el punto de vista legal y moral, está en las antípodas de ti mismo. Y eso es perturbador y super atractivo.

5 narcoficciones para superar la adicción a ‘Narcos’
La series basadas en la vida de los capos de la droga despiertan la atención de los espectadores españolesfueradeseries.com

Habéis vuelto a contar con José Coronado y con Alex González para esta serie. ¿Qué os aportan ellos como actores?

Con José Coronado he hecho ya varias series y lo que aporta es que, cuando íbamos a afrontar el tema, que no va de esto pero también va de esto, del Alzheimer, me preocupaba que fuera triste, que fuera devastadora para el público. Me interesaba ponerle el Alzheimer a una persona negativa, a un personaje oscuro. Eso me gustaba mucho.

Y luego, que fuera Coronado aporta la energía que tiene Coronado. En vez de entristecerse, se rebela contra el Alzheimer, quiere luchar contra esto. El personaje de Nemo Bandeira se merecía un infarto, digamos, morirse en lo alto, de un infarto y fuera. En cambio, esta decadencia va contra su propia naturaleza, y Coronado tiene una energía muy rotunda. Esa lucha, sabía que iba a aportarla él, que iba a llenar mucho al personaje con esa energía suya que tiene, inconformista. Lucha contra un imposible porque sabe que va a morir del Alzheimer, pero él no se deja llevar.

Claudia Traisac interpreta a la hija ilegítima de Nemo. (Fuente: Mediaset)

Luego, en el caso de Alex González, después de haber hecho El Príncipe, hablé muchas veces con él. Mientras trabajaba en la serie no había pensado en ningún personaje para él, porque sabía que no quería hacer otra vez de bueno. Pero según fui avanzando con los personajes, pensé en este abogado canalla e hijo de puta, pero con una sonrisa. Se lo propuse sin saber si iba a querer, le dije “es un personaje con el que no sé si te van a querer mucho, ¿pero te atreves a hacerlo? Es muy atractivo para ti”. Entonces, él lo pensó, pensó lo que le venía bien porque se aleja mucho de lo que ha hecho otras veces, siempre va con una sonrisa, va bien vestido, pero es muy malvado.

Además, el juego de poder que comentabas parece que se va a ver bastante entre este personaje y el de Claudia Traisac, que es la hija ilegítima de Nemo y la que, en teoría, está fuera de los negocios de la familia.

Exactamente. Claudia Traisac es, por decirlo de alguna manera, la Cenicienta, la única que tiene moral de entrada, la única que tiene corazón y que quiere vivir alejada de su padre y de su entorno. Ella tiene una moral muy diferente de la de su familia, es la bastarda, y hay una pugna entre si se dejará arrastrar o logrará mantenerse indemne.

¿Hasta qué punto ha estado involucrado Manuel Rivas en el desarrollo de ‘Vivir sin permiso’?

Él tenía esta idea para un relato breve y habló con Mediaset de ella. Lo que aportó es el universo de Oeste, de Nemo Bandeira y su familia, y partir de ahí yo creé libremente la serie. Él se ha mantenido al margen. No es su mundo y no quiere que lo sea.

Escucha la entrevista en formato podcast:

‘Vivir sin permiso’ se estrena esta noche, a las 22:40 horas, en Telecinco y, simultáneamente, en FDF, Energy, Divinity, BeMad y Mitele.es.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir