Fuera de Series Fuera de Series

British TV: ‘Top of The Lake’

El horror se esconde bajo la superficie de la indiferencia

AD

Elisabeth Moss interpreta a Robin Griffin.

Un año antes de que llegara a la HBO la primera temporada de True Detective, y nos embrujara a todos con su fotografía, su tono oscuro, con el misticismo del personaje de Matthew McConaughey o con su cabecera, se habían estrenado The Fall y Top of The Lake, dos series policíacas que reescribieron los tropos del género.

Al igual que la serie de HBO, ambas tenían una temática muy oscura pero, a diferencia de aquella, estaban protagonizadas por personajes femeninos. En éstas, la mujer no sólo encarnaba la figura de víctima de la maldad del hombre, algo en lo que la serie de Pizzolato falló por todos los lados.

Los fans de True Detective encontrarán en Top of the Lake una serie para llenar el vacío que pudo dejarles la primera temporada. No estoy hablando del vacío que te dejan las grandes series cuando acaban, sino del vacío argumental; True Detective abrió, una tras otra, varias puertas a una mitología que tenía la apariencia de ser muy profunda y se olvidó de cerrarlas, dejando a la vista unas habitaciones en las que no había nada.

También podríamos hablar de Twin Peaks al hacer una presentación de Top of The Lake. La serie de David Lynch y Mark Frost se convirtió en referente para todas las obras posteriores que se ambientan en una comunidad pequeña, tranquila a simple vista, y en la que una tragedia desenrollaba la alfombra bajo la que se escondían los más horribles secretos.

Top of The Lake tiene la poesía visual de ambas en sus mejores momentos, su sordidez y una atmósfera perturbadora pero, además, tiene a Elisabeth Moss, a su complejísimo personaje, Robin Griffin, y a Jane Champion como creadora. Y todo esto suma en una serie que realmente no necesita la alusión a otras obras que hablen por ella.

En la BBC ya se ha estrenado Top of The Lake: China, la segunda temporada de la serie, que no llegará hasta septiembre a Estados Unidos y España, a través de Sundance en ambos casos. Y para que no la dejéis escapar en cuanto la tengáis a vuestro alcance, vamos a hablar de la primera temporada, sin spoilers, para que os animéis a verla.

De qué va

Robin Griffin (Elisabeth Moss) es una detective australiana especializada en casos de violencia sexual que, mientras está visitando a su madre enferma en Laketop, una pequeña localidad del sur Nueva Zelanda, debe hacerse cargo de la investigación del caso de Tui Mitcham, una niña de 12 años que está embarazada y desaparece sin dejar rastro.

Durante los siete episodios (siete en la versión internacional y seis en la británica) de la primera temporada, Robin se enfrentará a la masculinidad hegemónica del pueblo, no sólo a la del patriarca de los Mitcham, una familia cuya corrupción y poder no se limita a sus actividades delictivas, sino que ha cubierto con alquitrán todo y a todos con los que se relaciona; también está presente en la cultura sexista y la corrupción del sistema policial. Porque la comunidad de Laketop se ha fundado sobre arenas movedizas putrefactas que han permitido la normalización de conductas ante las que todos han decidido mirar a otro lado.

Durante la investigación, toda la podredumbre saldrá a la superficie, Robin revisitará los demonios de su pasado personal, vivirá otras horribles experiencias y descubrirá información que se acumula a los traumas escritos en su curriculum vital. No es una serie para ver cuando queremos abstraernos de los horrores de la vida real, Top of The Lake, como queda claro por lo sórdido de su premisa, y los escabrosos temas que descubriremos durante el viaje, es una serie dura e incómoda de ver, pero el personaje de Robin Griffin es uno de los más interesantes y complejos que nos ha regalado la televisión y nuestro esfuerzo emocional se ve recompensado.

Aunque, por supuesto, no lo es, el entorno (a)parece idílico; la cámara capta los amplios y hermosos espacios naturales que contrastan con lo opresiva que es la sociedad en la que se mueven sus habitantes. Dentro de ese paraíso natural, está establecida, la bien llamada, Paradise, una comuna de mujeres maltratadas guiadas por una gurú interpretada por Holly Hunter, quienes serán las que proporcionen una vía de escape a tantas tragedias para el espectador.

La serie ofrece una resolución para el caso de Tui, el cual converge con el pasado de Robin durante la temporada. Para cuando empieza Top of The Lake: China han pasado unos años por lo que, sí, es indispensable haber visto estos episodios si queréis ver la segunda; necesitáis conocer la historia de Robin, la de su pasado y la de los hechos ocurridos durante la primera temporada.

Top of The Lake: China

La segunda temporada de la serie se traslada a Australia, por lo que veremos nuevos personajes, entre los que destacan las incorporaciones de Gwendoline Christie (Juego de Tronos) y Nicole Kidman.

Notas al margen

  • Top of The Lake fue la primera serie de televisión en verse en un festival de cine. Los 350 minutos de su primera temporada se exhibieron durante el Festival de Sundance de 2013 y posteriormente en el de Berlín el mismo año. La segunda temporada se estrenó este año en Cannes y fue considerada por la crítica una de las mejores obras que se vieron en la última edición del festival.
  • El personaje de Robin Griffin iba a ser interpretado por Anna Paquin, quien ya había trabajado con Jane Champion en El Piano, y que no pudo aceptarlo por su embarazo. El papel cayó entonces en las maravillosas manos de Elisabeth Moss, por el que estuvo nominada en los premios Emmy de 2013, al igual que la serie.
  • La imagen de la maleta en el fondo del mar de Top of The Lake: China os perseguirá durante el resto de vuestra vida.

British TV: ‘Line of Duty’, el policíaco ético
Movistar Series Xtra estrena la cuarta temporada el 4 de juniofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir