Quantcast
Cómo funcionan los Premios Emmy - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Cómo funcionan los Premios Emmy

Una guía para entender quién, cómo y qué se vota en la gala del Primetime de Estados Unidos

Durante la carrera de los Emmy recibimos muchísima información sobre quiénes deberían ser los nominados, qué episodios inscriben los candidatos y termómetros sobre los posibles ganadores. Todos participaremos en la conversación discutiendo lo obvia que debería ser la presencia de algunos nombres por sus méritos, pero debemos recordar que, para elegir a los ganadores de los Emmy, no se tienen en cuenta temporadas completas.

Por eso, con el reglamento en mano, os hemos preparado esta guía en la que os contamos cómo funcionan realmente estos premios, cómo se elige a los nominados, quiénes votan en cada fase y qué es lo que se tiene en cuenta a la hora de nominar y premiar lo mejor de la temporada de series de televisión en Estados Unidos.

Elegibilidad

Series y programas de televisión emitidos entre el 1 de junio y el 31 de mayo en horario de primetime (18:00–02:00 h).

La temporada en cuestión debe estrenarse durante este período de elegibilidad y antes de la fecha de cierre deberá haber emitido el 75% de sus episodios, aunque los últimos estén disponibles durante la fase de nominaciones.

Para las series que se emiten durante el verano, debemos tener en cuenta que las temporadas valoradas serán siempre las del año anterior a la edición de los premios.

Desde 2006 son elegibles también las series distribuidas en plataformas digitales (Netflix, Amazon, Hulu, Crackled…), siempre que los episodios tengan una duración estándar (a partir de 20 minutos) y que cada temporada tenga seis de ellos como mínimo.

Quién postula las candidaturas

Los productores y cualquier persona a título personal o a través de sus representantes; previo pago de la tasa correspondiente y adjuntando el material requerido. Esto es válido para todas las categorías de nombres propios y programas, con excepción de las categorías de música, cuya inscripción solo pueden hacerla directamente los candidatos.

Drama o comedia

‘Orange is the new black’ empezó compitiendo en los Emmy como comedia, para luego pasar a drama.

Durante varios años vimos a Eddie Falco recibir premios y nominaciones como mejor actriz de comedia por Nurse Jackie, cuando su personaje nos parecía claramente dramático. En principio, es el productor quien decide en qué categoría hacerlo la primera vez que inscribe la serie. Esa decisión determina en qué categoría compiten los actores y será siempre la misma en los años siguientes.

Con los géneros híbridos que se producen en la actualidad, y la escasez de comedias puras, seguimos viendo estas situaciones contradictorias en series como Transparent o Shameless. En 2016 se introdujo un cambio en este sentido pero, en lugar de ampliar miras, mantiene el absurdo: para que una serie pueda ser aceptada como comedia, sus episodios no pueden superar la duración de 30 minutos.

El reglamento indica que se puede solicitar formalmente una excepción a la Academia. Orange is The New Black la presentó y no fue aprobada, por eso compite en la categoría dramática. Sin embargo, sí han sido aprobadas en las pasadas semanas las peticiones de Z: The Beginning Of Everything, con episodios de 30 minutos, para participar en la categoría de drama y la de Una serie de catastróficas desdichas, con episodios de una hora de duración, como comedia.

Serie o miniserie

‘Downton Abbey’ ganó el Emmy a mejor miniserie para luego competir como drama.

Para los premios se define como miniserie aquella producción que tiene dos o más episodios y al menos 150 minutos en total. Debe contar una historia completa y las tramas y los personajes no deben ser recurrentes en temporadas posteriores.

A diferencia de las comedias y los dramas, en este caso sí puede cambiarse la categoría de competición. Si una primera temporada es presentada como miniserie y la producción continúa, sin ser una antología, se cambiará la categoría en la que participa. Así ocurrió con Downton Abbey, que pasó a competir como serie dramática, o los especiales de Luther y Sherlock, que compitieron como película para televisión. Con la renovación de The Night Manager, ganadora del Emmy a mejor miniserie en 2016, dependerá de si se convierte en antología.

Protagonistas, secundarios y actores invitados

Tampoco dejará de sorprendernos descubrir que Modern Family se haya mantenido ocho temporadas sin tener actores protagonistas en su plantel, porque a todos los nominan como secundarios. Otros secundarios (protagonistas) famosos durante los últimos años son varios de los actores de Juego de Tronos.

La decisión suele ser estratégica; son los propios actores con sus agentes y/o los productores quienes deciden cuál es la mejor categoría para postularse, dependiendo de dónde creen que pueden tener más opciones de ganar la estatuilla, y no hay ninguna norma sobre los minutos que aparecen en pantalla o relevancia de su personaje en el reglamento.

Sí hay una aclaración al respecto en lo relacionado a los actores invitados: deben estar acreditados como tales y aparecer en menos del 50 % de los episodios elegibles para la temporada que se valora.

Quiénes votan

Los miembros de la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión de Estados Unidos, más de 22.000 a día de hoy. Para ser miembro hay que pagar una cuota anual y cumplir una serie de requisitos, entre los que están: demostrar que es un profesional en activo y, en algunos casos, ser avalado por dos miembros actuales de la academia.

En las fases de nominaciones y votos finales, todos los miembros pueden votar en las categorías de programas (drama, comedia, miniserie, reality…), exceptuando animación y documentales. Para las demás categorías, los miembros están divididos por especialidades profesionales, y cada uno recibirá sólo las papeleta de programas y la correspondiente a su gremio: los actores votan las categorías de actuación, los guionistas en las categorías de guiones, etc.

Las categorías de música, coreografía y efectos visuales son elegidas por paneles especiales, así que los miembros de estas especialidades sólo pueden votar en las categorías de mejor programa. Los asistentes de dirección, supervisores de guión y técnicos de segunda unidad también reciben solamente la papeleta de mejor programa.

Es necesario hacer un último apunte sobre este apartado: los hyphenates-ballots. Es bastante común que una persona esté acreditada como director y actor o director y guionista, por ejemplo. En estos casos deberán solicitar, de forma personal y anualmente, acreditando los trabajos que lo justifique, que le sean enviadas todas las papeletas en las que se le permite emitir su voto.

Cómo votan

Desde 2015, el voto se realiza digitalmente y el reglamento establece que los nominados no pueden votar por sí mismos. Para que os hagáis una idea de la importancia de la promoción, de que los votantes hayan visto las series, o les suenen los nombres durante la fase de nominaciones, la rama de actores recibió en 2016 un documento de 464 páginas con más de 1,200 nombres, de los que debieron elegir un máximo de seis. Al final de este artículo hablaremos de las cifras que se mueven en publicidad durante la campaña de premios.

Para la elección de los ganadores entre los nominados, los votantes sólo tienen que marcar su elección principal: sólo un ganador por categoría, y gana el que tenga más votos.

Qué votan

Campaña de Hulu en la Emmy Magazine de diciembre de 2016 para esta edición de los premios.

Aunque en los últimos años estamos atentos a cuál es el episodio que presenta cada actor con su candidatura, hay que tener claro que, durante la fase de nominaciones, los miembros de la academia no tienen acceso directo al material para su visionado. Al recibir esos listados eternos, con candidaturas de todas las series que hay en emisión, podemos asumir que nominarán algo en lo que trabajan, que han visto alguna vez, o lo que les pueda sonar.

Las nominaciones son en última instancia una cuestión de popularidad. Tenemos que recordar que el jurado que vota en los Emmy nunca lo hace valorando una temporada completa. Para la votación final se espera que, por lo menos, vean el material inscrito en las candidaturas antes de elegir a los ganadores, a pesar de lo inútil que puede resultar ver episodios aislados de producciones altamente serializadas.

Series y programas

  • Aunque los productores envían una selección de seis episodios (dos en el caso de las miniseries) por temporada, cada miembro sólo deberá ver los dos que ponga aleatoriamente la academia a su disposición. No todos los jurados ven los mismos episodios.

Actores

  • Cada actor presenta con su candidatura un episodio.

Fotografía

  • En esta categoría, por supuesto, tampoco se tiene en cuenta la propuesta visual general de una serie, ni siquiera el trabajo de un episodio entero. El material que se entrega, y se valora, es sólo una escena completa de cuatro minutos, en el caso de las comedias, y seis en el de los dramas.

Dirección

  • Se envía una secuencia sin postproducción y con sonido en directo

Casting

  • Aprovechamos para recordar que esta categoría premia el trabajo de los directores de casting, no el mejor elenco de una producción, aunque estén directamente relacionados. Se envía un vídeo de no más de 30 minutos con clips de un máximo de tres episodios de la temporada.

Guión

  • Cada guionista entrega su guión en pdf. Puede entregar la versión que considere como la mejor, no necesariamente la que se haya llevado a la pantalla, y adjuntar en DVD el episodio en cuestión.

Cambios en el reglamento de 2017

Rodaje de ‘Día a día’. Foto: Netflix

Se divide el premio de mejor fotografía en comedia y drama para las series rodadas con una cámara. También se han añadido dos nuevas categorías, la de mejor supervisión musical, que reconocerá las contribuciones creativas en las canciones elegidas para dialogar con las escenas de una serie (mi nominada es la serie Big Little Lies); y el premio a los directores de casting de los programas de telerrealidad, para reconocer que su trabajo a la hora de elegir los concursantes de una temporada permite estructurarla de forma exitosa.

Cuánto cuesta ganar un Emmy

Screening y lectura de escenas en directo para los miembros de la Academia en el club privado Neuehouse (Indiewire)

Hablábamos de la importancia de que se conozca la serie, sus episodios y el personal artístico y técnico para conseguir optar a los premios. Teniendo en cuenta la cifra de producciones que se estrenan cada año, sumadas a las temporadas que ya están en emisión, las campañas publicitarias de For your Consideration juegan un papel vital en los Premios Emmy. Bloomberg publicó un artículo en 2016 en el que estimaba que el gasto total de las cadenas para promocionar sus series durante la campaña de los Emmy oscilaba entre los 60 y los 80 millones de dólares.

En el mismo artículo se especifica que sólo el envío a la Academia del material completo para inscribir una serie puede rondar los 400,000 dólares. Esta cifra incluye la preparación y envío del material audiovisual exigido para cada categoría (a los 28 grupos profesionales en los que están divididos los miembros de la Academia) y las tasas que se pagan por la inscripción de cada candidatura: desde 225 $ por una persona, a los 825 $ por equipos (por ejemplo, varios guionistas de un episodio) y los 1.000 $ que cuesta inscribir una serie. A esto, hay que sumar 125 $ de recargo por episodio enviado a cada uno de los 28 grupos profesionales. Si queréis leer un poco más sobre este tema, Marina Such publicó hace unos años un artículo que explica todo lo que implica a nivel de inversión hacer campaña durante la temporada de premios.

Saber qué, quién y cómo se vota en los Premios Emmy nos permitirá ser más precisos a la hora de opinar y, sobre todo, superar más fácilmente algunas ausencias en las nominaciones, y las decepciones que puedan llegar al conocer a los ganadores. O no, pero al menos ya sabemos todo lo que hay que tener en cuenta. Que empiece la carrera, la temporada 2016/17 ha sido excepcional.

Subir