Fuera de Series Fuera de Series

‘Cóndor’ refleja la desconfianza y la posverdad de nuestro tiempo

Hablamos con Jason Smilovic, cocreador de la serie, cuya segunda temporada llega hoy a Calle 13

Una imagen de la segunda temporada de ‘Cóndor’. (Fuente: Calle 13)

Esa expresión de tertuliano de Sálvame, esa “esta es mi verdad”, se ha convertido en el lema que rige a los políticos cuando se enfrentan a situaciones que, quizás, les perjudican. El concepto de la posverdad, las fake news y que solo importe la interpretación que se hace de la realidad según lo que sea más beneficioso, aunque contradiga claramente los hechos, se han sustituido a la manera en la que antes solía funcionar el mundo, y uno de los géneros de ficción que más lo han tratado es el de los espías.

Desde la Guerra Fría, cuando esas historias estuvieron más en boga, hasta ahora, los thrillers de espionaje y conspiraciones no han cambiado, en esencia, tanto, aunque sí han ido buscando retratos más matizados y más complejos de los peligros a los que se enfrentan esos agentes de inteligencia, y de los propios espías. Es lo que Cóndor ha estado haciendo en sus dos temporadas en emisión. La segunda se estrena esta noche en Calle 13 con una nueva conspiración que Joe Turner debe desenredar después de sentir que perdió una parte de su alma al evitar el atentado en La Meca al final de la primera.

Por teléfono, uno de los showrunners de la serie, Jason Smilovic, explica que Cóndor está imbuida de esa sensación de que “vivimos en una época en la que cada vez es más difícil saber qué es verdad y qué es real. Dependemos de fuentes en las que mucha gente no confía y, así, hay dos narrativas, o más de dos, que parecen surgir de todos los asuntos”. Esto acarrea, como consecuencia, que la gente busca soluciones fáciles de entender a problemas que son de todo menos sencillos, y así florecen las conspiraciones: “Nos fijamos en thrillers conspiranoicos porque, en el fondo, preferimos creer que el mundo lo controla un grupo de unas pocas personas malvadas antes que asumir que vivimos en el caos”.

(Fuente: Calle 13)

Por eso mismo, en esta serie no hay buenos ni malos. Hasta Reuel, el directivo de la CIA detrás del plan de la primera temporada, y quien recluta de nuevo a Joe para que le ayude a encontrar un topo en la agencia, cree estar haciendo lo correcto. “En Cóndor intentamos deconstruir conspiraciones, en lugar de alimentarlas como esta cosa que tiene un objetivo general que todos comparten. Queríamos ver cómo las motivaciones individuales de algunos personajes mueven los engranajes de la historia y cómo esas motivaciones son mezquinas y muy humanas”, señala Smilovic. En lugar de una única organización con un plan definido, con todos sus miembros moviéndose en la misma dirección, hay muchos individuos con distintas agendas y caminos diferentes.

En la segunda temporada de Cóndor, esa multiplicidad de personajes con objetivos individuales cristaliza en la comunidad de agentes de inteligencia de Washington en la que Joe va a tener que buscar al topo, donde todos se conocen. Todo eso, mientras intenta aún hacer las paces con las decisiones que tomó al final de la primera temporada, un viaje que, en palabras de Smilovic, nunca se termina para él: “Joe siempre está buscando su sitio en el mundo y cómo puede ser de utilidad para el mundo, equilibrando eso con su responsabilidad como individuo”.

El topo, esta vez, ya no está relacionado con el yihadismo, sino que nos lleva a los otros grandes rivales de la inteligencia estadounidense en los últimos años: Rusia. “Vimos lo que pasó con las elecciones de 2016, y la intervención rusa en esas elecciones, que tomó medidas activas para interferir en unas elecciones libres, y queríamos reducir esa historia al tamaño de una comunidad pequeña e íntima y hacer que empezaran a dudar de su propia realidad”, explica el showrunner.

(Fuente: Calle 13)

Cóndor se encuadra en esta tendencia en televisión, presente desde hace algún tiempo, por las historias de espías. ¿Puede ser que el público se fije en ellas porque ayudan a encontrar un sentido a un mundo que, a menudo, parece que ha dejado de tenerlo? Jason Smilovic tiene clara la respuesta: “Creo que el mundo ha fallado a la mayoría de la gente y, cuando estamos en un momento de crisis, ese miedo se extiende a todos los demás, que empiezan a sentir lo que para mucha gente es la normalidad”.

De ahí a encontrar confort en conspiraciones que dan respuestas sencillas hay un paso muy corto.

La segunda temporada de ‘Cóndor’ se estrena esta noche, a las 22:00 h., con doble episodio en Calle 13.

Podcast: Razones para ver… ‘Cóndor’
CJ Navas, Alberto Rey y Juan Galonce os cuentan porqué deberíais ver esta serie de espionaje que estrena Calle 13fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir