Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Little America’, la antología aspiracional de Apple TV+

Una inspiradora colección de historias independientes sobre la experiencia de inmigración en Estados Unidos

Episodio ‘The Cowboy’. (Fuente: Apple TV+)

Esta crítica se ha escrito después de ver la primera temporada de Little America. No contiene spoilers.

Las antologías basadas en experiencias reales con tono aspiracional están de moda. Amazon Prime Video hizo su versión particular con Modern Love y Apple TV+ ha llegado unos meses después con Little America. Ambas han sido renovadas por segundas temporadas que confirman el interés del público por ver propuestas inspiradoras que sirvan de escape del mundo real.

Little America, creada por Kumail Nanjiani, Emily V. Gordon y Lee Eisenberg, es una colección de piezas que fueron publicadas originalmente en Epic Magazine, y para su traslado a la pantalla se han rodeado de guionistas, directores y actores provenientes de los mismos lugares de origen que los protagonistas de las historias en las que se basan. El vínculo es aún más cercano en casos como el del episodio The Grand Prize Expo Winners, pues Tze Chun, el guionista y director, es de hecho el hijo de la mujer que inspiró la historia.

Esa diversidad delante y detrás de cámaras es lo que se esperaba en una serie como esta, pero como no es algo que debamos dar por sentado lo justo es no restarle mérito. Que los actores tengan (en su gran mayoría) rostros poco reconocibles evita distracciones y le aporta mucha autenticidad a los relatos, y que la dirección esté a cargo de voces tan dispares hace que cada episodio tenga identidad propia, porque la única conexión real que hay entre estas ocho historias es la del sueño americano que sueñan juntos aquellos que dejaron su tierra atrás.

Episodio ‘The Grand Prize Expo Winners’. (Fuente: Apple TV+)

Aunque la temática de Little America es en sí misma una declaración de intenciones, y darle voz a historias sobre inmigrantes en el Estados Unidos actual es un acto inherentemente político, la serie ha optado por ser conciliadora. Y lo ha hecho conscientemente, porque el hecho de que las historias estén ambientadas años atrás deja a un lado cualquier posible comentario sobre las problemáticas que han surgido con el gobierno de Donald Trump.

Esta decisión produce una sensación extraña. Por un lado, facilita que el foco se sitúe en las historias personales y no en los conflictos del sistema político actual, pero por otro, ignora contradicciones que cuesta ignorar, por ejemplo, que a día de hoy sería imposible una situación de asilo para el protagonista de The Son. Ni siquiera pudieron rodar el episodio en Estados Unidos, tuvieron que trasladar la producción a Canadá debido al veto migratorio de su presidente. El episodio, por cierto, ha sido censurado en más de diez países.

Episodio ‘The Son’. (Fuente: Apple TV+)

Mundo cruel aparte, Little America cumple su propósito inicial, ha dado voz a aquellos que no suelen ser protagonistas y ha creado una colección de historias evocadoras, inspiradoras, tiernas y emotivas que, aunque tengan algún trasfondo triste, siempre acaban en un punto positivo y con la imagen de los que vivieron esas experiencias en primera persona.

Ver Little America deja buen sabor de boca y todos los episodios tienen algo especial, pero ya sabéis que como en toda antología cada uno de nosotros hará su propia lista de episodios preferidos; para lo que pueda servir, los míos son The Jaguar, The Cowboy, The Grand Prize Expo Winners y The Son.

Crítica: ‘Servant’, la temporada 1 es asfixiante, entretenida y satisfactoria
La serie de Apple TV+ no resuelve todos los interrogantes planteados, pero sí los principales, y nos deja con ganas de…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir