Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Manifest’ nos devuelve a la época de “las nuevas ‘Perdidos’”

La serie arranca de una manera muy convencional su historia de aviones desaparecidos

Los hermanos Michaela y Ben, principales protagonistas de ‘Manifest’. (Fuente: HBO España)

A finales de la década de los 2000, la ficción en abierto en Estados Unidos se obsesionó con encontrar a la nueva Perdidos. Series con amplios repartos y misterios high concept empezaron a proliferar en las networks con la esperanza de poder reproducir el fenómeno de la serie de ABC, sin éxito en la gran mayoría de los casos. Se intentó con alienígenas que aprovechaban un huracán para infiltrarse en un pueblo (Invasión), con un extraño desmayo colectivo de unos segundos en el que los afectados veían su futuro (Flashforward), con más alienígenas que, esta vez, tenían forma humana y vivían ocultos entre la población, esperando un misterioso evento (The Event)… Nada.

Se intentó de todas las maneras posibles hasta que las cadenas decidieron que los misterios serializados no eran para la audiencia de la televisión en abierto. Sin embargo, casi una década más tarde, el guionista Jeff Rake y Robert Zemeckis como productor creen que pueden triunfar donde todos los demás fracasaron y ponen en pie para NBC Manifest, que estrenó ayer HBO España.

La premisa es como si la ya mencionada Perdidos, un episodio de abducciones extraterrestres de Expediente X, Los 4400 y hasta un aroma de Les Revenants hubieran tenido descendencia: los 191 pasajeros del vuelo de Montego Air de Jamaica a Nueva York desaparecen misteriosamente el 7 de abril de 2013. Nada más se sabe del avión (un poco en el estilo del MH 370 que desapareció sin dejar rastro entre Kuala Lumpur y Pekín en 2014) hasta que reaparece en los radares del aeropuerto JFK cinco años más tarde, el 8 de noviembre de 2018. Para los pasajeros, sin embargo, sólo han pasado unas horas. Y unas fuertes turbulencias.

Los protagonistas principales son dos hermanos adultos, Michaela (Melisa Roxburgh) y Ben (Josh Dallas), que empiezan a experimentar ciertos efectos secundarios de su regreso. No sólo tienen que adaptarse a haber perdido cinco años de sus vidas sin que ellos hayan envejecido ni un minuto sino que, además, desarrollan una especie de intuición especial y una conexión inexplicable con el avión.

Hay mucha más historia que presentar en los 42 minutos que dura el piloto y, en ese aspecto, éste lo hace de una manera eficiente. Podría ahorrarse la típica voz en off de “éste es el día en el que todo cambió”, que representa también el lado más convencional de Manifest, y deja varios ganchos para que los espectadores regresen la semana que viene, no sólo sobre el misterio de cómo les afecta a los pasajeros del vuelo 828 su vuelta a casa, sino también sobre algunas cosas que sus familiares han hecho mientras a ellos se les dio por muertos.

El principal inconveniente de la serie es que, realmente, parece que ella misma haya llegado sin adulterar desde 2006. El resto de la ficción televisiva ha evolucionado, y Manifest no ha envejecido ni un día desde la época de “las nuevas Perdidos”. Puede acabar siendo entretenida, y hasta puede dejar algo interesante en el aspecto del drama de personajes, más que en el misterio, pero debe superar ese hándicap de que todo esto ya lo hemos visto antes.

‘Manifest’ está disponible todos los martes en HBO España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir