Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Physical’, mujer frustrada busca redención (mientras la audiencia busca la causa de sus males)

Rose Byrne protagoniza la nueva comedia de Apple TV+ ambientada en los 80 interpretando a una ama de casa que descubre el aerobic

(Fuente: Apple TV+)

Esta crítica se ha escrito después de ver los cuatro primeros episodios de ‘Physical’ y no contiene spoilers.

Tan importante como saber hacia dónde va un personaje es conocer de dónde viene. Qué le mueve, por qué se levanta cada mañana, dónde encuentra la motivación para seguir adelante con la historia que nos están contando. Se trata de darle trasfondo a ese protagonista que tiene que importarnos porque es el motor de la producción a la que vamos a dedicar unas horas. Y si no sabemos de dónde viene, difícilmente vamos a entender por qué tiene tanto empeño en ir a donde va.

Esto que parece tan lógico e importante tal vez no lo es. O no lo ha sido para Annie Weisman, creadora de Physical, que ha escrito una bonita historia de una ama de casa frustrada en la que muchos se pueden reconocer, pero con la que resulta difícil empatizar. Porque detrás de su personalidad hipercrítica consigo misma y con los demás no hay nada. O tal vez para cuando lo haya sea demasiado tarde. Protagonizada por Rose Byrne (Mrs. America, Damages), la comedia que llega a Apple TV+ se ambienta en los años 80 y narra la historia de Sheila Rubin, una mujer con talento que (suponemos) lo dejó todo tras casarse y tener una hija. Y ahora dedica su tiempo a lidiar con su voz interna, esa que se esconde tras su magnífica sonrisa y que tiene un comentario irónico para cada cosa que le pasa y cada persona con la que se cruza.

(Fuente: Apple TV+)

Como muchas mujeres de la época Sheila es una esposa dedicada, capaz de hacer lo que sea por su marido, aunque sea un idiota con muchas ideas pero sin talento y ella oculte su disconformidad tras su rostro afable. Y cuando el vaso de su decepcionante existencia rebosa va a un cajero, tira de sus escasos ahorros y se mete en una cutre habitación de motel. Pero no está sola. Tampoco con otra persona. La compañía de Sheila son tres hamburguesas, y sus correspondientes patatas fritas, que devora con ansia para luego vomitarlas. Y vuelta a casa, con la sonrisa por bandera.

Afortunadamente, Sheila encontrará una forma de redimir sus frustraciones personales, ya sea con su matrimonio o con el resto del mundo, en una de las tendencias más fuertes de la época, el aerobic. Y parece probable, a la vista del arranque del primer episodio, que gracias a la gimnasia que puso de moda Jane Fonda el personaje de Byrne encuentrará, de alguna manera, su lugar en el mundo. Eso es bonito, porque las historias de superación personal lo son.

El problema de Physical es que en ningún momento se nos da una pista sobre el origen de la obsesión de Sheila con su físico, y el de los demás, sobre sus aspiraciones y la realidad que le hizo dejarlas de lado o sobre «qué hace una chica como tú con un tipo como este». Porque ella y su marido, Danny (Rory Scovel), pueden tener un pasado activista rebosante del romanticismo político propio de la época, pero el tiempo pasa y no tenemos ni idea de por qué sigue junto a él. O, simplemente, qué le impide decirle realmente lo que piensa y por qué en la única relación verdadera que tiene en su vida se comporta como con los demás, fingiendo que todo es estupendo.

Es una pena que nadie se haya preocupado por darle cierta profundidad a un personaje prometedor, descarado y elocuente, que desde la más oscura negrura puede hacer que el espectador esboce una sonrisa. Y en vez de eso se le haya acompañado de muchos secundarios que, como su marido, no resultan especialmente agradables. También puede que los sentimientos de la audiencia se despierten, al reconocerse, con el carro de inseguridades con el que carga Sheila. Pero, a diferencia de la protagonista, ellos sí saben quién o qué los ha metido ahí.

‘Physical’ se emite los viernes en Apple TV+.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir