Quantcast
Crítica: 'Schmigadoon!', el musical que se ríe de los clásicos de Broadway - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘Schmigadoon!’, el musical que se ríe de los clásicos de Broadway

La nueva comedia musical de Apple TV+ es la oda paródica que nos prometieron

(Fuente: Apple TV+)

Esta crítica se ha escrito después de ver ‘Schmigadoon’ completa y no contiene spoilers.

Desde hace un tiempo, Apple TV+ anda coqueteando con dos géneros con especial interés. La comedia le ha dado sus mayores éxitos —Ted Lasso, Mythic Quest— y la música está ganando protagonismo en algunas de sus propuestas —Central Park, Physical—. Y la culminación de este empeño podría ser Schmigadoon!, una serie musical basada en el clásico de Broadway, Brigadoon, que Vincente Minnelli llevaría al cine en 1954. Y, tras ver sus seis episodios (dos veces), podemos asegurar que han acertado y que la serie creada por Cinco Paul y Ken Daurio es la parodia musical que nos prometieron.

Producida por Broadway Video, compañía del jefazo de Saturday Night Live, Lorne Michaels, Schmigadoon! es una comedia de esas de chica conoce a chico, se enamoran, viven juntos, pasa el tiempo, todo se enturbia, se pierde la chispa y toca reavivar ese amor o dejarlo morir. Desde ahí es desde donde parte la historia de Josh y Melissa (Keegan-Michael Key y Cecily Strong), dos médicos que durante un viaje mochilero de reconexión amorosa van a acabar por arte de magia en un pueblo musical americano anclado en los años 40. El problema es que no podrán salir de él hasta que no encuentren el amor verdadero, iniciando todo un viaje de descubrimiento personal en el que se trata el tema del amor y su significado. ¿Es algo perfecto y digno de una taza de Mr. Wonderful o reside en las miserias, discusiones y problemas diarios?

Con una población de 167 habitantes, el pueblo Schmigadoon posee todos los clichés que cualquiera puede reconocer en una ficción musical así: el cura, el alcalde, la maestra, el doctor, el rufián, la joven desmelenada, la arpía, el chiquillo que todo lo anuncia, sus buenos secundarios de relleno y un coro/cuerpo de baile que bien te da la bienvenida a ritmo musical o bien te canta y baila una receta de pudding de maíz. La cuestión es que ninguno de ellos es consciente de que canta y baila para expresarse, mientras que la pareja recién llegada sí que se percata de ello, incluso piensa que es una atracción musical donde todos los habitantes son actores. Ficción, realidad, magia, música, todas estas situaciones nos conducen a momentos entretenidos en los que, al mismo tiempo que se produce la parodia, se critica el formato musical.

Cecily Strong y Keegan-Michael Key, protagonistas de Schmigadoon! (Fuente: Apple Tv+)

Si hay algo que destaca en la serie de los guionistas de Gru, mi villano favorito y Los minions son las actuaciones de todo el reparto, en especial el de los secundarios cuyo bagaje musical es más que notable. La facilidad con la que casi cualquier actor americano canta, y además bien, como parte de su formación actoral siempre sorprende. Hasta el más encorsetado de todos ellos, Keegan-Michael Key, reconoció a Jimmy Fallon en su programa que la formación musical del high school ayuda mucho para estos casos. Pero es que lo que hay en este reparto vale muchos quilates musicales: Alan Cumming, Kristin Chenoweth, Aaron Tveit, Ariana DeBose, Jane Krakowski, Dove Cameron, Jaime Camil, Ann Harada, Fred Armisen o Martin Short. Cada vez que Aaron Tveit canta, y lo hace de maravilla, uno cree que va a volver a tomar las calles de París en Los miserables.

«Es como si The Walking Dead también fuese Glee», Josh.

Así, una de las razones que hace que Schmigadoon! suba enteros como una de las comedias más entretenidas para este verano son sus números musicales, para los que Cinco Paul se ha encargado de escribir la música y las letras. Y espero que el doblaje sepa respetar ese toque más sarcástico y jocoso de la serie que reside en estas. La versión de Cecily Strong del número de Sonrisas y lágrimas o el solo de Alan Cumming van a estar muy cerca de posicionarse como los temas del 2021 junto al Agatha All Along de Bruja Escarlata y Visión. Por cierto que Cumming interpreta al Alcalde Menlove y el chiste ya se cuenta solo. Algo tendrá que ver con ello Bowen Yang, uno de los mayores activistas LGTBQ+ del sector, actor y guionista del Saturday Night Live, además de uno de los guionistas de la serie. Yang siempre consigue ensalzar al colectivo en sus trabajos al mismo tiempo que se ríe de sus particularidades.

(Fuente: Apple TV+)

Con todo, si tuviera que señalar un aspecto negativo sería que por momentos resulta difícil quitarle a la serie ese halo de sketch elaborado del SNL; será que tenemos muy enraizada en la memoria la imagen de Cecily Strong en el programa. No obstante, que guarde relación con el mítico formato de humor de NBC no es ni bueno ni malo, es simplemente diferente. Si entras en la serie pensando que vas a ver Hamilton, te equivocas y acabarás desencantado. Aunque si el acercamiento a Schmigadoon! se hace desde la óptica de la comicidad y la parodia del musical, aunque no llegue al nivel de los trabajos de Jim Abrahams y los hermanos Jerry y David Zucker, se va a disfrutar bastante más.

Schmigadoon! se puede ver de una tirada en una tarde de verano puesto que no tiene sentido dejar pasar tiempo entre un episodio y otro. Se trata de un soplo de aire fresco que va tener al espectador con ganas de recuperar esos musicales a los que hace referencia (Sonrisas y lágrimas, West Side Story, The Wicker Man, Music Man, Brigadoon, Oklahoma!) y por qué no, bailar un poco en el salón de casa, que la cosa no está para bailar fuera del hogar.

Schmigadoon! se emite los viernes en Apple TV+.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir