Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘The Americans’ empieza su final con los Jennings entre la espada y la pared

Philip y Elizabeth están en la situación más delicada en la que se han visto nunca

Fuente: FX

Cuando conocimos a Philip y Elizabeth Jennings en la primera temporada de The Americans quedaron claras enseguida dos cosas, aparte de que eran espías del KGB: que su matrimonio falso no lo era tanto y que, aunque Elizabeth estaba entregada a la causa, Philip tenía dudas. Sus hijos estaban empezando a hacerse mayores y él albergaba muchas reticencias sobre lo que podía pasarle a ellos si sus padres eran detenidos por el FBI o si morían durante alguna de sus misiones. La primera temporada acaba con esa posibilidad siendo muy real para Elizabeth.

Philip, al final, acaba convencido por su esposa de que tienen que seguir adelante, pero el riesgo cada vez mayor que están asumiendo, las sospechas de Paige transformadas después en el conocimiento de quiénes son sus padres en realidad, el peso de todas las traiciones personales que han de cometer (y toda la gente a la que matan como último recurso), van mellando poco a poco su seguridad en su labor.

Al final de la quinta temporada, Philip ya no puede soportarlo más y decide apartarse. Personalmente, es su mejor opción. Para su matrimonio, quizás no lo sea tanto. Elizabeth se queda sola realizando trabajos que antes hacían los dos juntos, y el montaje inicial del primer episodio, Mano Muerta, a los sones de Crowded House deja bien claro que lo soporta solamente por su sentido del deber.

Pero incluso su patriotismo tiene un límite. Elizabeth está cansada. Aunque Paige esté siendo adiestrada para convertirse en una ilegal de segunda generación (un ideal soñado por el KGB), es Elizabeth quien carga sobre sus hombros con toda la responsabilidad. Las vigilancias durante horas, el sexo para obtener información de hombres importantes, la asunción de múltiples personalidades diferentes para conseguir acceso a otros hombres aún más importantes… Desde la cuarta temporada hemos visto a los Jennings soportarlo todo cada vez con mayor dificultad. Sin Philip a su lado, no sólo está en crisis el matrimonio; la firmeza y resolución de Elizabeth también parece estar llena de grietas.

Sin embargo, no puede encontrar un momento de descanso porque la sexta temporada arranca en 1987, meses antes de que Ronald Reagan y Mikhail Gorbachov se reúnan para negociar, entre otras cosas, un tratado que reduzca los arsenales de misiles nucleares de Estados Unidos y la URSS. Que ambos presidentes puedan “descongelar” en parte la Guerra Fría tiene, por supuesto, muchos detractores, y en el lado del KGB, esos detractores están dispuestos a dar un golpe de estado y derrocar a Gorbachov antes de que pueda estrechar la mano de Reagan.

‘The Americans’: guía para reengancharse
Cómo puedes retomar la serie, que estrena su quinta temporada en FOX Lifefueradeseries.com

Aquí es donde entran en juego los Jennings. Elizabeth está siendo utilizada por la facción más dura para obtener información que pueda hacer descarrilar la cumbre; Philip es reclutado de nuevo por los aliados de Gorbachov para que lo impida. Ésta es la representación externa del distanciamiento que se ha producido entre ambos, un distanciamiento propiciado tanto por la naturaleza del trabajo de Elizabeth como por la decisión de Philip de retirarse.

Es como si vivieran en dos mundos diferentes, dos mundos entre los que no pueden tenderse puentes. ¿O sí? La historia nos dice que la Cumbre de Washington se celebró. ¿Puede el matrimonio de los Jennings superar también esta crisis? ¿Puede seguir ese verso de Don’t dream it’s over que dice que “vienen a construir un muro entre otros, pero sabes que no van a ganar”?

Paige tiene su primera misión con su madre. (Fuente: FX)

Todo dependerá de si Philip y Elizabeth vuelven a confiar el uno en el otro. Él está a punto de contarle a ella que ha sido contactado de nuevo, pero ella está demasiado cansada y, seguramente, resentida con él como para escucharlo. Porque también se dedica a proteger a Paige de cualquier riesgo, por mínimo que sea, y si hace falta matar a un guardia del Observatorio Naval de la Marina que le pide una cita en el peor momento posible, se le mata y punto.

¿Hasta cuándo aguantará? “Después de todos estos años, está empezando a afectarte”, le dice Philip a Elizabeth. Ambos están en crisis en el peor momento posible, un momento en el que las luchas internas en el KGB pueden ser mucho más peligrosas para ellos que una investigación del FBI. The Americans siempre ha sabido cómo construir tensión y, también, cómo cerrar temporadas de un modo satisfactorio, pero siempre agridulce. Y, de momento, su últimos diez episodios empiezan con la ominosa sombra de una pastilla de veneno escondida en un colgante.

La sexta temporada de ‘The Americans’ se emite en VOSE la madrugada del viernes al sábado, a la 1:50, en FOX Life. Se estrenará en dual el día 15, a las 23:50.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir